MIS INVITADOS/2

3 noviembre, 2010

Recogido y traducido por Tatiana Mamaeva

LO QUE YO PENSABA

Una viuda que vivía en una aldea oyó contar una vez que el Señor dijo: «Si vuestra Fe es del tamaño de un grano de mostaza, le diréis a ese monte: “muévete” y el monte se moverá». Y la viuda quedó encantada con la noticia, porque en su patio había, desde mucho tiempo atrás, una gran pila de estiércol que ella no tenía la voluntad de retirar con su pala.

Durante dos meses enteros, la viuda cumplió la ley, ayunó y rezó, hasta que se encontró repleta de Fe. Y entonces, salió al patio y le ordenó al estiércol que se repartiera por el campo. Pero la pila de estiércol no se movió en absoluto. Muchas veces repitió la viuda su orden pero en su patio no se movía ni la más mísera hierbecita. Así que por último, muy enojada, se fue a dormir diciendo: «Lo que yo pensaba».

ТАК Я И ДУМАЛА

Жила в одном селении вдова и услышала она как-то, что Господь сказал: «Если вы будете иметь веру размером с горчичное зерно и  скажете сей горе: «подвинься», гора подвинется». Обрадовалась вдова этой вести, потому что  в ее дворе с давних пор лежала большая куча навоза, но убрать ее лопатой у нее не было решимости.

Два месяца вдова соблюдала закон, постилась и молилась, пока не решила, что исполнилась веры с избытком. Тогда она вышла во двор и  приказала навозу перейти в поле. Но куча навоза нисколько не сдвинулась. Много раз повторила вдова свой приказ, но не пошевелилась даже самая мелкая травка в ее дворе. Наконец, сильно  раздосадованная вдова отправилась спать, сказав: «так я и думала».

Anuncios

43 comentarios to “MIS INVITADOS/2”

  1. pablogonz Says:

    Hoy les entrego, queridos amigos, este micro que Tatiana Mamaeva ha recogido de internet y traducido para este espacio. Vaya mi agradecimiento a ella por su labor y a vosotros por seguir leyendo aquí.
    Abrazos rusos,
    PABLO GONZ
    PD.: Hoy empezaré a leer el relato “El capote” de Nikolai Gogol, piedra fundacional del realismo ruso. A ver qué tal.

  2. Ana Says:

    Y es que tener fe es mucho más difícil que mover una pila de estiercol.
    Un cuento divertido y con mucha miga.
    Buena forma de conocerte Tatiana, gracias a Pablo por traerte y a ti por venir.
    Abrazos

  3. Alís Says:

    Es que es muy difícil tener fe cuando la razón sigue ocupando su lugar. No basta con rezar ni cumplir determinados preceptos. Y aún no he visto una fe tan grande que mueva montañas ni montones de estiércol.
    Muy bueno el relato

    Un beso

    • pablogonz Says:

      A mí también me gustó este relato, Alís, y creo que principalmente por la ambientación. Seguramente contagiado por múltiples imágenes que me han quedado de mis lecturas rusas, veo bien las casas de madera descolorida por la nieve y el sol, el patio que en verano se desdibuja bajo el polvo y en otoño se convierte en un barrial… También veo a la viuda, con su pañuelo negro, el dolor de sus arrugas oscuras y su mirada azul, felina, desconsolada. En fin que me sugiere muchas cosas.
      Un beso también para ti y gracias por venir.
      PABLO GONZ

  4. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    “La fe mueve montañas”, supongo que es una metáfora. En mi caso particular tomaría a la montaña como obstáculos en mi vida. Si con fe rezo para que se solucionen los problemas y de alguna manera tales obstáculos son eliminados, me doy por bien satisfecha.Entiéndase salud, no voy a pedir ser millonaria, eso no lo considero ético ni importante.Un abrazo a todos Neli ☼

    • pablogonz Says:

      No me cabe ninguna duda, Nélida, de que la Fe (con mayúsculas) ayuda a muchas personas a sobrellevar su vida. Es importante, en todo caso, tener también fe (con minúsculas) porque demuestra que queremos seguir viviendo, atesorar nuestros mejores recuerdos porque demuestra que hemos vivido bien y disfrutar del presente, de la vida en el instante de su insólita expresión.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  5. Daniel Says:

    ¡Vaya Pablo! Creo que el Señor se refería a otra cosa o hablaba en otro tipo de metáforas. Misterio.
    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Claro que sí, como decía antes Nélida. Pero esta pobre viuda del relato quiso hacer una lectura más estricta. Su conclusión es que la Fe no sirve para nada, algo que ella nunca dejó de sospechar, a pesar las apariencias.
      Abrazos fuertes y gracias por venir.
      PABLO GONZ


  6. Lo que yo pensaba!
    Un abrazo.
    David.

  7. Maite Says:

    Ese fue el fallo de la abuelita, “lo que yo pensaba”, esa frase denota su real falta de fe 😉 probablemente, si hubiera tenido una confianza ciega en la movilidad del estiércol, un amable vecino la hubiera visto una mañana y le hubiera hecho el favor, o el perro de otro vecino hubiera saltado alegremente por el estiercol, repartiéndolo todo por el jardín…pues eso, que la fe (bien entendida) mueve montañas.
    Gracias por acercarnos hoy este relato, Pablo. Un abrazo fuerte


  8. Felicitaros a Tatiana por su estupenda traducción, (¡qué sería de la cultura sin los traductores con su labor tan callada!) y por su dominio del español (¡que no hay que olvidar que es una traducción a la inversa!) y a ti por traernos este estupendo relato.
    Por cierto, tengo una pregunta. Veo que Tatiana ha cambiado el tipo de las comillas entre los dos textos. En algunos sitios he leído que las que aparecen en la versión rusa se llaman “comillas españolas”, cosa que me llama la atención porque no parecen ser las más utilizadas. ¿Cuáles serían las más apropiadas para acotar diálogos? Últimamente se ven mucho en español las de la versión rusa…
    Abrazos, Pablo.

    • pablogonz Says:

      A mí igual me anonada Tatiana con su asombroso dominio del idioma español, lo cual le agradezco en la confianza de que siga aportándonos textos que ella mejor que nadie puede entender en todos sus matices.
      Sobre tu pregunta, sólo puedo decirte que a estas comillas <> se les llama españolas y a estas “” inglesas o francesas (según creo). Supongo que su uso es el mismo (acotar diálogos) y que la elección de un tipo u otro depende por completo del editor. En este caso, yo revisé la puntuación del texto en español y utilicé las inglesas para acotar dentro de la acotación, según un uso que me parece común (para no duplicar signos). Las comillas finales deberían haber sido españolas, así que las cambio enseguida.
      En todo caso, si alguien puede dar una respuesta más cumplida a esta pregunta, cedo la palabra.
      Abrazos fuertes, Alberto, y gracias por tu comentario.
      PABLO GONZ

    • Tatiana Mamaeva Says:

      Gracias, Alberto, por tus palabras amables!
      Es que no tengo especial teclado español, por eso a veces utilizo «comillas rusas», a ver si ellas se ven aquì:«…»

  9. Agustín Martínez Valderrama Says:

    Me gusta más que la historia Pablo, la radiografía de la viejecita. Ese estar a vueltas de todo, ese mascullar “lo que yo pensaba” de alguien que ya vivió suficiente la vida y sabe que los milagros no existen y los finales felices tampoco. Sin embargo, su actitud no es la de un vencido. Me gustaría pensar que es un reto, un desafío, un esperar a lo inevitable con una firme sonrisa en los labios.

    Gracias Pablo por acercarnos este texto.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Tengo la misma sensación que tú, Agustín. La historia en sí no me parece demasiado potente pero el personaje adquiere a mis ojos un interés grande. Veo su pasado, su futuro, su pueril esperanza, su ignorancia profunda, su carácter agrio. Esto es lo que me sedujo de este texto más que el relato en sí. Como la diferencia que hay entre novela clásica francesa o rusa y la novela clásica inglesa, ¿no? La primera es una novela de acontecimientos (a un tipo normal le sucede algo extraordinario). La segunda retrata la vida normal de un ser extraordinario. El peso del interés gravita del exterior al interior del protagonista. En fin…
      Abrazos teóricos,
      PABLO GONZ


  10. Concuerdo en que el encanto de éste relato está en el dibujo del personaje; al cual además se le nota la indolencia por no dar un palazo de vez en cuando y no andar esperando que lo resuelvan los Dioses.

  11. Tatiana Mamaeva Says:

    No creo que esta viuda está desconsolada , ella representa en sí una característica rusa, que se llama «creer al “avòs” ruso» que se puede traducir como “al acaso” en lugar de creer realmente en Dios. Ella sabe que Dios no mueve montañas por un deseo de cualquiera y ayuda a quienes se ayudan, pero “avòs…”
    Abrazos, Pablo

    • pablogonz Says:

      Gracias por la aclaración, Tatiana. Sin duda, la interpretación de un texto cualquiera depende también del ambiente cultural que lo recibe. Y dentro de éste de las características personales del lector. Así este relato, al salir del ámbito ruso, donde el “avós” funciona como un referente, puede llegar a adoptar una forma distinta. En todo caso, es interesante saber de la existencia de ese modo de creencia cautelar.
      Abrazos también para ti,
      PABLO GONZ

      • Tatiana Mamaeva Says:

        No soy el autor de este micro, sòlo es mi traducción y me siento un poco confundida. En todo caso, muchas gracias a Pablo por la presentación y comentarios y a todos por venir y leerlo. Abrazos fuertes.

      • pablogonz Says:

        ¿Por qué te sientes confundida, Tatiana? En todo caso, los comentarios se refieren al texto, ni siquiera a su autor, mucho menos a su traductora.
        Más abrazos y más fuertes,
        PABLO GONZ

  12. CYBRGHOST Says:

    Genial. A mi que llevo todo el día contra mi voluntad, con el trabajo interfiriendo lo que debería ser mi rutina normal (incluyendo el turno de trabajo)me viene a la cabeza esta gente que se toma dos pastillas de un tratamiento y luego lo abandona con un “si no me hace nada” sin dar tiempo a que actúe. Mucho cumplir, pero no dio tiempo real a que su Fe se desarrollara. Con lo importante que es tener Fé en algo.

    • pablogonz Says:

      Me encantan los ecos variados que este micro despierta en los lectores. No me equivoqué al pensar que era muy sugerente.
      Abrazos sanitarios, Cybr, y gracias por venir.
      PABLO GONZ


  13. Es un relato contado con sencillez, y es por ello que puedes ver a esa mujer que actúa para reafirmarse en su criterio. Me gustó mucho.

    Abrazos a pares.

    • pablogonz Says:

      Es verdad, Lola. No había reparado en la sencillez de este relato: la estructura y la prosa son muy naturales, como si hubieran pasado por el filtro de los relatores populares.
      Abrazos a pares también para ti y gracias por venir. Ya te comentaba hoy en tu blog que a veces no puedo entrar pero lo intento todos los días, que conste.
      PABLO GONZ

  14. Nani Says:

    Precioso relato Pablo. Ayyyy la fe, que dificil de conseguir y que manejable a la conveniencia a veces.
    Besicos muchos.

  15. Arancha C. Says:

    Yo también pensaba como la viuda y por eso me resulta tan sorprendente el final de tu cuento.
    🙂

    Un abrazo,


  16. Pero cuántos usos tiene el estiércol pues.
    Haha. Buenísimo.

    Un abrazo, Pablo.

  17. José María Says:

    Pablo, siento llegar tarde a esta interesante conversación y a la lectura del micro. Mi comentario: Pobre anciana, confundió la Fe/fe con la magia. En la Fe/fe es Dios o el ‘avós’ el que sigue en control. En la magia, es el mago el que controla a Dios o al ‘avós’. Un abrazo. JMM

    • pablogonz Says:

      Muchas gracias por tu visita, José María, y por tu interesante comentario. Da mucho que pensar.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ
      PD.: Nunca es tarde. Esta casa tiene siempre las puertas abiertas.

  18. santamaría Says:

    jejeje, muy bien ambientado y muy verosímil


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: