EL TIPICO TONTO DEL HACHA/15

7 julio, 2010

En esa torre de marfil vive un escritor. Fue encerrado en ella por sus lectores.

PG

Anuncios

34 comentarios to “EL TIPICO TONTO DEL HACHA/15”

  1. pablogonz Says:

    Aunque seguramente son más abundantes los casos de escritores que se encierran ellos solos.
    Un fuerte abrazo a todos desde esta ciudad subacuática,
    PABLO GONZ

  2. Baizabal Says:

    Qué tal si en vez de sus lectores fueran sus editores jeje.

    Saludos

  3. Ana Says:

    Yo me encerré sola en una torre de cristal, menos mal que se puede romper… y hacer añicos en cualquier momento.
    Abrazos!

  4. wecandoit22 Says:

    Ay,ay ay, no sabes mucho de torres de cristal, Pablo, son muy distintas de las de marfil, sirven para autoencerrerse, lo del mundanal ruído ya sabes. O quizás Says imitando a algun personaje de cuento famoso con final feliz se metió en una urna de cristal y se hizo la dormida… por si acaso.

    Muy buena mini, Pablo. Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Confieso que hasta hoy no había oído hablar de las torres de cristal. Me alegro de aprender tanto y no porque con ello logre reducir lo que ignoro sino porque lo amplío.
      Un abrazo, Wecandoit.
      PABLO GONZ

  5. Jesús Says:

    ¡Qué se traerían entre manos!

    Un saludo,


  6. Por lo menos cuenta con lectores de tal calidad que le detectaron y tomaron la decisión de enviarle a la torre.

  7. Su Says:

    Puede que esos lectores no lo quieran mucho. Deberían dejarlo libre para coleccionar experiencias para contar…
    Besos

    • pablogonz Says:

      Así es, Su. En este texto he tratado de plantear una situación que puede afectar a los escritores y en general a los artistas: esa distancia que se establece casi automáticamente con algunas personas cuando uno declara, sin pretenciosidad alguna, “yo soy escritor”. En la mayor parte de las personas no surte ningún efecto o el efecto que surte sería comparable al que producirían las expresiones “yo soy fontanero” o “yo soy guía turístico”. Pero en otros sucede una especie de fascinación cuasirreligiosa que en muchos casos impide una comunicación normal. Sólo después de un par de cervezas y un par de palabras malsonantes, el interlocutor percibe que el escritor es un ser humano y lo saca de la torre de marfil en la que instintivamente lo había encerrado.
      Y ya está.
      Un fuerte abrazo y gracias por venir.
      PABLO GONZ


  8. Ah, pero mira tú por dónde…! yo interpreté que los lectores lo encerraron allí para poder ellos mismos pertenecer. Bueno, tal vez es lo mismo.
    ¡Saludos Pablo!

  9. Araceli Says:

    Las torres de marfil deben ser de los lugares más aburridos. No viviría allí ni loca.

  10. Araceli Says:

    Pero por otro lado, hay quien necesita poner a alguien en un pedestal para adorarlo como a un dios pagano.

    • pablogonz Says:

      Te doy la razón en ambos comentarios, Araceli. Como decía antes Su, el escritor que vive en una torre de marfil se pierde de las experiencias vitales (no lectoras) que tan necesarias son para darle hondura a sus escritos. En efecto, hay gente que necesita ídolos aunque yo, desde luego, no me presto.
      Un abrazo y gracias por venir.
      PABLO GONZ


  11. Esperemos que no nos encierren a nosotros, Pablo.

    Blogsaludos

    • pablogonz Says:

      Yo no quiero vivir encerrado, Adivín, pero si a ti te interesa, yo me ofrezco para subirte el pan y el periódico.
      Un fuerte abrazo y gracias por venir,
      PABLO GONZ


  12. También hay que decir que hay muchos que se suben solitos a la torre como si ésta fuera un pedestal. Pero esos, la mayoría de las veces, se podían quedar allí subiditos.
    Con sus poses.
    Un abrazo, Pablo. ¡¡Y me voy a ver el partido que ya empezó!!

    • pablogonz Says:

      Sí, se quedarán con sus poses pero no se quedarán solitos porque hay mucha gente necesitada de esos referentes. En todo caso, yo confío en que la humanidad avanza hacia la independencia y la cultura. En cuanto al partido, vaticino un gol de Puyol en el minuto 73. Jajajá… ¡Estamos en la final! A mí ya me vale. El domingo no sufriré.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  13. Esos lectores, mejor: los lectores, como estoy nuevo en esto no sé bien cuál es la relación óptima con ellos… para que encierren, liberen o simpplemente que lean!; me gustó tu cuento, corto como me gustán y con una buena fotografía para desarrollar en mi cabeza.

    • pablogonz Says:

      Yo tampoco sé cuál es mi relación con mis lectores aunque llevo veinte años en esto. En primer lugar, porque no siempre los he tenido. Y en segundo lugar, porque cuando los he tenido nunca he logrado comunicarme con ellos. Ahora, a través del blog, es la primera vez en mi carrera que conozco el feedback. Y es muy intersante. Me siento como si alguien hubiera inventado el eco de repente. Muchas gracias por venir, entonces, por comentar, por estar ahí. Te sigo leyendo, Juan.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  14. Nani Says:

    Por nada del mundo quisiera ni una torre de marfil, ni una jaula de oro. A veces se nos sube tanto el ego o en el caso de la jaula, aceptamos lujos a cambio de libertad y tanto la torre de marfil como la jaula de oro para mí, son sinónimos de prisión sea o no escogida.

    Besicos muchos Pablo.


  15. Pablo, ¿qué sucedería si el escritor hubiese sido encerrado ahí por sus palabras?
    -Aunque no necesariamente en una torre de marfil -se defendería el elefante.

    Saludos.

    • pablogonz Says:

      Seguramente la primera libertad es la de expresión porque ella nos permite, entre otras cosas, formular las diversas libertades. Si al escritor le encerraron allí por sus palabras, debería hacer todo lo posible por escapar y huir a otro país.
      Un fuerte abrazo, José Manuel, y gracias por estar ahí.
      PABLO GONZ

  16. aroint Says:

    Tal vez he sido presuntoso en mi oficio; en vez de torre, tengo sepulcro, y en vez de lectores temores jeje 😉

    Saludos y buen fin de semana.

    • pablogonz Says:

      Hombre, Aroint, en “Los Dioses Ciegos” tienes lectores: no hay por que ponerse pesimista. Los temores, por otro lado, son la fuente de todo el arte.
      Buen fin de semana también para ti,
      PABLO GONZ

      • aroint Says:

        Bueno, lo dije más en tono de broma que otra cosa.

        Coincido contigo en tus palabras sobre los temores.

        Me ha recordado algo que leí, no recuerdo donde, que hacía referencia a que en la antigüedad había algunas culturas que asociaban el arte a los entes malvados de su mitología; como si aquí dijéramos que el arte lo trae el Diablo. Lo que siempre he pensado ,es que el arte va asociado a la locura, y supongo que en esas culturas antiguas, la locura la debían ver como el producto de algún ente maligno.

        Estas divagaciones las he tenido infinidad de veces con un amigo, y siempre llegamos a la misma conclusión: algunos aseguran tener musas y otros tenemos demonios jeje

        Un abrazo y cuídate, Pablo.

      • pablogonz Says:

        Disculpa, Aroint:
        No te entendí bien. Como en lo escrito no se reproduce el tono… Es muy interesante eso que dices respecto a la consideración del artista como un ser influido por los demonios más que por los dioses. Hablando más en general, a veces he pensado que la hiperdesarrollada inteligencia humana podría ser considerada como una enfermedad que en nuestra especie se hizo crónica.
        Un abrazo también para ti y gracias por venir.
        PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: