LENGUA DE TORTUGA/3

31 mayo, 2010

CAMBIAR EL MUNDO

Un joven idealista llamado Aiñil se sentó en un peñón que hay en la playa de Los Enamorados y estuvo allí tres días enteros, sin comer y sin beber, hasta que comprendió o inventó o recordó que era impotente para cambiar todo el mundo pero perfectamente capaz de cambiar parte de él. «Según la filosofía –se dijo– al cambiar una parte, el todo cambia; y, según la práctica, las cosas se hacen poco a poco». Y saltó del peñón. Y el mundo cambió al recibir su hermosa huella.

PABLO GONZ

 

Y la versión en gallego, debida a Loli Carril de Curtis (Coruña):

CAMBIAR O MUNDO

Un mozo idealista chamado Aiñil sentou nun penedo que hai na praia dos Namorados e estivo alí tres días enteiros, sen comer e sen beber, ata que comprendeu ou inventou ou lembrou que era impotente para cambiar todo o mundo pero perfectamente capaz de cambiar parte del. «Segundo a filosofía –díxose– ao cambiar unha parte, o todo cambia; e, segundo a práctica, as cousas fanse aos poucos». E saltou do penedo. E o mundo cambiou ao recibir a súa fermosa pegada.

 

Y en catalán, por Anna Pou de Llavorsí (Lleida):

CANVIAR EL MÓN

Un jove idealista anomenar Aiñil s’assegué sobre una penyal que hi ha a la platja dels Enamorats i s’estigué allí tres dies sencers, sense menjar ni beure, fins que va comprendre o inventar o recordar que era impotent per canviar tot el món però perfectament capaç per canviar una part d’aquest. “Segons la filosofia –es va dir– al canviar una part, el tot canvia; i, segons la pràctica, les coses es fan poc a poc”. Va saltar del penyal. I el món canvià al rebre la seva bonica petjada.

Anuncios

66 comentarios to “LENGUA DE TORTUGA/3”

  1. pablogonz Says:

    Desde el aeropuerto de Santiago de Chile, tras un largo viaje. Fin de la aventura europea por el momento. Buen día a todos.
    Un fuerte abrazo,
    PABLO GONZ


  2. Si uno cambia el todo cambia, pero merece la pena ante la inmensidad del desierto, que un sólo grano sea diferente? ¿lo cambia de veras? ¿para quién?.

    Bonito micro Pablo.
    Un saludo

    • pablogonz Says:

      Estimada Anónima:
      Yo creo que sí merece la pena, independientemente de la repercusión. Uno en conexión con el mundo, amigado con él, respirando con él, sueña y lo dice, realiza sus pequeños imposibles.
      Un abrazo,
      PABLO GONZ


  3. Ay, yo soy algo más pesimista en la interpretación del salto. no creo que dejase una huella suficiente ni siquiera para cambiar una parte. Seguro que no lo pillé bien. Un beso Pablo.
    .

    • pablogonz Says:

      Cambió la forma de la arena, Isabel. Y Aiñil se dio cuenta de su poder. Solemos entender el poder como algo muy grande pero también hay poderes pequeños. La impotencia es la ausencia de poder o el olvido de su posesión.
      Un beso y gracias por tu comentario,
      PABLO GONZ
      PD.: El otro día traté de dejarte un comentario en tu blog pero no me deja. ¿En qué puedo estar equivocándome?

  4. MARÍA CARRERA Says:

    precioso
    ¿puedo hacer un flash con el?

  5. Concha Huerta Says:

    Que bonito pensamiento y que cierto. Cambiar el mundo con nuestras pisadas. Me encanta.
    Un saludo

  6. Pame Says:

    Sí claro! nuestro universo es fractal y se puede analogar a un holograma las partes y el todo es lo mismo, por lo tanto aunque sea sólo un granito lo k cambia repercute inevitablemente en el mundo y el universo entero… es tiempo, es tiempo de proyectar la mejor de las vibras positivas a la madre al planeta entero k lo necesita… para evolucionar con el universo =)
    nada de pesimismos! sólo fuerza positiva… nada se pierde, es más se puede ganar muchisimo.. =) paz, amor, y armonia es lo k necesita el ser humano para derrocar el sistema y toda su injusticia…
    saludos Pablo y bendiciones del universo para ti

    • pablogonz Says:

      Fuerza con paciencia y acción con cuidado. Aunque nuestros objetivos no se cumplan, nuestra vida será paciente y cariñosa. Con ellas haremos la Vida un poco más paciente y cariñosa. ¿Posibilidades de ser aplastado por el sistema? Muchas. ¿Morir entristecidos? La última concesión.
      Gracias por tu comentario, Pame.
      Un abrazo,
      PABLO GONZ

  7. Víctor Says:

    Yo también soy pesimista y dudo de que la huella que deja al caer sea hermosa. La sangre (tras estrellarse contra el suelo) muchas veces empeora y afea las cosas.

    Saludos Pablo.

    • pablogonz Says:

      Es una postura perfectamente legítima, Víctor. El pesimismo y el optimismo no dejan de ser ismos, corrientes. El resultado final es la resolución de las fuerzas actuantes. ¿La quietud? ¿O la leve cadencia de la Historia?
      Un abrazo,
      PABLO GONZ

  8. Cordelia Says:

    ¡Cuánta reminiscencia en un solo personaje!Se me viene a la cabeza, entre otras, el tercer ojo hindú.

    • pablogonz Says:

      Lo siento, Cordelia, pero lo desconozco todo del tercer ojo. ¿Podrías explicarme un poco?
      Un beso,
      PABLO GONZ

      • Cordelia Says:

        Yo tampoco es que sepa mucho. Por lo que tengo entendido, el tercer ojo es el sexto chakra, el relacionado con la clarividencia e inspiración representado con el color añil (curiosamente tu personaje se llama Aiñil, jeje).

        Este chakra, se relaciona también con la comprensión de arquetipos universales pertenecientes al subconsciente colectivo de la humanidad (tiene que ver con una capacidad memorística que les lleva a recordar antiguas reencarnaciones y episodios de la historia, y el narrador de tu historia dice que el personaje quizá “recordó que era impotente para…”)

        Bueno, es una tontería, pero al leerlo es lo primero en lo que he pensado.

  9. Miguel Says:

    Naide le puede negar lo acertado de sus pensamientos. Otra cosa es ya si consiguió el objetivo hasta el punto que él esperaba.

    Saludos

    • pablogonz Says:

      Claro, cuando uno vive conectado con el mundo, vive conectado con la Historia, inmerso en la corriente de los siglos. Para él seguramente no consiguió nada pero abrió el camino para otros. Aiñil es todos los hombres: trabaja para su bienestar. Por ahí leí que cuando uno siempre un nogal sabe que jamás podré comer una de sus nueces porque morirá antes de que el árbol las produzca. Sin embargo, lo siembra para que siga habiendo nogales.
      Un abrazo, Miguel, y bienvenido a este espacio. Tus visitas y tus comentarios siempre serán agradecidos,
      PABLO GONZ

  10. Tinta Roja Says:

    Cuanta magnificencia se puede encontrar en una huella, que precede a otras tantas, que se animan a seguirle.
    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      ¡Cuántas veces no hemos seguido el ejemplo de otros! Creamos nuestros rumbos muchas veces eligiendo entre las opciones que otro delinearon. Hacer, mostrar, alianzas, rechazos… La vida misma.
      Un fuerte abrazo, TR.
      PABLO GONZ


  11. Bonito texto y bonita foto. A menudo no nos damos cuenta de cuánto cambia el mundo con nuestras huellas… aunque sean huellas efimeras y en la arena, como esa…
    Besos!

    • pablogonz Says:

      En la feria libre de Valdivia, hace algunos años, mi mujer y yo éramos lós únicos que rechazábamos las bolsas de plástico. Hoy es mucho más común. ¿Nuestro papel en el proceso? Quizás insignificante porque hay corrientes muy grandes que también lo alimentan. Insignificante pero no nulo. Estamos en ello.
      Un beso, Virginia, y gracias por estar ahí.
      PABLO GONZ


  12. La huella dura poco en la arena de una playa, sin embargo la tuya es eterna.

    Blogsaludos

    • pablogonz Says:

      No creo que haya nada eterno, Adivín. Y yo tampoco pretendo eso. Pero agradezco el fondo de tus palabras porque sé que contiene mucho cariño.
      Un blogabrazo,
      PABLO GONZ

  13. Torcuato Says:

    Todo influye por supuesto. Lo que pasa es que en este caso el cambio sería para peor. ¿O es que sobraba Aiñil en esa realidad?

    Me pregunto, Pablo, si el nombre tiene alguna significación que no he captado.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Aiñil es un nombre indígena cuyo significado desconozco. Lo empleé porque me gusta como suena. Según mi opinión, los hombres no sobramos en la naturaleza porque somos naturaleza. Para mí el Empire State y una lágrima de perro son dos objetos exactamente igual de naturales. Tema para un gran debate, supongo.
      Un abrazo y te sigo en “Todo nuevo bajo la luna”.
      PABLO GONZ

  14. Maite Says:

    Buena reflexión Pablo, creo que es importante dejar huella de una manera u otra y no rendirnos jamás, por muy dificil que se nos aparezca el presente o el incierto futuro.

    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Lo importante es vivir bien, creo yo. De esa acción resultarán las huellas necesarias. ¿Por qué los caminos siempre discurren por los mejores lugares? Porque los trazaron hombres que sabían caminar.
      Un beso,
      PABLO GONZ


  15. Me gusta, Pablo, pero no sé porqué el salto me lo esperaba distinto. ¿Quizá no estaba pensando Aiñil precisamente en la inutilidad de su gesto y el salto desde el peñón lo dio cayendo de cabeza? El mundo también habría cambiado con esa huella. Mmmm, quizá estoy pesimista hoy, no me hagas mucho caso…

    • pablogonz Says:

      A mí me parece estupendo que un cuento tan simple como éste dé lugar a tantas interpretaciones y representaciones. Demuestra que la literatura es un hecho interactivo que no se produce hasta que no es leída.
      Gracias por tu comentario y por tu visita.
      Un fuerte abrazo para ti y otro para mi querido León,
      PABLO GONZ

  16. Jesus Says:

    Bueno, yo la huella la veo más como un símbolo, como una capacidad de dejar huella que ha adquirido. Pero lo que está claro es que el primer paso para cambiar algo, hasta el mundo, es creer que se puede.

    Un abrazo Pablo

    • pablogonz Says:

      Creo que es de Lao-Tsé: “Un viaje de mil kilómetros siempre empieza por un paso”. ¿Cómo se logra dar el primer paso? Un gran tema sobre el que no sé absolutamente nada.
      Un fuerte abrazo, Jesús.
      PABLO GONZ

  17. Margarita Sawa Says:

    Es interesante… El hecho de que la playa se llamara de los Enamorados me hizo pensar en un salto/suicidio. Luego, la foto me llevó a pensamientos más positivos y entonces creí que el nombre lo habías modificado de la palabra añil precisamente para reforzar la idea de alguien que deja huella “tiñendo” las cosas a su paso…
    Hermosas interpretaciones que nos provocas…

    • pablogonz Says:

      Y a mí me parecen hermosos, por sus alucinantes ramificaciones, los recovecos de tu alma creativa. ¡Qué forma tan brillante de leer, por Dios! Digna descendiente del genial Alejandro Sawa.
      Un enorme beso, prima. Y desde aquí, frente a todos, mi agradecimiento por tantas ayudas.
      P

  18. eva Says:

    ¡recoña, qué bonito, con el absurdo día que llevo, menos mal que siempre nos quedan estas cosas!


  19. Si es que leí correctamente,éste joven optó por el suicidio meramente basado en una postura filosófica,y sin considerar que ignoramos si morir por propia decisión resulta un error de trágicas e irreversibles consecuencias.
    En lo personal,ante el mismo pensamiento,hubiéseme puesto a alimentar las aves,o alejarme de ahí por riesgo de caer.
    Pero cada cabeza es un mundo,y éste joven no me demostró ser un tipo equilibrado.
    ¿Cuantos han dejado huellas,y todo sigue sin arreglarse?

    • pablogonz Says:

      Muchas gracias, Carlos, por su lectura y por la audaz interpretación de la misma. Sus comentarios siempre enriquecen nuestras conversaciones escritas.
      Un cordial saludo,
      PABLO GONZ

  20. Baizabal Says:

    No sé si quepa hablar de optimismo o pesimismo, pero es excelente la metáfora de dar el primer paso.

    Un abrazo Pablo

  21. tralkan Says:

    al parecer aiñil tenia dudas difíciles de resolver que lo llevaron a alguno de esos hermosos miradores, ahí encontró respuestas aun mas difíciles de entender, auspiciado por la tranquila inmensidad de ese lugar (yo también estuve en sus zapatos).
    no sabia que el mundo no nos necesita para cambiar. que a veces, y solo a veces, el muy coqueto se muestra en pequeños rincones inaccesibles o se oculta en profundidades todavía no vistas. solo nos ofrece sumarnos o restarnos a su corriente tremenda.
    aiñil decidió zambullirse y experimentar el cambio mas grande. tal vez muy pronto, quien sabe?
    pero lo respetare por su coraje y admirare su hermosa huella, aunque solo sea un momento.

    • pablogonz Says:

      Hay comentarios que parecen posts más que comentarios. Este es uno de ellos. Gracias por tus hermosas y esclarecedoras palabras, Tralkán, y gracias por tu visita.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  22. marta r Says:

    ¡Qué maravilloso para empezar el día!

  23. manuespada Says:

    Este relato me ha recordado a los de Jalil Jibrán, muy visual y cargado de significado.

    • pablogonz Says:

      Sí, en su día leí a Jalil y me entusiasmó su estilo limpio, casi magro. Creo que inconscientemente recurro a él cuando me propongo escribir algo muy desnudo.
      Un abrazo, Manu.
      PABLO GONZ

  24. Ana Says:

    Lo que me gusta no es la huella en sí (y en la playa de los enamorados, nada menos) sino que haya adquirido plena consciencia de que va a cambiar algo y que los únicos cambios que podemos hacer son los que hacemos con nosotros mismos.
    Precioso el micro y el mensaje
    Gracias otra vez!
    Ana

    • pablogonz Says:

      “…que los únicos cambios que podemos hacer son los que hacemos con nosotros mismos”.
      Creo que estas palabras contienen una gran verdad, Ana. Gracias por compartirlas.
      Un beso,
      PABLO GONZ

  25. Jesús Says:

    Muy importante esa primera huella, y las sucesivas (tanto suyas como no suyas).
    Bella historia.

    Saludo,

    • pablogonz Says:

      Muchas gracias, Jesús. Supone para cualquier artista un gran placer escibir algo que a alguien le parezca bello. La creación de la belleza, uno de los cuatro pilares de la felicidad.
      Un saludo,
      PABLO GONZ

  26. Jugador Says:

    Muy bueno, sobre todo lo de “joven idealista”, parece que van de la mano. Ahora, ¿en qué momento se separan? ¿Cuándo el joven deja de ser idealista o el idealista se olvida de ello por adentrarse en lo viejo? No es pesimismo, creo, sino realidad. Aún así, siempre quedan pequeñas partes en el todo, nuestros pequeños mundos.

    • pablogonz Says:

      Nuestros pequeños mundos, que forman parte de otros mayores y mayores hasta conformar el mundo en sí.
      Muchas gracias por tus comentarios y por haberte suscrito. Ojalá que te agrade leer los textos que voy subiendo a diario.
      Un cordial saludo,
      PABLO GONZ


  27. En esa duda ando yo todos los días, casi siempre salto y casi nunca me arrepiento. Gracias por tu texto.

    • pablogonz Says:

      Gracias a ti por leer, por permitir que este texto se desenrollara para viajar de nuevo hacia unos ojos. Yo también salto, cada día, y aunque me arrepiento muchas veces sigo haciéndolo. Es cuestión de principios.
      Un cordial saludo y gracias por tu visita y tu comentario.
      PABLO GONZ

  28. laDaf Says:

    Que belleza.
    la playa de los enamorados parece el escenario perfecto para dejar de contener la respiracion y echarse a caminar.

    (hago camino al andar)

    Cada huella precede al siguiente paso. Y aunque su estampa se vuelve efimera cuando mar en movimiento perpetuo la vuelve a tragar, no desaparece del todo, porque el paso que dejo esa huella en transito fue necesario para encontrarme despues en la playa contigua: la playa grande de niebla.

    gracias Pablo!
    buen dia de tormenta!

    • pablogonz Says:

      Gracias a ti, hermosura, por la visita y por el comentario. Disfruta de la naturaleza que te rodea, de sus abrazos violentos y de sus cálidas caricias.
      Un beso,
      P

  29. aroint Says:

    Como siempre, juzgamos la vida etiquetándola de buena o mala, viéndola con optimismo o pesimismo, pero siempre valorándola como si nuestra percción de ella viniera del exterior, cuando en realidad ya lo dice esa frase: “El color de la vida es segun el crital con que la mires”

    El protagonista de tu historia, la vio desde su cristal, y luego tiñó de su color las rocas…

    Un buen relato.

    Cuídate, un saludo

  30. Elena Says:

    Hola Pablo, acabo por casualidad de descubrir tu blog, leí esto de casualida y me ha encantado! yo soy de las pesimistas, pero pienso que pese a esa especie de convencimiento interno es necesario recordar estas frases para seguir adelante, peleando, tratando de dejar muchas pequeñas pisadas y que alguna valga para algo. Te seguiré leyendo. Un beso.

    • pablogonz Says:

      Pues yo no soy ni pesimista ni optimista. Yo amo la vida y quiero seguir viviendo muchos años.
      Un beso también para ti, Elena, y ya sabes que esta es tu casa. Gracias por venir,
      PABLO GONZ

  31. pablogonz Says:

    Este microrrelato migró a la Biblioteca Sarmiento del IES de Curtis (Coruña) donde espera su traducción al gallego. Primera traducción del autor a otro idioma. Un cariño saludo a Loli, Begoña y María.
    PABLO GONZ

  32. lex Says:

    bello escrito, Pablo
    Mas sí me permites, más allá del sentido estético, me gustaría analizar el planteamiento.

    A diferencia de Aiñil, pienso, que es posible cambiar todo el mundo, solo hace falta el delimitar el aspecto a transformar, y proponer algo que supere todo lo conocido al respecto.

    El aporte debería también estar en concordancia, de manera sistemática con las demás cosas. Muchos problemas derivan de una intervención parcial en el mundo, sin mayor reparo del entorno, tanto físico y metafísico como espacial y temporal.

    Y los cambios trascendentales, que son los que necesitamos, deben hacerse primero en las normas que rigen las conciencias y luego en las normas que rigen las sociedades.

    • pablogonz Says:

      Muchas gracias por tu comentario, Alex. Demuestra estar basado en mucha reflexión y de seguro provocará a su vez mucha reflexión. Me alegro de que mi texto haya servido de excusa para esta noble tarea humana.
      Un cordial saludo,
      PABLO GONZ

  33. Loli Says:

    Cambias el código y cambían las conexiones que hace el cerebro. El mismo fondo, la misma estructura pero tres lecturas diferentes.
    Bikos desde A Coruña. Pablo.

    • pablogonz Says:

      Así es, Loli, la exquisita variedad del ser humano que se refleja de un modo tan bello en la variedad de los idiomas y de las formas de pensar que subyacen a cada uno de ellos. Muchas gracias por tu visita y por tu comentario. De nuevo, muchas gracias por tu hermosa traducción.
      Un beso,
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: