MICROCUENTOS SEMIAUTOMATICOS/2

4 abril, 2010

EL ÚLTIMO HOMBRE

El último hombre solía sentarse en un pequeño patio donde predominaba la sombra de un limonero y el aroma distinto de las rosas del azafrán. Entre el cielo límpido y la tierra oscura permanecía él, asediado por negros pensamientos. Tenía siete años de edad. Con más de cuarenta, el último hombre se aficionó a consultar el libro sagrado. Se instalaba en el centro del círculo, como había visto hacer a los sacerdotes, y pronunciaba lentamente un nombre. El azar dirigía sus respuestas. Él trataba de encontrar líneas puras. Su túnica jamás refulgía. Un día, el último hombre se sumergió en la alberca de aguas harinosas y apoyó su cabeza en el borde pulido. Sobre sus ojos los arcos oscuros por los que corrían insectos ignorantes. Y entonces: el astro eterno y la recta que lo abandona, aquel símbolo que siempre fue, entre el cielo límpido y la tierra oscura, entre el azar y la memoria condenada.

PABLO GONZ

Anuncios

8 comentarios to “MICROCUENTOS SEMIAUTOMATICOS/2”

  1. Elen. Says:

    Me gusta tú relato, se aprecia el olor de los limones, del azafrán, los movimientos, aunque llega a angustiar.
    Gracias Pablo.
    ELen.

    • pablogonz Says:

      Me alegra que te guste, Elen. Llega a angustiar y eso es un punto a mi favor pues logro poner en función los sentimientos de mis lectores.
      Gracias a ti por leer y recibe un fuerte abrazo de,
      PABLO GONZ


  2. Pablo.
    Un muy buen relato. Tiene un matiz melancolico que es productor de una tristeza cosmica y temporal. El tiempo revolotea constantemente sobre el personaje.
    Felicitaciones.
    jj

    • pablogonz Says:

      Muchas gracias, Juan José. Ya te contesté en fcbk pero te contesto también por aquí. Un comentario muy interesante. Ojalá que sigas viniendo por aquí. Serás siempre bienvenido.
      Un abrazo,
      PABLO GONZ

  3. tralkan Says:

    me parece que este personaje es un primo hermano de zaratustra.. me dejo la sensacion de ese ultimo hombre.
    un abrazo y nos vemos pronto.

    • pablogonz Says:

      Sí, yo también le veo el tono mítico del Zarathustra de Nietzsche o de Herman Hesse o Jhalil Gibrán…
      Muchas gracias por tu comentario, Tralkán. Y ojalá que se concrete.
      Un abrazo,
      PABLO GONZ

  4. Paloma Says:

    Hola Pablo.

    Muchas gracias por comentar en mi blog y darme tu opinión, seguramente mucho más experta y fundamentada que la mía.

    He visto las bases del Vendaval de micros y voy a enviar algunos de los relatos que tengo en el blog. Muchas gracias.

    Paloma.

    • pablogonz Says:

      Estimada Paloma:
      Muchas gracias a ti por tu comentario. Yo no suelo calificar las opiniones por su carácter sino por lo que suponen para quien las emite y para quien las recibe. Para mí fue un gusto dártelas. Tu debes de saber lo que supusieron para ti. Espero que un ánimo para seguir adelante con tu hermosa literatura.
      Un abrazo,
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: