MICROENSAYO/1

9 septiembre, 2010

Gengis Khan no gritaba constantemente.

PG

Anuncios

21 comentarios to “MICROENSAYO/1”

  1. pablogonz Says:

    Se oculta el sol en Valdivia. Comienza a salir en mi corazón. Y para celebrarlo lanzo una nueva sección: “microensayo”.
    Un fuerte abrazo a todos,
    PABLO GONZ

  2. Ana Says:

    Si hubiera gritado constantemente, se habría quedado afónico.
    No sabes cuanto me alegra la salida del sol en tu corazón ¿o sí?
    Un abrazo a gritos!
    Ana

    • pablogonz Says:

      Sí sé lo que te alegra, Anita, porque conozco tu nobleza. Lo primero en una persona noble: la compasión o la simpatía o la empatía (que a mí me parecen sinónimos); entristecerse con la tristeza del otro, alegrarse con él cuando se alegra.
      Reflejo los gritos de tu abrazo para que te lleguen como un eco.
      PABLO GONZ

  3. patricia Says:

    Es una alegría saber que amanece en tu corazón.
    … ¿no CONSTANTEMENTE? Dios mío!
    (Me pregunto qué hacía callado)

    Un abrazo

  4. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    Muy bueno lo tuyo, que el ☼ permanezca por siempre. ¿Gritaba a veces? pobre se habrá cansado de que nadie le haría caso jaja ( fue broma) . Un saludo grande a todos. Neli 🙂

    • pablogonz Says:

      Gengis Khan gritaba muchísimo pero no constantemente como nos han hecho creer los libros de historia.
      Gracias por tener el corazón tan grande, Neli, pero sería terrible un sol perpetuo.
      Un saludo grande también para ti,
      PABLO GONZ

  5. Jesus Says:

    Bienvenido Pablo! Ah que no habías ido a ninguna parte.
    Gengis Khan no gritaba constantemente, desde luego, ni falta que le hacía, su nombre susurrado al oído era ya aterrador. Sin embargo buena parte de su ventaja estrátegica y del miedo que inspiraba era por el desconocimiento que se tenía de él y de su gente. Hasta se decía que la hierba no volvía a crecer allá por donde pasaba. Parecido pero al contrario ocurre cuando pasas por este blog; el día, irremediablemente, ya no será igual.

    Gracias, Pablo.

    • pablogonz Says:

      Sí, me dí una vuelta por el infierno. Todo en desorden por allá, como debe ser. En cuanto a Gengis, una figura que me apasiona como todo lo que venga de más allá de Los Urales, confirmo lo que cuentas. Su nombre aterrorizaba pero, según creo haber leído, ese miedo se basaba en actos concretos: matanzas indiscriminadas, incendios, razzias… Los mongoles tenían una costumbre muy literaria que era construir pirámides con las cabezas de sus enemigos. Dicen que en Siria armaron una que medía más de veinte metros de alto. Eso sí que es una performance gore.
      Para terminar, gracias por tu cumplido. Un micro, lo mismo que un pájaro, una multa, el asa de un cubo, son cosas que nos transforman la vida a pesar nuestro.
      Un fuerte abrazo, Jesús. Y gracias a ti, en todos los planos.
      PABLO GONZ


  6. Únicamente decapitaba a los desobedientes y ésto evitaba que tuviese que forzar la garganta.

    • pablogonz Says:

      Eso me recuerda a lo que decían de cierto dictador: “Era un hombre muy ecuánime: mataba también a sus amigos”.
      Un abrazo, Carlos, y gracias por tu visita.
      PABLO GONZ

  7. rubo Says:

    Más bien hacía gritar, o aullar, a sus oponentes.


  8. Hombre, Pablo, sería surrealista que gritara constantemente, se reirían de él. Supongo que gritaría “A la carga mis valientes” o “No vuelvo a subir a un caballo con almorranas” (él, no el caballo). Pero constantemente…

    Ayer, aquí en León, hizo un día triste y hoy, fíjate tú, brillaban al sol las crestas de las montañas. Al contrario que en Valdivia. Igual que en tu corazón. Qué cosas.

    Un abrazo grande, Pablo.

    • pablogonz Says:

      Sería inverosímil y sin embargo la imagen que tenemos de él es galopando en un caballo y gritando (él, no el caballo). Quise desfacer ese entuerto.
      En cuanto al clima, entiendo lo que quieres decir: y es verdad, mi corazón está sintonizado con aquella tierra.
      Un abrazo grande, Alberto, también para ti y gracias por venir.
      PABLO GONZ


      • Bueno, cuando fue Kan seguramente tendría una vida cortesana, pero parece ser que para llegar allí sí que tiró de lanza y cuchillo. Pero es cierto, como Gengis Kan seguramente no montaría mucho a caballo ni gritaría. Iría mucho más atrás que sus tropas. Bajo palio.

      • pablogonz Says:

        Lo único que sé de este tipo es que originalmente se llama Temudjin o algo así y era un jefe de horda que logró reunir a los mongoles como fuerza política. Inmediatamente los lanzó contra algo (como hacen todos los aglomeradores de fuerzas). Si iba delante o detrás, bajo palio o una piel de cordero, no lo sé. Ahora me estaba acordando de una crónica que leí hace algunos años. El autor es Ruy González de Clavijo que a principios del siglo XV viajó de Segovia a Samarcanda (aquí debo aclarar que recurrí a la wiki para refrescar memoria: no soy como Menéndez Pelayo en cuyo cerebro se inspiró Tomlinson para crear internet).
        Abrazos, P.

  9. C. Rosio Says:

    muy bueno…
    De pronto grito constantemente… sin dar miedo…

  10. Hebe Says:

    Gritaría en en momento preciso como todos nosotros de lo contrario, el nudo se haría en la garganta y como se lo quitaba gritando más.***

    • pablogonz Says:

      Eso pasa a veces: los problemas nos vienen por hacer hacer hacer. Y quizás es más inteligente dejar pasar dejar pasar dejar pasar.
      Un fuerte abrazo y gracias por todos tus comentarios.
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: