HOMENAJES LITERARIOS/20

12 abril, 2011

A Malena

LA LOCURA

¿Quieres saber de la locura sin levantarte del sillón? ¿Quieres degustarla con miedo, como se olisquean unos pelos de mamut en una bolsa de plástico? ¿Quieres poder contarles a tus amigos “la locura es esto y lo otro” apoyándote en cuatro inocentes palabritas, escuchadas casi al azar, o en la lectura extenuante de un tratado de la materia? No lo lograrás; desde ya te lo digo. Para conocer la locura sólo hay dos modos: sufrirla accidentalmente o realizar arriesgados ejercicios. En este protocolo que estás leyendo, antes de que terminen las pocas letritas que tanta confianza te dan, se encuentra la descripción de uno de esos ejercicios. ¿Estás dispuesto a conocer los detalles? Bajo tu responsabilidad cruzaste la línea. Y ya no hay vuelta. Toma una pelota de pimpón (idealmente blanca). ¿Tienes la pelota de pimpón? Si no la tienes, suspende la lectura de este protocolo. ¿Ya tienes la pelota de pimpón? Bien, métetela en la boca y cierra los labios. Asegúrate de que tu rostro no resulta deformado por la pelota. Puedes usar un espejo. Mírate. Pareces una persona normal. O sea, lo eres; una persona normal con una pelota de pimpón en la boca. Nadie notaría la diferencia si te abstuvieras de hablar. Bien, estás preparado para empezar el ejercicio. Mueve la cabeza con suavidad a la derecha primero y a la izquierda después. Luego repite el gesto (cada vez con mayor violencia) hasta que logres escuchar algo que traquetea dentro de la pelota. Es la semilla de la locura.

PABLO GONZ

Anuncios

66 comentarios to “HOMENAJES LITERARIOS/20”

  1. pablogonz Says:

    A Malena, una autora que sin duda merece la pena.
    Abrazos suburbiales,
    PABLO GONZ


  2. Muy bueno Pablo. Malena, sin duda, se lo merece.
    Menos mal que por aquí no me puedes escuchar, porque con pelota en la boca…
    Abrazos fuertes.

  3. No Comments Says:

    Joer pues yo ya había ido a por una pelota de ping pong y con ella en la boca, empecé a mover la cabeza de un lado a otro… ¿estaré loco? Por suerte, todavía no he oído ningún traqueteo…

    Un saludo indio

    • pablogonz Says:

      Inténtalo con más fuerza, Indio. Y si incluso así no lo consigues, persiste un par de días. Ya verás como no falta quien te diga que estás loco. Voilá!
      Abrazuelos tragicómicos,
      PABLO GONZ

  4. Iván Espinoza Says:

    Seguí las instrucciones sin la pelota de pimpon. De igual manera algo comenzó a traquetear dentro de mi cabeza, acrecentándose en los remaches.


  5. Pablo, di con mi propio método para encontrar tal semilla. El tuyo es menos cruento.

    Delicia de homenaje para una escritora que ha sabido ganárselo.

    Malena
    ¡¡¡Enhorabuena, muchas felicidades!!! La alegría de una amiga también es mi dicha. Brindo con vos.

    Pablo, Malena, los abarco en un abrazo

    • pablogonz Says:

      Pero comparta el método, Dra. Nasello. Puede que alguno de mis pacientes le interese el derramamiento de sangre.
      Abrazos de colega a colega,
      PABLO GONZ Ph.D.

  6. silvia Says:

    Bueno. Un poco locos estamos, algunos por una u otra cosa. Visto desde la cabeza de un demente los locos seríamos los cuerdos, así que de que lado nos ubicamos? Esto me hizo recordar a un profesor en la secundaria que hacía agitar las cabezas de los incorregibles y preguntarles al mismo tiempo si sentían algún ruido, que si así era porque una bolita(el cerebro) estaba suelta, y sino era así porque nada había dentro. Un poco cruel no?

    • pablogonz Says:

      Otra manera de pegar a la gente, asco. El resto del comentario, me sugiere una figura tipo matrioska: en un mundo loco hay una ciudad de cuerdos donde se alza un manicomio cuyo director está muy centrado aunque dentro de sí, como todos, tiene un loco con mucho de cuerdo, etc…
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  7. Araceli Says:

    Vaya, Pablo, muy impresionante. Me has puesto los pelos de punta. Y empiezo a notar algo esférico dentro de la boca.
    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Este método no falla. Si lo lograste sin pelota de pimpón, es que tienes una predisposición natural. Envía tus antecedentes a mi consulta para incluir tu caso en el libro.
      Abrazos chorras,
      PABLO GONZ


  8. Me has dejado noqueada, como si esa pelota de pimpón me hubiera golpeado en la cabeza. Creo que me ha golpeado, sí. Y penetrado la semilla de la locura. Una belleza de relato, Pablo.

    Besos muy locos.

  9. depropio Says:

    Me ha gustado mucho lo de parecer normal, pero no serlo. Todos somos así.

    Mi pelota sabe a vainilla

    • pablogonz Says:

      Anoto su caso, don Fernando. Quizás le salió semilla tropical. Si nota un desvarío homicida en las próximas semanas, no deje de comunicarlo.
      Abrazos diagnósticos,
      PABLO GONZ

  10. Malena Says:

    Pablo, me hacés poner colorada.
    ¡Muchísimas gracias!
    Vos sabés que la locura es un tema que a ambos nos gusta tocar. Será que de poetas y de locos … bueno, ya sabés lo que dicen.

    Desde que leí este texto ando con la pelotita de pimpón en la boca y nada. O no tengo semilla de la locura o ya germinó. No lo sé.

    • pablogonz Says:

      Muchísimas de nadas, Malena. Es un honor leerte y celebrar tu talento. Hay, dices bien, algunas personas a las que este ejercicio no les produce ningún resultado. Prueba mordiendo puentes (máx. tres por día)
      Abrazos tipo a sus pies, señora.
      PABLO GONZ
      PD.: Sigue escribiendo.

  11. CYBRGHOST Says:

    Muy buen ejercicio, o eso opinan la mayoría de las voces.
    Muchos abrazos.

  12. carlos Says:

    Me quedo con la reflexión inicial de cómo conocer la locura. Pero el ejercicio es realmente inquietante.
    Me gustó.
    Un abrazote

    • pablogonz Says:

      Muy sensato. ¿El único sensato? Yo no hubiera leído más allá de esa advertencia “Bajo tu responsabilidad cruzaste la línea”. Será porque soy un irresponsable.
      Abrazos en las hojas,
      PABLO GONZ


  13. Muy bueno el post, pero no tengo tiempo para hacer le loco. Es una pena, porque de pequeño no quería ser astronauta, quería ser loco.

  14. Antonio Says:

    Plas plas plas¡¡ jejejeje.
    Muy daliniano todo 😉

  15. vittt Says:

    me tragué la pelota, pablo. temo que la semilla de la locura haya germinado en mí. napoleón loco! sería una catástrofe!
    me encantó el post.

  16. Kum*... Says:

    Me uno a tu homenaje, Pablo. Malena es simplemente… fascinante. Una mujer con la palabra precisa, ferpecta, siempre a mano. Así, como el que se rasca una nalga, abre la boca y se pone a decir cosas sublimes. Con toda la naturalidad, con toda la sencillez… de lo sublime.

    Lo que no sé es si sepa jugar pin-pong.

    Por cierto, el 14 me muero en Madrid.

    Saludos, maestro.


  17. Maestro! usted sí que sabe definir la locura.

    • pablogonz Says:

      Se lo iba a decir antes a Kum* pero me lo callé. Si no respondo a eso de “maestro”, quedo mal porque se asume que acepto el título. Si te digo “no me llames maestro”, quedo mal porque podría parecer falsamente humilde. No digo más.
      Envío miles de abrazos,
      PABLO GONZ


  18. Pienso que desde que ya acepta hacerse ésta prueba ya es candidato a la fábrica de crucigramas. (El manicomio).

  19. Maite Says:

    Muy buenas estas instrucciones Pablo, yo ya sentía ese traqueteo en mi cabeza cada vez que la movía, me ha intrigado saber si se trataba de una pelota de ping-pong como tú bien indicas. He realizado el ejercicio contrario, cabeceando violentamente de delante hacia atrás un millón de veces, y finalmente he vomitado una piedra, me he quedado más tranquila, lo mio no es locura, es solamente que tengo una pedrada. Abrazos alucinógenos.

  20. Josep Vilaplana Says:

    Pelota localizada. Traqueteo constatado. Semilla germinada. Clientes autocar no presentados hora convenida. Imposible recriminarles actitud. Acciones judiciales pertinentes. Banquillo de los acusados: Pablo Gonz.

    Un abrazo fuertemente medicado.


  21. La locura es pétrea, impermeable, sin poros. Puede decirse que es el spray paralizador del alma.. Hay quien suscribiría sin reservas la definición del escrito, pero no es más que una inteligente aproximación. La locura no aletarga el alma entera, aunque algunos así lo vivan, sino su superficie, aquella parte por la que sale traducido el mundo íntimo.
    La locura tapa y esconde, estrangula y ahoga. El río interior se agita más en esos momentos, se vuelve violento y se torna en remolino al no encontrar salida. La forma de locura principal es el silencio, o unos breves latigazos mecánicos que suenan como falsos ecos de lo que la locura mantiene a raya. Así la cola de la salamanquesa al cortarla se agita llorando la vida que no tiene.
    La locura duele de dos modos. Al principio, el dolor es sordo, tanto que a veces se siente meses o años después, salvo lo monstruoso, nada se hace enteramente visible hasta que no está formado del todo, o bien, adopta la forma del dolor por la ausencia del dolor ( ” entre la nada y la pena elijo la pena ” ). Luego el dolor es violento, tiene los rasgos de una tortura contra la que se sabe que en vano se lucha. Pretender pelear cuerpo a cuerpo, como un boxeador, es destrozarse, reventarse contra un muro. Se trata de una guerra sutil, de una labor de zapa sin cuartel, llevada a cabo por los ejercitos del sentimiento y de la inteligencia.
    La última crueldad que realiza la locura es su retirada, no es que no se pueda rendir, sino que tampoco nos pueda vencer. Desaparece siempre cuando ya es tarde para nosotros, dejándonos sin saber qué hacer con el agua agitada del alma y con un sabor de ceniza en la boca.

    Un abrazo dislocado.

  22. Nélida M. Gonzalez de Tapia Says:

    ¡Qué bueno que estuvo Pablo!Cada día se disfruta más de tu blog, cosa que te debe hacer pensar q

  23. Nélida M. Gonzalez de Tapia Says:

    ¡Buenísimo Pablo, cada día que pasa encuentro en tu blog cosas más interesantes!La verdad el ejercicio no lo hice, tengo un mareo ( por lipotimia) que si giro mucho la cabeza voy a para al suelo. Solamente con mirar el teclado me hace mal. Volviendo al tema, ayer no puede entrar, comento ahora.A veces pienso ¿Qué define la locura? Quizás los que están tildados de locos están más cuerdos que los que no. Yo a veces siento y me atrevo a decirlo, que voy a enloquecer.Quizás ya lo estoy un poco, nadie lo sabe. Vuelvo a repetirte, me encantó el tema. Abrazos para todos.
    Neli 🙂

    • pablogonz Says:

      La cordura, que es central, se ve rodeada por múltiples formas de locura. Para averiguar si los locos son los verdaderos cuerdos, deberíamos saber si entre ellos hay algún modo de entendimiento propio. Si un loco es un loco para otro loco, entonces los locos son ellos. Y perdón por el trabalenguas.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  24. Su Says:

    ¿Quién determina lo anormal de lo normal? ¿la cordura de la locura?

    Sigo a Malena desde hace un tiempo y a tí desde otro tiempo. Bonito homenaje entre locos, cuerdos… o simplemente seres.

    Besos… de otra del montón

    • pablogonz Says:

      Naturalmente desde el ser más cuerdo hasta el más loco hay toda una gama de variantes. ¿Estaba loco Van Gogh? Parece que sí (porque se automutiló). ¿Está loco el tipo que se corta las uñas? Parece que no (aunque se automutile). Habría que hablar con un psiquiatra para que nos instruyera un poco.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  25. Paloma Says:

    Menudo golpetazo me acabas de dar, en plena frente. Me gustó

    Un abrazo

    Paloma

    • pablogonz Says:

      Bien, un éxito literario que me anoto. En la frente, en el corazón, en la mandíbula… Una de los efectos bonitos de mi trabajo: el impacto sobre las personas.
      Abrazos columbares,
      PABLO GONZ

  26. Elysa Says:

    Y… si el traqueteo lo he oído dentro de mi craneo, ¿qué significa? ¿Debo preocuparme?

  27. Ana Says:

    Apoyo el homenaje a Malena, no sé si me han contado mal pero las pelotas de pin pon tienen un gas dentro, que no os aconsejo tragar, en caso que sea verdad. Yo como Nélida, prefiero por salud no hacer el experimento, además, el gas y la dinamita no sé si sería demasiado para mi… y ya sé que estoy loca pero parezco normal, a veces no tanto.
    Abrazos tardíos!
    (que también se puede ser comentarista top por abajo, no?)


  28. Variaciones sobre un mismo tema.

    ¿ Cómo probar que una persona está cuerda ? Cada movimiento,cada gesto considerado hasta este instante como perfectamente normal se convierte, sometido al más escrupuloso analisis, en un gesto típico de loco. Las mismas palabras, las mismas opiniones que parecen normales en la vida corriente, que parecen hasta inteligentes, caro amigo, se convierte en síntomas de locura cuando se está entre las cuatro paredes de un manicomio… La verdad es que no pueden precisarse las fronteras entre el estado normal y el de locura. ¡ Y sin embargo… ¡ tengo que demostrar que no estoy loco !


  29. ¡Interesante ejercicio!

    Pero creo que lo que suena dentro de la pelota no es una semilla, es un diente partido.

    Voy a repetir otra vez…

    Saludofff (Ya lo sé, es de mala educación hablar con la boca llena).


  30. Joder, qué bueno, el lector se vuelve loco, lo manipulas totalmente. Mi enhorabuena, Pablo.

  31. YUN Says:

    Este ejercicio de locura es deliciosamente ilustrativo. Aunque admito que para mí bastaría quedarme en el punto de mantener la pelotita en la boca, pareciendo del todo normal, mientras por dentro sé que soy una fenómeno inadaptada ¡y que debo luchar contra el impulso de escupirle la pelotita en el rostro a cualquier desconocido!

    Pd. Querido Pablo, sé piadoso y aumenta el tamaño de la letra en tu blog.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: