LA SALIVA DEL TIGRE/27

22 diciembre, 2010

VIAJEROS

Aquella tarde tomaron un tren hasta el aeropuerto y se pusieron en la fila de entrega de equipajes. Llevaban dos maletas vacías, seguramente las únicas de todo el vestíbulo. Ante ellos, una mujer negra, alta y soberbia, que iba vestida de celeste y llevaba a la espalda a un bebé dormido. Más allá, descubrieron a una familia de rubios muy rubios, quizás islandeses, y a un chico de unos doce años embutido en la típica chaqueta de internado inglés. Poco después, oyeron y vieron sumarse a la fila a un empresario italiano que no dejaba de berrear por teléfono. En resumen, no puede decirse que aquella tarde lo pasaran mal. A las seis ya estaban de vuelta en su pisito.

PABLO GONZ

Anuncios

49 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/27”

  1. pablogonz Says:

    ¿Reflejo de mis propias añoranzas por viajar? Será.
    Abrazos fronterizos,
    PABLO GONZ


  2. Sí, lo cierto es que un aeropuerto es un verdadero espectáculo. Yo, mientras espero a las que personas que voy a buscar, espío a mi alrededor y no puede evitar inventarme historias y vidas.
    No lo había pensado hasta que te he leído. Qué cosa.

    • pablogonz Says:

      La literatura como mecanismo de racionalización, como gancho que pesca imágenes en el subconsciente y las saca a la luz. Encantado de trabajar en esto.
      Abrazos descomunales,
      PABLO GONZ

  3. Inmaculada Arca Says:

    Muchas personas viajan por tener algo que contar, no creo que a muchos les apetezca, está de moda. sí no salen y cuentan, cuentan, no existen. Nadie presta atención a nadie; lamentable.
    FELIZ NAVIDAD.

    Posdáta, trabajo en un aeropuerto.

    • pablogonz Says:

      Hola, Inmaculada. Bienvenida por aquí y gracias por tu comentario. Sin duda hay gente que viaja por tener algo que contar y/o para figurar frente a sus amistades. A mí me gusta hacerlo para conocer realidades diferentes. En este cuento también pasa eso: los protagonistas llegan hasta donde pueden y aprenden todo lo que pueden.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  4. Alís Says:

    Jaja
    Bueno, es un modo de viajar, económico, rápido… ¡Que no falte la imaginación ni la ilusión!

    Un abrazo

  5. Caboclo Says:

    Supongo que el plante de controladores españoles y el posterior colapso de aeropuertos habrá sido una ocasión muy especial para estos viajeros de las maletas vacías.

  6. josef Says:

    cuantas tardes semejantes, pero todas diferentes.
    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Visto en perspectiva: sugiere el abismo que debe sugerir. Ahora bien, ¿quiénes son los protagonistas? Para mí fueron una pareja de ancianos pero preferí quitar toda referencia para que cada cual completara a su antojo.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  7. Gi Says:

    Bueno, cada uno viaja como puede.
    Muy bueno!
    Saludos

  8. Víctor Says:

    Masoquismo, sí, pero gracioso. Peores hobbies conozco.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      No lo veo como masoquista: éstos hacen lo que pueden; viajan hasta donde su escaso dinero se lo permite. Peor sería quedarse en casa con las ganas. Claro, se quedan en el aeropuerto con las ganas pero se han acercado a su destino, ¿no?
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  9. Nélida Magdalena Gonzalez de Tapia Says:

    Buena idea Pablo, ya que no tengo plata para viajar voy a hacer lo mismo que ellos. Aunque sea me ilusiono unas horitas jaja :(.
    Saludos Neli 🙂

    • pablogonz Says:

      Estarás en la actitud del viajero por algunas horas y verás tu casa con otros ojos al regresar. Dicen que el verdadero viaje comienza al volver a casa.
      Abrazos fuertes, Neli.
      PABLO GONZ

  10. Mónica Says:

    Bien, la gente se las ingenia para entretenerse como puede, en este caso, al precio de dos valijas.

    Ahora, al principio al leer lo de las maletas vacías, pensé que se trataba de un acto terrorista,uf, mente condicionada, la mía. Tal vez lo hiciste adrede. El giro del final llegó como alivio.
    Un abrazo, Pablo.

    • pablogonz Says:

      No, no. Es una cuestión práctica. Ellos saben que no van a poder montarse en el avión porque no tienen billete. Entonces, ¿para qué ir cargando con una maleta llena? Lo que les importa es la apariencia de viajeros.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  11. vittt Says:

    si te quedas en un punto determinado el tiempo suficiente ves pasar frente a ti el resto del mundo.


  12. Pues si por un momento han creído que iban a volar, y se han sentido felices, me parece muy bien, aunque luego su avión se marche sin ellos, otro día será.

    Me pregunto, si la mujer soberbia con el bebé, los rubios muy rubios, el chico del internado y el italiano, subieron a algún avión…

    Un abrazo


  13. Pablo, cualquier estación de trenes, aviones o autobuses es un “viaje”, por el tipo de personajes que se ven ahí. Aunque a veces no hace falta ir tan lejos, con preparar el viaje desde casa se puede ir más lejos.

    Saludos.

    • pablogonz Says:

      Casos extremos: 1) los que preparan tanto los viajes que parten con conciencia exacta de lo que van a ver; 2) los que se dedican a tomar fotografía tras fotografía y hacen el viaje al volver a casa (viendo las fotos). 3) ¿?
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  14. Tatiana Mamaeva Says:

    Pobrecitos, aunque puede ser peor cuando de este modo viaja solo un hombre.
    Un abrazo, Pablo.

    • pablogonz Says:

      A mí me parece más dramática una pequeña locura de estas características si son dos o más quienes participan de ella.
      Un fuerte abrazo, Tatiana, y feliz navidad.
      PABLO GONZ

  15. Propílogo Says:

    Genial escenario, Pablo. Hay un trasfondo de trainspotter en el micro; una tristeza en la maleta vacía (aparte de lo práctico). Está, también, en el final, pues simplemente “no lo pasan mal”; además, las seis es pronto si lo estás pasando bien.
    Abrazos descaudalados.
    Gabriel

    • pablogonz Says:

      Sí, coincido contigo. Es un micro de la desesperanza resignada. Me alegro de que me hayas dejado este comentario porque a partir de él puedo comprender mejor el micro, ver en él nuevas facetas.
      Abrazos sudorosos (por fin),
      PABLO GONZ

  16. Puck Says:

    Los lunes van al aeropuerto, los martes a la estación de trenes y los miércoles a la de autobuses. El resto de la semana descansan, que no se puede estar todo el día viajando.
    Saludillos viajeros, aunque sea en sueños

  17. Torcuato Says:

    Vieron personas que no estaban acostumbrados a ver.
    Un abrazo.


  18. Excelente. Y éste hecho no es tan insólito como puede parecer . Sí, efectivamente pululan personas desubicadas o con particulares nostalgias en aeropuertos, estaciones de trenes o autobuses, y sitios aún mas diversos.

  19. Agustín Martínez Valderrama Says:

    Muy buen micro, Pablo. Quizás viajen más ellos en su quietud, que aquellos que simplemente se transportan de un punto a otro, mecánicamente.

    Abrazos.

  20. CYBRGHOST Says:

    Yo tuve una temporada que comía solo en el comedor del Campus, y ciertamente la realidad de una acumulación de gente puede ser francamente entretenida y divertida.
    Por otro lado cuando viví en Palma de Mallorca 4 meses, descubrí que muchos residentes se plantaban a primera hora en el aeropuerto y sólo cogían vuelo si había una oferta de última hora, si no a casa y al día siguiente.
    Así que al final tu genial relato va a tener más de realidad que de ficción.

    • pablogonz Says:

      La ficción forma parte de la realidad, digo yo que por eso será. Gracias por compartir aquí tus experiencias: indican que lees en todo momento porque observar el mundo es leer.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  21. C.ROSIO Says:

    Muy bueno, me gusta viajar!!!
    abrazo con alas.

  22. Javier Ortiz Says:

    Quizá para viajar no haga falta incluso salir de casa.

    Saludos.

  23. Arancha C. Says:

    ¿Cuántas veces en la vida vamos de lo que no somos? Este micro me ha dejado en desequilibrio muy estable. ¡Es perfecto!

    ¡Qué viajes muy pronto, y si puede ser, a España!

    Un beso,

    • pablogonz Says:

      Si logré desequilibrarte, cumplí con mi misión como artista. Si además te dejé en un desequilibrio estable, no puedo pedir más. Ya contarás el fruto de ese proceso.
      A España iré, seguramente, en mayo, con las golondrinas.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  24. Explorando Lilliput Says:

    A mí como a Propílogo se me ha quedado grabado el detalle de la s maletas vacias. Al empezar así el micro ya te habla de soledad, de algo que es decorado noreal. Me parece un micro estupendo sobre la soledad, la de verdad, la no querida, y los tipos de soledad diferentes tan solos deben estar los viajeros reales como los otros quizá.

    Un abrazo!

  25. Kum*... Says:

    En España es habitual ver a los viejitos desocupados reunidos en las obras, en las construcciones, viendo trabajar a los albañiles. Yo, desde que empecé a viajar siempre digo: “cuando sea viejito me la pasaré en los aeropuertos”. Me plagiaste el pensamiento 🙂

    Un abrazo, maestro.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: