MICROCUENTOS SEMIAUTOMATICOS/1

3 abril, 2010

LA PUERTA

Calle oscura. Un camión sin luces se detiene sobre los panzudos adoquines. Pausa. Pausa. Y un hombre salta de la cajuela. Joven, con la cabeza rapada y un largo abrigo. No lleva maletas ni armas. Mira al camión que se aleja. Al fondo, arropado por las sombras, resuena el canto de un ave. Estupor. Estupor. Y el primer paso hacia la puerta. «Sitúese ante ella y espere». «¿A qué?» «Sitúese ante ella y espere». El hombre lo hace. Silencio mineral. Y los lentos taconazos que se acercan. ¿Calle larga? ¿Fingimiento? Una sombra oscurece su sombra. «¿Es usted un hombre prudente?», pregunta la voz a sus espaldas. «No podría asegurarlo», dice él volviéndose. Un hombre de cabeza grande y boca grande. Vestido por completo de blanco. Manos desnudas. Sin nudillos. Parece un bebé gigante. Es un bebé gigante. «Sitúese ante la puerta y espere». «Eso estaba haciendo». «Muy bien». Y el bebé comienza a pronunciar su grave silencio. Un minuto. Dos. Sepulcros dormidos. Tren quieto. Y de nuevo la voz: «¿Es usted un hombre apasionado?» «No podría asegurarlo». «Muy bien». Pausa. Estupor. Y la puerta cerrada, aún. ¿Preguntar? No. Pensará de mí que soy imprudente. ¿Volverme y ofrecer la mano? No quiero revelar mi pasión. «¿Es usted un hombre miedoso?» «Sí». «Muy bien». Y entonces la puerta se abre.

PABLO GONZ

Anuncios

6 comentarios to “MICROCUENTOS SEMIAUTOMATICOS/1”

  1. Raúl Says:

    Un relato intrigante, Pablo. Cuanto menos, intrigante. Sí.

    • pablogonz Says:

      A mí también me intriga, Raúl. Es el primer microcuento semiautomático que escribí y aún no sé de dónde le viene la vida. Me parece algo así como un Frankenstein bebé.
      Un abrazo y gracias por tu lectura y tu comentario,
      PABLO GONZ

  2. Luis Héctor Says:

    Felicitaciones. merecido.

  3. Lily Chavez Says:

    Qué curioso lo que me pasó con el cuento. Me sentí como que me contracturaba la voz del narrador, la pregunta, el interrogantes más que la trama en sí. Y vos dirás es que esa es la trama…oh, entonces, felicitaciones amigo, lo lograste!!

    Lily

    • pablogonz Says:

      La verdad es que no sé muy bien qué pretendía con este cuento; quizás lo único ver por dónde nos conduce el azar narrativo. De ahí le debe venir ese hálito de incertidumbre, incoherencia y demás in… que contiene.
      Un beso, Lily, y gracias por tu lectura,
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: