LENGUA DE TORTUGA/7

20 julio, 2010

TODOS LOS DONES

Una tarde, mientras merendaba, el muchacho de doce años Aldo Schmidlin le dijo a su abuela: «yo sería incapaz de hacer un pastel tan rico como éste»; a lo que ella replicó: «pues ahora mismo vas a hacer uno». Y se pusieron manos a la obra. Dos horas más tarde, tras degustar su pastel, el joven Aldo incorporó a sus tiernas experiencias una más: «que no sabemos de qué somos capaces hasta que no lo intentamos». Con el tiempo, supone su abuela, cuando la imaginación del muchacho le permita diseñar imposibles o trazarse objetivos para los que sea perfectamente incapaz, experimentará además el acre sabor del fracaso. Pero ya llegará ese momento.

PABLO GONZ

Anuncios

25 comentarios to “LENGUA DE TORTUGA/7”

  1. pablogonz Says:

    Vacaciones de invierno en la Universidad Austral. Más solo que la una en un mar de mesas. Abrazos al mundo superpoblado de más allá.
    PABLO GONZ

  2. Su Says:

    Me ha gustado mucho. Si todos los adultos fueran como esa abuela, estoy segura que creceríamos, aunque algunas veces con el dolor del fracaso, con la satisfacción de sentirnos capaces de enfrentarnos a lo que se nos presente delante.
    Muchas gracias.
    ¿Me das permiso para ponerlo en Mención Especial? ç
    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Yo tuve la suerte de criarme entre personas parecidas a esa abuela. Y de esa época extraigo fuerzas aún hoy para rehacerme de los numerosos fracasos que experimento.
      Gracias a ti, por la lectura, y por el ofrecimiento de sacar a este micro de paseo. Por supuesto que cuentas con mi permiso, Su.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  3. Para ser un gran gourmet se deben probar todos los sabores, y el sabor del fracaso es uno más.

    Bello microrrelato Pablo, un saludo

  4. Víctor Says:

    Hay que tropezar para aprender. O encontrar un camino sin baches ni guijarros.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Aquí en Chile se dice: echando a perder se aprende. Pero en nuestra sociedad occidental el fracaso está tan estigmatizado (cada vez más) que el miedo nos termina por bloquear. Tengo una amiga que quiere pintar pero no lo hace por temor al que dirán (ni más ni menos). Cualquier cosa que no nos salga perfecta de primeras, no sirve. Terrorífico, ¿no?
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  5. Este micro me dejó un sabor rico en la boca y hasta me dieron ganas de empezar a cocinar de nuevo!; Pablo fresco con lo del frio y la soledad. el mundo, aunque está superpoblado, muchas veces no parece

    • pablogonz Says:

      La cocina y la literatura siempre han tenido muchos kilómetros de frontera. Citaría ejemplos pero mi memoria de pájaro me lo impide. En cuanto al frío, quedo a la espera del verano y los turistas.
      Un fuerte abrazo y gracias por venir, Juan.
      PABLO GONZ


  6. Me gusta mucho, Pablo. Todos los días me enfrento a esa situación con los chicos: hacerles ver de todo lo que son capaces, pero también que sepan encajar el fracaso. Que uno de los grandes problemas que hay hoy en día en la educación es el no entender que muchas veces se cae y hay que aprender a levantarse, a encajarlo y, lo más importante, aceptarnos a nosotros mismos y sacar lo mejor que tenemos. Muchas gracias por este aporte, Pablo.
    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Y tú, como maestro, tienes esa hermosa misión social: desterrar en la medida de lo posible la estúpida idea del exitismo que está en todas las conversaciones, en todas las noticias, en todos lados. Para salir de ello hay que salir de la sociedad y así conectamos con lo del frío y la soledad. En fin, firmeza.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  7. También el chocolate es amargo y todo el mundo recuerda su faceta dulce.

    Blogsaludos

  8. Maite Says:

    Ejemplarizante micro, Pablo. Me ha gustado mucho ese espíritu que sólo la experiencia puede dar y del que has “embadurnado” a la abuela. Y la lección aprendida por el infante que seguro le será de utilidad en un futuro, primero hay que aprender que hay que dar un paso para empezar a caminar, y después comprender que en el camino, siempre hay piedras, pero nunca muros. Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Yo sostengo, Maite, que toda la literatura es moral, que desde el momento en que un personaje hace una cosa y no otra, ya está dando ejemplo. Sin embargo, estos cuentos de la serie LENGUA DE TORTUGA que tú llamas “ejemplarizantes” a mí me los criticaron por “moralizantes”. Un grave problema, a mi juicio, que la literatura abunde en mostrar el horror olvidándose por completo de la construcción de lo cotidiano.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  9. No Comments Says:

    Pablo, como cuento o enseñanza me gustó mucho, muy tierno y profundo. Pero como micro, no tanto. Aunque es sólo una opinión, tampoco me hagas mucho caso.

    Un saludo indio

    • pablogonz Says:

      Hay cuentos para todos los gustos, Indio. Y una de las cosas buenas que se pueden disfrutar en nuestra sociedad es la diversidad de opiniones. Te agradezco la tuya.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  10. super enseñanza de abuelita,como extraño yo a la mía.

  11. Lo. Says:

    El fracaso siempre está ahí, pero a veces tenemos que lanzarnos a la piscina para conocer dónde están nuestros límites, siendo conscientes de que controlar y saber cuáles son nuestras capacidades no es una tarea fácil.

    • pablogonz Says:

      Yo defino la felicidad como la situación en que nuestros deseos y nuestras capacidades alcancen un máximo acuerdo. En lograrla interviene, por cierto, el valor, pero, como bien dices, aderezado con la justa dosis de precaución. En definitiva, equilibrio, armonía, empujar sin caerse, quedar sin anquilosarse…
      Un fuerte abrazo, Lo. Sigo masticando las dudas que nos planteas.
      PABLO GONZ

  12. Jesús Says:

    Bueno, los niños también tienen sus fracasos. No sé si como los mayores, pero ¿por qué no?

    Un abrazo,

    • pablogonz Says:

      Tienes toda la razón, Jesús. Puede que yo peque de haber conseguido todo lo que me propuse hasta una edad en que ya no era un niño. Y por eso conté así este cuento. Muchos autores: muchas literaturas.
      Un fuerte abrazo y gracias por venir,
      PABLO GONZ

  13. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    Muy lindo , pero lamentablemente todos debemos pasar por eso.Yo pienso que aunque fracasemos , siempre algo dejan. De ellos se aprende para no volver a cometer errores.Un saludo grande. Neli ♣

    • pablogonz Says:

      Así es. Nuestra sociedad mecanizada y mecanizante ha demonizado los errores, como ha demonizado la tristeza. De los errores aprendemos mucho (son, por tanto, grandes maestros). La tristeza nos impone la laxitud que precisamos para forjarnos (es, por tanto, muy constructiva).
      Abrazo,
      P


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: