LA SALIVA DEL TIGRE/8

25 junio, 2010


NANO

Mecido por altas olas, un elegante náufrago arriba a una playa y se acomoda en un sillón a ver la tele. Pasa una hora. Pasan dos. Y por fin descubre que miles de cordeles lo inmovilizan en su asiento. Aterrorizado, desvía sus ojos de la pantalla y ve a unos hombrecillos que se ríen de él con voz de cristal.

–¿Quiénes sois? –les pregunta– ¿Hombres diminutos o imaginaciones mías?

–No –responden ellos–, somos noticias.

PABLO GONZ

Anuncios

35 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/8”

  1. pablogonz Says:

    De los peligros de la sobreinformación.
    Un abrazo a todos,
    PABLO GONZ

  2. Su Says:

    Mientras no se hagan más grandes y acaben aplastándole…
    Abrazos


  3. Hombrecillos tiranos. No sólo tienen secuestrado al pobre náufrago perdido, tienen secuestrados a todos los demás hombrecillos quizá más pobres, quizá más feos, quizá menos importantes…

    Y el náufrago que se prepare, todavía saldrá del agua el pez gordo que escoge a los hombrecillos para arrancarle la cabeza de un mordisco. ¡Ñaca!

    Perdona, Pablo, a mí es que los viernes se me va la cabeza.

    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Gracias por tu comentario, Alberto. Yo no sé si se me va la cabeza o qué; pero hoy, con toda la movida del partido, ando como a medio gas. A ver cómo me levanto mañana.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  4. Es recomendable para dicho elefante,que no desperdicie su tiempo viendo las noticias;pues éstas,por ser tan promovidas mundialmente por todos los sistemas,contienen,no únicamente una influencia avieza en las mentes del público,(el clásico:”Mira que bien estámos aquí sin el Tsunami,o el terremoto,o que nos estén disparando),sino también producen depresiones de proporción elefantiásica.(¿O elefantina?)

    • pablogonz Says:

      Excelente tu fusión del post de ayer con el de hoy. Evidentemente es mucho más literario un elefante que llega nadando a un playa y se sienta a ver la tele. Lo anoto para mi próxima novela. Por otro lado, yo, cuando veía la tele, sentía muy vivamente ese mensaje soterrado del que hablas: “quedáos tranquilitos en el sillón mientras el mundo hace agua por todas partes”. Eso he tratado de reflejar con este remake de la historia de Gulliver.
      Un fuerte abrazo, Carlos, y gracias por estar ahí.
      PABLO GONZ

  5. Ana Says:

    Lo del elefante es común, en mi lectura también visualicé un elefante en la playa.
    Deberías poner orden entre tus post, y decirnos a los comentaristas que no los desordenemos!

    • pablogonz Says:

      Jajaja. No renunciaría de ningún modo a estas mutaciones de la cadena porque sin ellas no existiría la evolución de las especies.
      Un beso, Ana, y gracias por tu visita.
      PABLO GONZ


  6. Espero que sean buenas noticias, aunque bastante pillas.

    Blogsaludos

    • pablogonz Says:

      A mí también me gustaría que fueran buenas pero la mayor de la parte son aterrorizantes. Yo recuerdo haber visto las noticias de la tele y no eran tan terribles. En la actualidad, como no veo la tele nunca, las raras veces que me veo obligado a presenciar un telediario, me quedo a cuadros. ¿Cómo puede exponerse la gente a semejante tortura y pensar que a través de ello se informan?
      Dejo la respuesta a tu consideración.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  7. Torcuato Says:

    Debió seguir nadando. Las falsas salvaciones son tentadoras.
    Un abrazo


  8. Pablo, me parece que las noticias eran comandadas por comerciales, que terminan por ser igual de terribles.

    Saludos

    • pablogonz Says:

      O sea, que las noticias, las películas, los documentales, etc… son esas cosas que rellenan los espacios entre las tandas de comerciales. Y encima hay veces que lo mejor de la tele son los anuncios. Demasiado para mí.
      Un saludo,
      PABLO GONZ

  9. Baizabal Says:

    Te ha quedado genial, muy muy bueno, ya también te lo comenté en El microrrelatista

    • pablogonz Says:

      Me alegro mucho de que te haya gustado, Baizabal. Me voy al Microrrelatista para leer tu comentario.
      Un fuerte abrazo y gracias por tu visita,
      PABLO GONZ

  10. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    Muy bueno Pablo. No sé de que lugar son ustedes. Acá en Argentina estamos plagados de noticias de cholulaje ( farándula).A veces te da ganas de darle un martillazo a la tele. Un saludo grande Neli ♣

    • pablogonz Says:

      Yo soy español pero vivo en Chile desde hace más de diez años. De la tele no te puedo hablar porque hace más de quince que no la veo. No creo que venga nada bueno de ella. Y para entretenerse están las canciones, los libros, las conversaciones, los paseos… todo eso que dejamos de hacer para mirar la caja tonta.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  11. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    ¿De qué pais son? Neli ♣

  12. Maite Says:

    Muy buen reflejo Pablo, tanto el de mirar la tele desde nuestra isla mientras todo lo demás se hunde, como lo de estar “tiranizados” por las noticias que nos presentan, sean o no del todo veraces, objetivas…

    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Te cuento Maite algo que estoy experimentando en este preciso momento. En la cafetería de una gasolinera escribiendo debajo de una tele que transmite a todo volumen los goles que a Chile le bastaron para clasificarse en el mundial. Locutor afónico, voz de apocalipsis, fondo de música wagneriana… La exaltación ubérrima del sentimiento nacionalista. Y mientras tanto se aprueban en el congreso leyes difíciles de aceptar. ¿El gran hermano?
      Un abrazo,
      PABLO GONZ

      • Maite Says:

        Si no es el big brother es algo muy parecido. Me ha encantado la descripción de la situación que estabas viviendo en ese instante.

        Mil veces he tenido la sensación de ser protagonista involuntaria de una miniserie para algunos hombrecillos extraños, que se desternillan de risa con las situaciones que un guionista malvado me pone a diario. Porque debo decir, que me cuesta creer muchas de las cosas que ocurren en este loco mundo.

        Un abrazo

  13. Jesús Says:

    Sí que creo que haya noticias que puedan llegar a ser pesadillas. Me recordó a Gulliver y los liliputienses.

    Un abrazo,

    • pablogonz Says:

      La concentración de las noticias contribuye a insensibilizarnos. Como parece imposible ocultarnos nada, lo importante se nos dice miles de veces envuelto en noticias de mucha menor trascendencia. ¿El fin? Aterrorizar, paralizar, dominar.
      Un abrazo,
      PABLO GONZ

  14. nélida Says:

    Esperemos que al menos no se lo coman…


  15. Es el ojo del Gran Hermano…
    Saludos Pablo!

  16. Nani Says:

    La verdad es que puede pasar y de hecho pasa. Ligaduras invisibles despedidas de la pantalla.
    Mira, este peligro no lo tengo porque no veo la tele, pero igual se le ocurren aparecer por esta pantalla en la que estoy escribiendo este comentario. ¡Cualquiera sabe y viniendo de tu mente…!!!

    Besicos muchos.

    • pablogonz Says:

      La gracia que tiene internet sobre la televisión es que el prestigio no juega. No se presupone una autoridad de un blogger sobre otro. Yo puedo decir cualquier cosa y tú puedes desmentirla instantaneamente. Interactuamos en un canal bidireccional, de base igualitaria. Y por tanto las noticias, los contenidos que se transmiten, perviven o no por motivos diferentes a la fuerza moral de quienes se arrogan la posesión de la verdad.
      Besos también para ti,
      PABLO GONZ

  17. Propílogo Says:

    Terribles hombrecillos, Pablo.
    Mi hijo, una vez más dejando al universo las cosas claras, clasifica lo que hay dentro de la tele en “dibujos” y “noticias”.
    Hay que tener cuidado con los hombrecillos-noticias, porque a veces se te meten por la oreja y no saben salir del laberinto y se quedan a vivir, y se vuelve uno completamente idiota y hay que amputar. La otra opción es inclinar a un lado la cabeza y saltar a la pata coja. Seguro que lo habéis visto alguna vez.
    Antes, en las noticias, te avisaban: “las imágenes que vienen a continuación pueden herir su sensibilidad…” ahora sale una mano de la tele y levanta tu cabeza dándote golpes en el mentón y te dice: “vaya montón de sangre, ¿eh?”.
    Mis más sinceros abrazos a Antena3.

    • pablogonz Says:

      ¡Cómo van cambiando las cosas, eh! Y como la vida se acelera, uno alcanza a recordar cómo eran antes. Hubo un tiempo, y doy fe de ello, en que ver un Telediario no era desagradable. Bastaría darse una vuelta por los archivos de televisión.
      Un fuerte abrazo, Propílogo, y gracias por tu comentario.
      PABLO GONZ

  18. aroint Says:

    Un relato muy agudo, te felicito.

    Dejando de lado la calidad de gran parte de la información que consumimos, es curioso como tal cantidad nos convierte en naúfragos a la vez que deseamos recibir aún más, creyendo así que encontraremos le camino para dejar de flotar a la deriva.

    Saliendo de la parte existencial de mi comentario, opino que gran parte de la información está manipulada por puro marketing. Hay muchas maneras de decir una misma cosa, y siempre se dan las noticias de forma que despierten la morbosidad y el alarmismo en la población.

    Vivimos en la era de la manipulación, más que nunca.

    Saludos y cuídate Pablo.

    • pablogonz Says:

      Suscribo todo lo que dices, Aroint. Y me quedo para rumiar una reflexión que yo no había hecho: “es curioso como tal cantidad nos convierte en naúfragos a la vez que deseamos recibir aún más”. Estos ciclos viciosos me interesan especialmente. Gracias por tu aporte.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: