EL TRUENO

25 mayo, 2010

El Trueno era campesino pero sentía el mar como un pirata. Tenía la cara redonda, el pelo hirsuto, la barba cerrada; y en las manos llevaba tatuadas letras antiguas que le protegían de todo. Trabajaba con el hacha igual que yo con la pluma, araba con un solo buey y cuando le tocaba cargar animales muertos, siempre lo hacía burlándose de sus hermanos. Verle comer era asombroso.

Una vez, El Trueno y sus amigos nos sacaron de la zanja donde dormíamos y nos llevaron a lo alto de un monte. La luna asomaba a la izquierda, entre nubes de gasa. Delante respiraba el mar como un animal que se despierta. Y a nuestra derecha, se tendía la costa de hierro. El alba nos sorprendió envueltos en reproches. Un rayo saltó el horizonte y disipó las nubes. Sobre la línea surgieron playas negras y rocas altas. También algunas casas que parían botes como orugas.

Nadie echó de menos al Trueno hasta que alguien le preguntó algo. Nos separamos con miedo pero pronto lo vimos en la playa. Estaba desnudo. Corrió por las olas y se arrojó entre ellas. Sus hombros asomaban del agua como cascos de bronce y su espalda parecía un escudo. Sus pies dejaban una estela de fragante espuma. Imposible avanzar más rápido.

Cuando sacó la cabeza del agua, dejó de nadar. Pero todavía la corriente lo alejó un poco. Trató de volver. No pudo. Cabotó hacia el este, hacia el oeste, se internó en el mar; y entonces, una corriente benigna lo trajo de vuelta a la playa. Estaba gris, como el tronco de un chopo. Sonrió y le di mi manta. Él la dobló a lo largo, se la echó al hombro y fue a vestirse. Iba a paso lento dejando en la arena huellas profundas: no había separación entre los dedos.

PABLO GONZ para La Esfera Cultural

Anuncios

15 comentarios to “EL TRUENO”

  1. pablogonz Says:

    Ayer 5 palabras; hoy 306. Me salió extra large este micro.
    Un abrazo a todos,
    PABLO GONZ

  2. Torcuato Says:

    Me ha gustado el toque positivo final.

    También la frase: “…Estaba gris, como el tronco de un chopo…”

    Un abrazo Pablo

    • pablogonz Says:

      Gracias por la visita, Torcuato, y por tus comentarios. A mí me gusta mucho también esa frase del tronco de un chopo. Y la de la costa de hierro. Me da como frío. Un abrazo, PABLO GONZ


  3. Es precioso

    Un saludo

    • pablogonz Says:

      Muchas gracias, Anónima. Yo lo encuentro un poco largo para publicarlo aquí pero de todos modos decidí abusar de vuestra confianza lectora. Muchas gracias por tomarte el trabajo.
      Un abrazo,
      PABLO GONZ

  4. Jesus Says:

    Tiene ese sabor a los relatos de Lovecraft, me recordó a los “Profundos” el tono grisáceo de su piel, los pies palmípedos, pero con un punto a favor para ti: el estilo, mucho más sencillo en tu caso, con las imágenes justas, bien escritas, bien encontradas, coincido en las que habéis citado y me quedo con el mar que respira como un animal que despierta.
    Ya me apunto a más de estos si salen tan bien.

    Un abrazo Pablo.

  5. pablogonz Says:

    Muchas gracias, Jesús, por tu amable exageración al comparar mi trabajo con el de Lovecraft. Tengo algunos otros parecidos pero los iré dosificando porque, como le decía a Anónima, están un poco en el límite de lo que un lector de pantalla es capaz de aguantar. Un abrazo e iré a verte en la consulta del Doktor Frankestein.
    PABLO GONZ

  6. Horacio Says:

    Muy buen texto, me gustó eso de “trabajaba el hacha igual que yo con la pluma”, y el final, perfecto.

    Primera vez que te descubro.

    Saludos desde Argentina

  7. Maite Says:

    Este relato tiene una narrativa exquisita. Mi enhorabuena por este extra large, como tú lo llmas. Un abrazo.


  8. La mar te acerca y aleja en una constante calma que has logrado relatar en tu micro. Siempre los hacemos cortos, pero que hermosos salen cuando te recreas un poco en ellos.

    Blogsaludos

  9. pablogonz Says:

    Muchas gracias por tu visita, Adivín, y por tu comentario. Te mando de vuelta un blogsaludo. PABLO GONZ.

  10. Jesús Says:

    Sí, Pablo, XL. A la próxima XXL. Ya ves, unas veces se nos quedan cortos y otras largos; aunque no exactamente es así. Me gustó la atmósfera, cómo describes, y esas huellas…

    Un abrazo,

  11. pablogonz Says:

    Gracias por tu visita, Jesús, por tus comentarios y por tus mails de apoyo al vendaval de micros.
    Un fuerte abrazo,
    PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: