CITA EN LA CUMBRE/22

24 septiembre, 2010

«¡Explicar! ¿Qué es lo que ellos (los críticos) explican? El artista, si lo es verdadero, ha transmitido, por medio de su obra, a los demás hombres los sentimientos que experimentaba. Y en estas condiciones, ¿qué queda por explicar?»

LEÓN TOLSTÓI

Anuncios

52 comentarios to “CITA EN LA CUMBRE/22”

  1. pablogonz Says:

    Estimados:
    Para terminar la semana les propongo un pequeño debate en torno a la siguiente pregunta: ¿Para qué sirven los críticos además de para cabrear al bueno de Tólstoi?
    Les deseo un estupendo fin de semana a todos.
    PABLO GONZ

  2. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    Soy de las que piensan que uno crea una obra y cada persona le encuentra el significado que quiere. Es más, según la edad que tengas (hablando de literatura)podés encontrar diferentes interpretaciones. Me pasó que releí libros de cuando era adolecente y ahora le doy otro significado. Creo que es según el momento de la vida por la que la persona está pasando. Es lo que me parece. Un saludo grande.Neli 🙂

    • pablogonz Says:

      A mí también me pasó eso de variar mi relación con un libro según mi edad. Por lo mismo, me gusta centrar la mirada más en la relación que se establece entre un libro y un lector. Se supone que el libro, una vez impreso, no cambia. Pero la persona sí lo hace. Entonces la lectura es un ente cambiante.
      Un fuerte abrazo, Neli, y gracias por tu comentario.
      PABLO GONZ

  3. Ana Says:

    Para poco más 🙂
    Yo los utilizo para decidir si ir o no a ver una película, generalmente leo entre líneas, porque ponen a parir casi todas. Difícil y odiada profesión, en todo caso.
    Feliz fin de semana!

    • pablogonz Says:

      Bueno, entonces sí tienen una influencia en tu caso. Yo, aquí, en esta pequeña ciudad, donde sólo hay un cine tipo hollywood (es decir orientado al segmento etario 8-18) y un cineclub (que tiene siempre películas buenas) solía llegar a la ventanilla de este último y mantener una conversación parecida a esta:

      -Una entrada, por favor.
      -Aquí tiene.
      -Por cierto, ¿qué película dan?

      Un fuerte abrazo, Ana, y que lo pases bien.
      PABLO GONZ

      • Ana Says:

        Un cineclub, qué suerte!!! aquí solo tenemos el cine con orientación infantil-adolescente, es increíble como pasan las semanas sin programar nada que sea medianamente visible!
        Afortunadamente en una Asociación se hace cineforum una vez cada 15 días y ahí sí nos desquitamos.
        Otro abrazo!

      • pablogonz Says:

        Es el cineclub de la Universidad Austral. Creo que en todo Chile sólo hay tres y este es el más antiguo. Un lujazo para una ciudad como la nuestra que lamentablemente no se aprovecha más.

  4. Tatiana Mamaeva Says:

    Cuando Tolstoi lo escribió no había pensado en Dostoevski, cuyas novelas y personajes no eran tan inequívocas como los de Tolstoi. En este caso, necesitamos explicaciones de los críticos. Todavía no entiendo íntegramente su genial “Crimen y castigo”, la compleja novela filosófica-psicológica 😦

    • pablogonz Says:

      A mí la novela que me pareció demasiado líquida fue “Los hermanos Karamazov” pero no creo en la facultad de un crítico en orientar mi lectura hacia puerto seguro. Si prefiero ir muy dirigido, seré más lector de autores inequívocos como Tolstói. Si me gusta aventurarme en la sugerencia y en los significados multiformes, me cautivará Dostoievsky. Sobre “Crimen y castigo” creo que es una novela bastante diáfana, que hubiera podido escribir el viejo Tolstói o un Turguenev, si la crueldad no hubiera repelido tanto a su alma sensible.
      Un fuerte abrazo, Tatiana, y gracias por tu comentario.
      PABLO GONZ

  5. Daniel Says:

    Wow estimado Pablo!!
    Me has dejado pasmado jajaja y apenas escribí algo así…
    Te admiro mi buen!!
    Saludos

  6. eva Says:

    Esta cita de Tolstoi me la voy a copiar y guardar en la cartera, de modo que siempre que la necesite pueda encontrarla. Estoy convencida de que la usaré sin freno pues nunca he sabido explicar con miles de palabras lo que él tan bien resume en tres líneas. GRACIAS

    • pablogonz Says:

      Bueno, es que Tolstói era un tipo de verbo contundente. La mayor parte de los críticos siempre se apoyan en sus conocimientos, que suponen referidos a algo universal, y esos conocimientos nublan la relación sana que como espectadores podrían tener con una obra artística. Por suerte son minoría; y el arte, como sentimiento intercambiable, aún viaja con liviandad entre las obras y los espectadores inocentes.
      Un fuerte abrazo, querida amiga.
      PABLO GONZ


  7. Pablo dixit: “y un cineclub (que tiene siempre películas buenas)”. ¡Pablo, no seas crítico, carajo!
    Un abrazo


  8. Bueno yo los admiro mucho (a los críticos) sirven para dos cosas: decir lo altamente evidente bajo unos canones preestablecidos u impresiones, que en ellos quedan, después de leer cualquiera que sea el objeto de su observación y supongo que hay tener mucho entrenamiento en eso -Esa salsa está muy roja!(es casí un rojo tomate después de hervirlo durante doce minutos treinta segundos, casi un rojo que no es rojo, espléndido o cualquier otro adjetivo); la otra fuente de admiración es la valentía, no cualquiera va por ahí señalando lo altamente evidente y adjetivándolo. Temo que con este comentario tal vez corra el riesgo de convertirme en un crítico de los críticos y bueno como dijo el de Ratotuille: “quiero un poco de perspectiva” ese crítico me hizo reir mucho y me gustó mucho el texto al final de la película.


  9. Por cierto, tal vez para nosotros (los de los blogs) sea un poco más llevadero el hecho de que al final de una entrada diga “comentarios”, en lugar de decir “conviertase en un crítico y deje su crítica”


  10. Al parecer (evidentemente) quedé pensativo con el tema (ahí disculpa el dueño del blog por la invasión de comentarios): alguna vez le dije a Pablo que de verdad me gustan los comentaristas (lectores) aunque no sé como relacionarme con ellos, me parece que ellos dan la oportunidad de interlocutar los textos y así aprender, bien sea reafirmando posiciones como escritor o cambiando ideas que ayudan a definir estilos; Bueno después de todo, cualquiera de nosotros parece tener un pequeño juez en la cabeza con el dedo indíce para lanzar palabras de complacencia, desagrado y hasta comentarios largos divididos en tres entraditas creyendo que se tiene algo importante que decir o por lo menos algo que los otros leerían.
    saludos Pablo!

  11. pablogonz Says:

    Estimado Juan:
    Te agradezco mucho tus comentarios de los que deduzco que, grosso modo, tus opiniones son éstas: los críticos dicen lo evidente, los críticos son valientes y uno puede aprender de ellos.
    Sobre lo primero creo que no representa ningún mérito.
    Sobre lo segundo discrepo: ¿se atreven los críticos a tirarle la caballería encima a cualquier autor consagrado que saque un libro de los denominados comúnmente “infumables”? ¿Es valiente tirarle esa misma caballería a un autor novel que da sus primeros pasos en la novela con una obra igualmente “infumable”? Pues ambas cosas suceden y muy a menudo.
    Punto tercero: Sí, se puede aprender de los críticos, por la sencilla razón de que se puede aprender de cualquiera. Tampoco los necesito.
    Un fuerte abrazo y sigo más abajo,
    PABLO GONZ


  12. Muy cierto éste principio. El artista al colocar las imágenes ya plasmó un retrato. No tiene obligación de dar explicaciones. Este recurso lo he visto muchas veces bien logrado en el cine.

  13. pablogonz Says:

    Para mí la única función digerible de la crítica (función que brilla por su ausencia) sería la de favorecer la relación entre cualquier libro (sin distingos de la casa editorial que lo patrocina, del autor que lo escribió, de las esperanzas de venta…) y sus posibles lectores. Ejemplo: “Esta novela, que parece beber de la tradición bukowskiana, podría resultar interesante para todos aquellos lectores atraídos por las perversiones que el abuso de el alcohol induce en el sexo, etc…”. La (supuesta) cultura del crítico le permite contextualizar la obra dentro de la historia de la literatura y trabajar en el sentido de arrimarla a quienes puedan interesarse por ella ayudando pues a que se establezcan “lecturas satisfactorias”. Lo demás (las demostraciones de sabiduría, el ensañamiento rabioso contra los débiles y la genuflexión servil frente a las vacas sagradas) me sobran.
    PABLO GONZ


  14. Bueno yo había tratado de ser irónico, eso da un nuevo contexto a lo escrito, aunque me alegra haberlo hecho así pues veo que desperté tu energía para escribir, fallé en el objetivo inicial al omitir la ironía; Ahora que lo pienso decir lo evidente y escribirlo bien es díficil, bien díficil (tal vez esa una de las fortalezas de Córtazar) a mi me gusta leer los críticos y los critocones también, me resultan muy graciosos, siempre y cuando no digan “thumbs up” todo va bien. Bueno Pablo, igual debe ser díficil convivir con los críticos como debe ser díficil vivir con alguien que siempre este emitiendo juicio de valor hacía cualquiwr cosa (bienvenidos al mundo de los críticos de los críticos)
    ah y aquí dejo el link de la escena de la película de la que hablé.

    • pablogonz Says:

      Vaya, de nuevo se ve que la comunicación escrita a veces no alcanza para definir el sentido emocional de las palabras. Me siguen haciendo falta los emoticones o las comillas para distinguir los tonos. En todo caso, te agradezco el aporte: encantado de desempolvar un rato al monstruo.
      Abrazos agradecidos,
      PABLO GONZ

  15. Puck Says:

    Hola buenas. Criticar, como verbo tiene connotaciones evidentemente negativas pero una crítica puede ser también positiva o neutra. En todo caso personal. Creo que el problema está en el poder que adquieren determinados “críticos” a la hora de posicionar una determinada obra ante la sociedad. Muchos se acercarán a no a ella por sus palabras. Dónde queda lo de leer la contraportada, las primera líneas o las últimas (tengo una amiga que lo hacía). Creo que a todos nos gusta criticar/comentar y lo bueno de las críticas, como todo lo que se escribe, es que tiene el valor que les da quien las lee.
    Saludillos

    • pablogonz Says:

      Para mí que las críticas rara vez determinan una lectura. Puede que ayuden a tomar una decisión o que apoyen una desconfianza pero a la hora de la verdad (creo que mayoritariamente) los libros se leen por una razón emocional: “me apetece”, “me huele bien”, “es el autor al que odia mi prima”… Suscribo, desde luego, lo de que “las críticas tienen el valor que les da quien las lee”, lo que me lleva a pensar que yo soy seguramente de los que les da demasiada importancia.
      Un fuerte abrazo, Puck, y gracias por tu comentario tan atinado.
      PABLO GONZ


  16. Sí Pablo, ahí conocemos un poco más que la saliva del tigre y es emocionante (hace falta entonación y tinto); a los debates se puede ir de bate.

    • pablogonz Says:

      Todos tenemos temas que nos incitan a enseñar los dientes. Y a veces a usarlos. A mí la crítica me ha tratado siempre bien excepto en dos ocasiones. La primera vez el autor de un artículo que apareció en un libro declaraba (sin habérmelas preguntado previamente) cuáles eran mis pretensiones literarias, que resultaron ser imitar a un autor al que yo desconocía incluso de nombre. La segunda vez me cubrieron de porquería sin leerme. Pero los críticos no me caen gordos por eso sino por parásitos. Se ponen de papás sabiondos cuando nadie los necesita. Infestan un espacio donde debería soplar una brisa oxigenada. Creo que la próxima Edad de Oro de la literatura se producirá en un ambiente sin críticos.

  17. Agustín Martínez Valderrama Says:

    Estimado Pablo, menuda pregunta. ¿Cuántos Don Quijotes hay?. Por contra: ¿Cuántos tratados, estudios y ensayos hay acerca del Quijote?. Creo que primero es el libro, luego la interpretación propia y por último la crítica. Es decir; lea usted poesía, deje que ésta le sacuda los tuétanos, le emocione y le cale lo huesos y luego, si un caso, ya descubrirá su significado.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Coincidimos, Agustín. Por eso jamás leo introducciones ni prólogos. Y si los leo, es sólo después del texto. Prefiero arrojarme sobre los libros desnudo y tembloroso. ¿Será un vicio?
      Un fuerte abrazo y gracias por venir.
      PABLO GONZ

  18. Torcuato Says:

    A veces a explicar una obra también se le dice destripar, es decir, sacarle las tripas.
    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Eso sí que es terrible, cuando una introducción empieza con estas palabras (o parecidas): “Mucho se ha especulado sobre las razones que llevaron a J. Minotáurez a elegir a un mayordomo casi centenario como protagonista de la serie de crímenes que constituyen la trama central de esta fascinante novela.”
      Abrazos finisemanales,
      PABLO GONZ


  19. Pablo, ¿qué pasaría si los críticos no existieran? Sería aburrido. Alguien tiene que tratar de explicar lo inexplicable.

    ¿Saludos por tu nuevo libro, es posible conseguir alguno tuyo en México?

    • pablogonz Says:

      Me gusta eso de que “alguien tiene que tratar de explicar lo inexplicable”. Le da una faceta mística a la labor del crítico.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ
      PD.: Te mandé un email con la forma de conseguir el libro.

  20. Lamicé Says:

    Basándome en lo de Tolstoi, ¿qué queda por explicar? Pienso que nada, al menos para el autor. Cuando un escritor, un artista, o alguien que se desenvuelve en el campo de las letras y del arte hace una obra, ha volcado sus sentimientos, no necesariamente sus vivencias, pero sí una percepción real o abstracta (absurda, tal vez) de lo que ha sentido en alguna situación determinada, ya sea marcada por la lectura de un libro, por algún acontecimiento de un amigo, en fin, múltiples situaciones que llevan al autor a consignar en papel, lienzo, tecnología, o demás, sus sensaciones. Puede acaso un crítico decir con exactitud, ¿qué quiso decir el autor? Para mí sería algo complicado, porque con los años, vas adquiriendo conocimientos que te llevan a leer una obra de diversas maneras, comentario hecho aquí en líneas anteriores. Y creo que, alguien que decide trasegar por los caminos del arte, inducido por la llamada vocación, transforma las palabras en párrafos conexos o inconexos (que pasa a veces), los colores en obras pictóricas (bodrios para algunos, bellos para otros o incomprensibles totalmente), y así, en las diferentes formas de expresión artística que existen, cada uno, a su manera, plasma verdades o mentiras, pero se toma un tiempo para moldear lo propio, no es un rayo de luz que desciende sobre la cabeza e ilumina (podría ser, también), pero en el acto de creación de algo, hay muchísimos componentes y por lo tanto, entrar en unas cuantas palabras a desglosar, descuartizar y apuñalar una obra por alguien ajeno a ella, ya de por sí, constituye una afrenta. Aunque como dijo Unamuno, “refinada soberbia es abstenerse de obrar por no exponernos a la crítica”, así que, la obra no debe depender de ello, tampoco el artista como tal. Pero, ¿qué diríamos de los lectores, de los espectadores…? Tal vez como comentas Pablo, pueda existir una “Edad de Oro de la literatura “, sin críticos, entonces podamos recordar lo que dijo Cervantes frente a quienes se atrevan a alzar voces “es tan ligera la lengua como el pensamiento, y si son malas las preñeces de los pensamientos, las empeoran los partos de la lengua”.

    Un saludo Pablo.

  21. Nani Says:

    Para eso Pablo, para “criticar”. Supongo que como todo en un principio se hace con buenas intenciones. Siempre he creido que “una crítica constructiva” es muy valiosa, pero por desgracia, hoy se critica para hacer daño, por envidia, celos o porque algunas personas se creen expertas de todo. Cada artista, pintor, escritor, etc, crea lo que siente y eso los críticos, muy pocas veces lo saben, lo perciben o lo ven. “Hablar por hablar” está de moda. Sacar las tripas de las personas también está de moda y destruir sin pensar el daño que hagamos, también está de moda. La prepotencia también creo que está de moda y lo que ya ha pasado a la prehistoria, es el respeto, la delicadeza, la admiración y el valorar a los otros, entre muchas más cosas.

    Besicos muchos y gracias por hacerme pensar.

    • pablogonz Says:

      El respeto y la delicadeza han pasado a la historia y quizás es en los medios de prensa donde más se nota. Me llama la atención la facilidad con que ciertos críticos dan carta de verdad a sus opiniones. Propongo que se cree una columna que critique con respeto y delicadeza a los críticos: se podría titular “El lobo trasquilado”.
      Un fuerte abrazo, Nani, y gracias por tu lectura.
      PABLO GONZ

  22. nélida Says:

    Hola, qué buen tema los “críticos”. Para resumirlo y no excederme en una explicación que termine por enredar y enredarme sólo haré una pregunta ¿qué critican los críticos cuando lo hacen? y arriesgo la respuesta, tal vez, su incapacidad de ser ellos mismos creativos. Pero como todas las cosas del mundo, creo que también debemos de necesitarlos, sino no existirían.
    Saludos de lluvia bendita

    • pablogonz Says:

      Sin duda tu argumento es irrebatible, Neli: “los necesitamos porque están”. Añadiendo lo que decías antes: “necesitamos a los críticos porque la Humanidad no sabría pasar sin una cuota de escritores frustrados”. Interesante. Gracias por agitar este pensamiento.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  23. Silvia Says:

    los críticos son necesarios, de las criticas nacen las motivaciones, y las reflecciones si lo que se ha hecho es correcto, esta en uno tomarlas o dejarlas.el artista cuando crea debe cortarse la cabeza,y cuando su obra sea terminada volverse a ponerla.

    • pablogonz Says:

      Sí, las motivaciones nacen (entre otras cosas) de las críticas pero de las críticas basadas en la obra no en los intereses espurios de quien las firma. Démosle las últimas novelas a los críticos ocultándoles el nombre del autor: ¡qué diferentes serían sus observaciones e interpretaciones!
      Sobre el uso que el artista debe hacer de su cabeza, coincido contigo en la primera parte: “crear sin cabeza” pero no en la segunda, porque para terminar la obra es necesario pensarla. En este sentido el artista actúa al revés: piensa después de actuar.
      Un fuerte abrazo, Silvia, y gracias por dejar tu comentario.
      PABLO GONZ

  24. Su Says:

    De todo se aprende. Yo veo y recibo las críticas para aprender a ser crítica, pero vista la crítica como el medio que te permite crecer, sin perder nunca de vista que ésta, en tanto que proviene de diferentes personas es muy subjetiva y no debe generalizarse ni tomarse desde el punto de vista absolutista.
    Abrazos


  25. Expliquer….à quoi bon décortiquer ce qui doit se ressentir….?
    Deux mondes en symbiose mais auxquels on accède sur des “longueurs d’onde” différentes !
    Que les “critiques” se frottent à ces “voyages” :
    Unfuerte abrazo,
    Christian

    • pablogonz Says:

      No tengo nada en contra de analizar cerebralmente lo que fue sentido pero si se hace justamente desde esa simbiosis, esa adaptación de longitudes de onda diferentes.
      Muchas gracias, Christian, por tu comentario.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  26. Víctor Says:

    Todo dicho, Pablo. Para qué añadir más.

    Un abrazo.

  27. Sara Caba Says:

    Increíble, pasé una noche de insomnio, atormentada por pensamientos con relación a mi escritura; para encontrar la respuesta a mi falta de sueño en estas palabras de Tolstoi.

    • pablogonz Says:

      Es que don León ere perro viejo, Sara. Yo, por mi parte, me alegro de haber servido de vehículo a sus palabras. Y te agradezco tu comentario y tu visita.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: