HAIKUS/6 (DEL DOLOR)

8 septiembre, 2010

Anuncios

57 comentarios to “HAIKUS/6 (DEL DOLOR)”

  1. pablogonz Says:

    La semana pasada arriba de la pelota. Esta semana padeciendo las consecuencias. Esta parte de la armonía universal me jode un poquitín, lo reconozco.
    Un abrazo a todos,
    PABLO GONZ

  2. Ana Says:

    Todo lo que sube baja, Pablo, y el dolor es parte de la vida… pero me cuesta creer que el dolor padecido elimine sufrimientos futuros… en mi opinión, simplemente lo reconocemos y vamos tolerándolo.
    Un abrazo grande
    Ana

    • pablogonz Says:

      Supongo que hay de todo, como en botica. A mí los dolores muy fuertes me insensibilizan. Por eso escribí este haiku, como todo lo que escribo, desde mi experiencia y mi sentimiento.
      Un fuerte abrazo, Ana, y gracias por tus palabras.
      PABLO GONZ

  3. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    A veces yo también me siento así. Hay circunstancias por las que pasamos en la vida que nos paralizan.Lo importante es poder reponernos. Fuerza para los que la necesitan. Un abrazo. Neli 😦


  4. Ay Pablo, poser la magia de expresar en poquísimas palabras los sentimientos más profundos y solitarios. Un abrazo

  5. Kum*... Says:

    En cualquier caso, el dolor es poca cosa comparado con el hecho de estar vivos…

    Bueno, tal vez no en cualquier caso. No me gusta resultar tan categórico. Es sólo que, a ratos, la vida duele.

    Que se pase el mal rato, Pablo.

    Un saludo.


  6. Hola Pablo.
    Pues yo creo que lo mejor que puede hacer uno es sufrir las penas a conciencia, igual que debemos disfrutar las alegrías.

    Aprende de tus penas, deja que te forjen.

    Un abrazo fuerte.

    David Figueroa.

  7. Su Says:

    El dolor te va cubriendo de capas y capas, sí, pero yo aspiro más que a que hagan que no llegue a no sentir, a sentirlo de otra manera.
    Besos sin dolor

    • pablogonz Says:

      Bueno, yo, hace unos años sufría muchísimo la tristeza, cuando la tristeza llegaba. Luego he aprendido a convivir con ella. Ya no me produce rabia, por ejemplo. Está ahí porque tiene que estar. Y yo también, por la misma razón. Se va disolviendo poco a poco hasta que se va. También mi relación con la alegría es más mesurada. Y de la observación de una cosa y otra deduzco que en el futuro mis sentimientos serán cada vez más grises. Habrá que aprender a disfrutar de ellos también.
      Besos,
      P


  8. Pablo, muy cierto: es parte del proceso de adaptación con el que se cuenta para continuar adelante. Un haiku darwiniano.

    Saludos.

    • pablogonz Says:

      Entonces, ¿nos hacemos más duros para sobrevivir? ¿Hasta qué extremo?, me pregunto.
      Un fuerte abrazo y gracias por venir.
      PABLO GONZ

      • Kum*... Says:

        No creo que endurecerse sea la solución. Eso sólo genera más dolor. Adaptación y aceptación (que no resignación)… hacerse flexible y escuchar al dolor. Normalmente tiene algo que decirnos.

        saludos.

      • pablogonz Says:

        A mí el dolor lleva diciéndome lo mismo muchos años: que no todas las personas albergan sentimientos nobles. Pero aceptar eso me costaría un dolor mucho más grande. Sin duda, debería acostumbrarme a vivir permanentemente en guardia. Y eso me privaría de disfrutar de la vida. En resumen: me araño con algunas personas por mirar al mundo; espero a que se me pase; sigo adelante. Tú sabes que la piel de las cicatrices siempre es más gruesa.
        Un fuerte abrazo y gracias por tus consejos. Me quedo con ellos y con el cariño que encierran.
        PABLO GONZ


      • Yo lo veo desde un punto de vista fisiológico: el dolor produce endorfinas, que como cualquier droga, te hacen sentir bien. Desde luego, hay de dolores a dolores.

        Saludos.

      • pablogonz Says:

        Por favor, José Manuel, ¿me lo puedes explicar? Porque a mí el dolor me hace sentirme fatal. ¿O es que si no produjera endorfinas, me sentiría muy fatal? Espero tu respuesta como médico y como amigo.
        Un fuerte abrazo,
        PABLO GONZ


      • Así es Pablo: el dolor es capaz de inducir la producción de endorfinas. El dolor, en determinadas condiciones, llega a ser placentero, de ahí lo del sadomasoquismo. En los deportistas el ejercicio extremo llega a ser doloroso, pero en lugar de dejar de practicarlo, se vuelve adictivo (al correr un maratón hay momentos que te sientes muy mal, pero haces lo que sea por continuar -yo lo he hecho-, a veces hasta obnuvilado). Desde luego, aquí tiene mucho que ver la tolerancia de cada persona al dolor. Saludos.

      • pablogonz Says:

        Gracias por la explicación, José Manuel. ¡Qué gustazo es aprender! Abrazos.

  9. Jesus Says:

    Sé que traducir la poesía es un pecado, pero no sé idiomas.
    Acepta éste como regalo, Pablo; es de c.c.cummings.

    Doy gracias a dios por este día maravilloso
    por los verdes espíritus saltarines de los árboles
    por el cielo, azul de ensueño
    y por todo lo que es natural,
    eterno y positivo.

    yo, que había muerto, estoy vivo de nuevo.
    es el resurgir de la luna, del sol, de las estrellas
    y de la gloriosa Tierra.

    He citado de memoria, espero no haberme equivocado mucho.

    Un abrazo enorme.

    • pablogonz Says:

      Querido amigo:
      Muchas gracias por tu regalo. Lo he guardado en un archivo de word bajo el título “Comentarios inolvidables”.
      Un fuerte abrazo también para ti,
      PABLO GONZ

  10. C. Rosio Says:

    si, de pronto es tal que se pierde.
    Hermosa forma de espresarlo.


  11. Al dolor hay que dejarlo doler… el tiempo necesario para que su recuerdo ya no duela.
    ¡mUCHos salUCHos! :]

  12. Maite Says:

    La dualidad es algo intrínseco al ser humano, no podríamos sobrevivir sin los golpes que nos da la vida, eso nos hace vivir otros momentos como si fueran los únicos, como si sin ellos se nos acabara el oxígeno y estuviéramos “colgados” de vida. Sólo hay que dejarse caer o apoyarse en quien/que haga falta para volver a coger el impulso suficiente. Un fuerte abrazo.

    • pablogonz Says:

      Gracias, Maite. Por suerte cuento con esa persona: la razón de vivir mi vida. Un fuerte abrazo también para ti, extensible a todos los que comentan: entre todos demostráis que aún quedan buenos corazones. La esperanza.

  13. rubo Says:

    Sí, a veces pasar mucho dolor continuado insensibiliza tu piel, lo se por propia experiencia.
    Saludos.


  14. Como sé que a la tristeza le conviene el silencio te respondo con este haiku para ti:

    Día nublado.
    Hoy es mucho más hermoso
    el rayo de sol.

    Un fuerte abrazo, Pablo. Y mucho ánimo.

  15. pablogonz Says:

    Conmovedora imagen. ¿Cómo pueden haber calado los sentimentos de dolor tan profundamente que ya no queda espacio para sentir a través de una piel transformada en piedra? Sólo el amor tiene la llave para hacer la piedra sensible.
    Vania

  16. patricia Says:

    Leo tus palabras terribles mientras observo como la salud de una persona querida se deteriora. Disculpá Pablo, hoy no puedo decir más.
    Ojalá todas las penas hallaran su alivio.

    Un abrazo.

  17. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    Tratá de ponerte bien Pablo. Que solamente sea un día, todos bajamos los brazos por cosas dolorosas. De verdad dolorosas, no hablo de pavadas. Tratá de abocarte a la escritura y a las cosas buenas que te rodean, algunas seguramnete tenés. Neli ♣

    • pablogonz Says:

      Muchas cosas buenas, Neli, por suerte. Pero en tales estados prefiero dejarme llevar. No ofrezco resistencia: espero y escucho.
      Un fuerte abrazo y gracias por tus palabras.
      PABLO GONZ


  18. “Les plus désespérés sont les chants les plus beaux………….”
    No me atrevo a traducir Musset!
    De un pélican!
    Abrazo,
    Christian

    • pablogonz Says:

      Ni falta que hace traducirlo. Gracias por tu aporte: desde luego la desesperación, como cualquier otro sentimiento radical, es y ha sido fuente de mucha literatura hermosa.
      Abrazos, compañero universal,
      PABLO GONZ


  19. ÉSTO TAMBIÉN SUCEDE CON EL ESPÍRITU.

    • pablogonz Says:

      Desde luego que sí, Carlos, para quien haga distinción entre cuerpo y espíritu. Para mí son lo mismo aunque ciertas doctrinas se empeñen en hacer de dos facetas de lo humano realidades separadas.
      Un fuerte abrazo y gracias por venir.
      PABLO GONZ


  20. Me viene a la mente un poema de Ruben Darío
    “Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo,
    y más la piedra dura porque esa ya no siente…”
    El ser consciente de tu dolor, de tu piel endurecida, es el mejor indicio de tu humanidad.
    Lo que más podemos aprender del dolor es a aumentar nuestra resilencia, a poder doblarnos hasta límites insospechados sin quebrarnos.
    Abrazo amigo!

  21. Ana Says:

    Pablo, ayer no volví a entrar a leer más, pero me quedé preocupada. A mi en estos casos me funciona la empatía… el que me hace daño, sin duda, está peor que yo. Y si no, no entiendo esa falta de nobleza, ni ganas!
    Espero que hoy hayas mirado el rayo de sol que te envió Alberto y te hayas agarrado a él, si hacía falta.
    Un abrazo soleado!

    • pablogonz Says:

      Tengo una suerte extraña, Ana, que supongo es propia de todas las personas que luchan por conservar la ingenuidad, como el mejor tesoro de la infancia: al moverme por el mundo, disfruto como un bellaco y sufro como un bellaco. A veces pienso que mi corazón no da para más pero el mundo siempre me sorprende. Creo que llegaré a la tumba con la piel en carne viva. Y entonces Vittt me escribirá uno de sus famosos epitafios, algo así como: “¡Ya te vale!”
      Gracias por el sol de tu abrazo que guardo con mucho cariño,
      PABLO GONZ

  22. Pablo Says:

    Y si le cambiamos el sentido del texto, por ejemplo:
    “años de sentir, forjaron este cuerpo, que ya no duele”. No se si sirve y seguro que lo dolido ya no se puede cambiar, ni echar el tiempo hacia atrás, pero bueno, el dolor no deja de ser un sentimiento más de nuestra vida. Un abrazo.
    Pablo Diaz

    • pablogonz Says:

      Herramienta esencial del escritor: “cambiar el sentido del texto”, como lo son “mirar las cosas al revés”, “diluir lo compacto”, “acelerar lo lento”… Por lo mismo sirve y te agradezco el aporte. Recibe un fuerte abrazo desde Valdivia, extensible a la hermosa comunidad de blogueros que tenéis formada en La Palma.
      PABLO GONZ

  23. Herman Says:

    Devastador y leve al mismo tiempo.

  24. Hebe Says:

    EL dolor es terrible , pero q. precioso decirlo de esa forma. .***

  25. vittt Says:

    bello y desgarrador


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: