AQUÍ ENTRE NOSOTROS/28

10 marzo, 2011

BENDITA IGNORANCIA

–Sólo conocemos la quinta parte de las especies que habitan nuestro planeta.

–Oiga, profe. ¿Y eso cómo se calcula?

–Facilísimo: se toma el número de especies conocidas y se divide por el de especies desconocidas.

PG

Anuncios

35 comentarios to “AQUÍ ENTRE NOSOTROS/28”

  1. pablogonz Says:

    Otra historieta de niños y adultos, más ligera, ¿no?
    Abrazos hacia allá,
    PABLO GONZ

  2. Ana Says:

    Ay, Pablo, estos cálculos que te hacen me divierten muchísimo… el de los cumpleaños, lo que mide un libro, el peso medio, las especies…. otro subtema made by Pablo Gonz!!!
    Y de bendita ignorancia nada… a mi que me lo expliquen ¿como lo saben si no las conocemos?, ehhh
    Un besote

    • pablogonz Says:

      Ahí está la cosa, Ana. Con absoluta frescura te dicen que las especies desconocidas son cincuenta mil. ¿Y ellos qué coño saben? Hablando de subtemas made by Pablo Gonz, ¿sabes cuánto pesan todos los ojos humanos? Un día lo calculo, vamos que si lo calculo.
      Abrazotes,
      P

  3. Caboclo Says:

    De la reducción matemática de la ignorancia. Nada como una pregunta inocente para desmontar el “chiringuito”. Historia ligera y divertida, como dices, pero también tiene su enjundia esa manía que tenemos los seres humanos de encerrarlo todo en una cifra, como si así ocultáramos nuestro desconocimiento.
    Abrazos sevillanos.

    • pablogonz Says:

      Es verdad: una auténtica manía cuantitativa que por suerte los niños aún no han adquirido. Por eso digo yo que de los niños hay mucho que aprender.
      Abrazos paisanos,
      PABLO GONZ


  4. Del todo que es el ser humano, cuánto conoceremos?
    Yo hago así, tomo lo que sé, cuerpo, mente y alma, lo sumo y le saco la raíz cúbica.
    Queda poco pero igual me conforma. No olvidemos que el ansía de conocimiento es un deseo que nos inculca el mismísimo diablo!

    Felices e ignorante besos Pablo

    • pablogonz Says:

      A ver, cuidado con el diablo, ¿quién es el diablo? Observemos esta pregunta. ¿Nos la inculca el diablo? Y ella misma. Yo creo que los deseos de conocimiento son tan naturales y necesarios (claro) como otros deseos. Muy bien dices que otra cosa es el ansia de conocimiento: ese absoluto estrés por saber. Bien, hay que saber saber, como se sabe dormir o comer. Ir aprendiendo lo que nos llega, también buscando lo que nos interesa, pero sin necesidad de agotar la fuente, ni atracarnos. Respirar de la cultura y con la cultura. Y ya me voy porque me puedo quedar aquí dos años en el torrente de la conciencia.
      Besazos,
      P

  5. Nani Says:

    ¡Me encanta esa ignorancia!, la de los niños, la de la wuena gente, la de los que no son retorcios, ni resabios,¡Bendita sea!

    Besicos ignorantes y sencillos.

    • pablogonz Says:

      A mí me pasa lo mismo, Nani. Adoro a la gente que mira las cosas tan de frente que parece que son la propia cosa. En esa identificación está el verdadero conocimiento, ¿no?
      Abrazos totales,
      PABLO GONZ

  6. bicefalepena Says:

    Estamos ante el nacimiento de un buen periodista. La pregunta ha demostrado ser infinitamente superior a la respuesta dada. Puras matemáticas.

    Un abrazo porcentual

    • pablogonz Says:

      Y eso que, según me comenta mi hermano (que es matemático) la formulación de la respuesta del profesor no es correcta. Debería haber dicho algo así como:

      –Facilísimo: se toma el número de especies conocidas y se divide por el número total de especies: conocidas y desconocidas.

      Un abrazo exacto,
      PABLO GONZ

  7. CYBRGHOST Says:

    En el mundo de la ciencia son muy dados a esos cálculos que no acabo de entender a donde llevan y que justifican de las maneras más peregrinas.

    • pablogonz Says:

      Yo creo que pueden servir para incentivar las ansias del conocimiento. Cualquier muchacho que quiera estudiar biología, lo hará con mayor ímpetu si entrevé el anzuelo de poder un día ponerle su nombre a una especie. Digo yo.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  8. Maite Says:

    Esa tendencia a tenerlo todo medido nos va a hacer que lo único que tengamos es una distorsión de la realidad…más de lo que ya tenemos. Por cierto, hoy me han preguntado cuanto miden tres besos dados en un túnel de succión de aire comprimido ¿alguien lo sabe? Besos

  9. Puck Says:

    jajajaja y se queda tan ancho. Hay quien tiene respuestas para todo y quien repite esas respuestas sin cuestionárselo solo porque vienen en los libros.
    Saludillos


  10. “Pour vivre heureux vivons cachés”
    De “Espèces en voie de disparition”
    Un fuerte abrazo,
    Christian

  11. Sucede Says:

    Aupa Pablo!!!
    y seguro que se calcula así? jajaja, yo creo que el profesor no ha estudiado la lección… jaja.
    Muy ingenioso!!
    Un abrazo!

  12. Torcuato Says:

    Buen profesor.
    Pasos para la anulación de la inteligencia crítica.
    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Una vez presencié en Ávila una lección de didáctica estrecha que me alucinó: un grupo de niños estaba dibujando en sus cuadernos la portada de una iglesia. Y el maestro agarró a uno y le dijo: “pero vamos a ver, hay una torre, la iglesia y otra torre, ¿no? Pues tú coges el papel, lo divides en tres y te pones a (sic) pintar la iglesia.” Seguro que aquel tipo era una excepción; por eso me impresionó.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

      • Torcuato Says:

        Lo de buen profesor lo dije con sarcasmo.
        Como el profesor que dices de la iglesia. Eso se llama, guiar al rebaño, recto, recto, sin que se salgan, no sea que lleguen a pensar y crear.
        Un abrazo

      • pablogonz Says:

        Así lo entendí, Tor. Y comparto contigo la preocupación por la enseñanza de los niños. Naturalmente somos un rebaño (esto es, somos gregarios) pero eso no quiere decir que tengamos que ser, pensar, sentir todos igual.
        Más abrazos,
        P


  13. Considero, mi querido y admirado Pablo, que este no es un microrrelato como tal. Me late, también por la ignorancia, que está más cerca del chiste que de la historia.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Comparto contigo mis categorías, Esteban. Para mí todos los chistes son historias (lo cual no quiere decir que todas las historias sean chistes). Si son cortos (como es lo habitual) los incluyo dentro del género microrrelato. En este chiste se cuenta la siguiente historia: un alumno reacciona ante la típica expresión de un maestro convencional con una pregunta que nos permite ver en él un espíritu crítico en (posible) formación. El maestro responde a esa pregunta con una obviedad mayúscula. Y el niño (esto no se ve pero se presupone) queda decepcionado: se frustra quizás para siempre su habilidad crítica.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  14. Pablo:

    Yo creo que la distancia entre el microrrelato y el chiste es abismal. Si bien un microrrelato puede estar dentro del género del humor, eso no quiere decir que todos los chistes cortos (como dices) sean un microrrelato.

    Haces una explicación detallada de lo que quisiste a dar con tu texto, pero considero, insisto: en mi ingnorancia, que no deja de ser un chiste y cualquier explicación adicional no logrará ubicarlo en otro género.

    • pablogonz Says:

      Tenemos opiniones diferentes, Esteban. Por ello la humanidad disfruta de su fascinante variedad. Gracias por compartir aquí tus categorías.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  15. Grandioso… dice tanto de la ciencia y de la ignorancia, de la inocencia…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: