LA SALIVA DEL TIGRE/16

26 agosto, 2010

EL MIEDO A LA MUERTE

Cuando salimos de la ciudad, éramos siete. Cuando entramos en el bosque, éramos seis. Cuando dejamos la senda, éramos cinco. Cuando empezamos a desnudarnos, éramos cuatro. Cuando nos metimos en el lago, éramos tres. Cuando empezó a tronar, éramos dos. Y cuando él murió, partido por un rayo, yo me quedé solo, flotando sin dueño.

PABLO GONZ

Anuncios

38 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/16”

  1. pablogonz Says:

    Hoy puedo enorgullecerme de pertenecer a ese selecto grupo de escritores que para llegar al pie del cañón tienen que cortar árboles con machete. Menuda tormentita la de anoche. El brazo caliente y la cabeza despejada.
    Abrazos desde el corazón de la selva,
    PABLO GONZ

    • Encarna Martítínez Says:

      Hola, Pablo. Si preguntas quién queda por último flotando en el lago sin depender de nadie, yo diría que la libertad. Pero que no se confíe, no es inmortal: talvez una mano repentina emerja de las agua o tal vez el cansancio de no llegar a tierra la agote o, peor… quizá el no tener un alma enla que poder descansar acabe con ella.
      Un saludo

      • pablogonz Says:

        Yo tengo otra interpretación pero naturalmente no la voy a dar. Sería cerrar lo que dejé abierto y no es mi intención.
        Un fuerte abrazo y gracias por venir, Encarna.
        PABLO GONZ

  2. Ana Says:

    No parece solo fruto de tus viajes espaciales 🙂
    Si perteneciera al grupo del relato creo que intentaría sonreir a la muerte.
    Un abrazo y sé fuerte!!! al menos para cortar árboles (supongo que te refieres a árboles ya caídos)

    • pablogonz Says:

      Claro que sí. Los árboles caídos sobre el camino. Mi mujer los llama “árboles dormidos”.
      Un fuerte abrazo, Mrs. Hide. Hoy se adelantó usted por un minuto al Dr. Frankenstein.
      PABLO GONZ

  3. Jesus Says:

    Me dejas aportar un final?

    “yo me quedé solo; esperando a Blancanieves.”

    Qué suerte. Me encantan las tormentas, aunque a veces den un poco de miedo. Me encanta tu micro también. Pero desde que leí siete y bosque no pude evitar pensarlo. Verás cómo hay más.

    Un abrazo, Pablo.

    • pablogonz Says:

      Me encanta que aportes finales, principios, medios y correcciones. Demuestran que el texto es sugerente. O sea que está vivo.
      Un enanito flotando en mitad de un lago es una imagen muy fuerte: me parece el inicio de una magnífica película de terror.
      Abrazos fuertes (o más fuertes desde que hago de leñador)
      PABLO GONZ

  4. Su Says:

    Con este relato me has causado angustia, o mejor dicho, el relato ha generado en mí angustia.
    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Por tanto, yo feliz: porque una de mis principales misiones como escritor es azuzar los sentimientos de los demás.
      Te mando un fuerte abrazo, Su, con mi agradecimiento por tu comentario.
      PABLO GONZ

  5. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    Me encantó, yo me imaginé que se quedó flotando porque murió también. Pero me dí cuenta que un cuerpo muerto tarda unos días para salir flotando a la superficie. Un saludo grande, gracias por compartirlo. Neli 🙂

  6. No Comments Says:

    A medida que avanza el microrrelato, notas la soga más sujeta al cuello. Es una cuenta-atrás muy inquietante.

    Me gustó Pablo.

    Un saludo indio

  7. Puck Says:

    Impresionante la cuenta atrás y la espera final o del final o, mejor, de un nuevo principio. “Cuando acabó la tormenta salí del agua y caminé solitario por el bosque hasta que os fui encontrando”.
    Felicidades!.

  8. patricia Says:

    Una cuenta regresiva, fatalista, asfixiante. Y un final abierto…
    Te saludo, Pablo, desde la cornisa donde me depositaste.


  9. Pablo, ¿tu libro se consigue en Colombia?

    • pablogonz Says:

      Hace ya más de diez años se movió por toda Latinoamérica “Los hijos de León Armendiaguirre” (quizás quede alguno por ahí, en librerías de viejo). El nuevo “Libertad” (bueno ya es del 2008) no ha llegado a Colombia, por lo que yo sé. Se consigue en Chile y en un par de librerías de Buenos Aires y Madrid. La otra forma de llegar a él es como e-book en librositio.com.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

    • pablogonz Says:

      Por otro lado, tengo una novelita corta que te puedo mandar en pdf, si quieres. Dime no más y te la envío.

    • Ana Says:

      Pablo: Mío es posterior a Libertad o anterior?? ¿qué tal está Los hijos de León Armendiaguirre? he visto que está en varias librerías en España. Voy a ver si lo consigo en La Palma, tarea difícil.

      Esteban: Libertad está muy muy bien, espero que lo consigas!

      • pablogonz Says:

        El orden de publicación es “La pasión de Octubre”, “Experto en silencios”, “Los hijos de León Armendiaguirre”, “Libertad” y “Mío”.
        El orden de escritura fue: “Los hijos de León Armendiaguirre”, “La Pasión de Octubre”, “Experto en silencios”, “Mío”, “Libertad”.
        “Los hijos…”, que es la que salió en Planeta es una especie de despelote más o menos tremendista. Quizás en Las Palmas sí la encuentres. Si no, la puedes comprar por internet. Está en muchas librerías de viejo. Pero desde ya te digo que yo no la reeditaría. En todo caso, asumo su autoría.
        Abrazos,
        PABLO GONZ

  10. Hebe Says:

    me gusto. cariños hebe.***

  11. vittt Says:

    me encantan los cuentos de hoguera.

  12. vazquez74 Says:

    Una progresión descendente e imparable hacia un desastre incierto. Genial.


  13. Muchas veces me he bañado en todos los ríos de la selva de Gabón, mi espíritu se encuentra una vieja virginidad,olvidada, libre de árboles altos … ¡Libertad!
    Gracias Pablo, muy lindo!
    Un Gran abrazo !
    Cristiano

    • pablogonz Says:

      Sí, también para mí nadar en lagos y ríos (sobre todo si se hace desnudo) es un gran símbolo de liberación. Los fuertes sentimientos asociados a este gesto (que debería ser muy nuestro) nos habla de nuestra carencia actual de libertad. Si no viniera de tan cerca el dato, te recomendaría que leyeses mi novela “Libertad”. En términos generales, trata de eso, de la carencia de libertad.
      Un fuerte abrazo, Christian, y gracias por tus comentarios de tema africano, que siempre llenan este blog de color.
      PABLO GONZ

  14. Juan C. Says:

    Muy bueno tu relato, Pablo. Una pedrada.

  15. Maite Says:

    Una desprogresión aritmética literaria excelente, donde aparentemente el narrador debería de estar sometido al mismo destino que los demás, pero ¿qué es lo que sucede? ¿habrá otros que vayan a buscarlos y sufran las mismas consecuencias? esa es la intriga. Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Final abierto: la intriga o las intrigas florecen en las mentes de los lectores. Un micro de estas características tiene flecos, como una ameba. Y nunca se sabe adónde apuntan esos flecos.
      Un buen fin de semana, Maite. Y gracias por venir.
      PABLO GONZ


  16. Muy bueno.
    Al final el perrito fué más apto.


  17. Zozobra…
    Muy bueno Pablo.

    Pd. Me reí mucho con el final de Jesus.

    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Un sentimiento feliz para un lector (la zozobra). Por otro lado, es que Jesús tiene una de esas mentes literarias agudas como bisturíes y le saca punta a las cosas con mucha facilidad. Una suerte para mí poder inspirarme en esas demostraciones técnicas.
      Abrazos fuertes para ti y para Barcelona en general.
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: