VEROSÍMILES/41

23 junio, 2011

El hombre equilibrado no tiene demasiado miedo ni demasiada confianza; vive en la armonía de los dos instintos esenciales: el de innovación y el de conservación.

PABLO GONZ

Anuncios

39 comentarios to “VEROSÍMILES/41”

  1. pablogonz Says:

    Digo yo, claro.
    Abrazos pasados por agua y ceniza,
    PABLO GONZ


  2. ¿Quién marca los límites de la confianza o el riesgo?
    Relativo a la capacidad de cada quien.
    Es como la pilotía.
    Viajas más seguro con un piloto experto al volante , aún a alta velocidad,
    Que con un idiota que guía muy cauto.

    • pablogonz Says:

      Cada cual sabe en qué terrenos se encuentra seguro y en que cuáles no. Para crecer tenemos que mantener un pie en cada lado.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  3. Juanlu/Luiyi Says:

    ¿Se puede considerar equilibrado ir de un extremo a otro en un zig-zag en espiral?

    Un abrazo!

  4. Juan C. Says:

    ¿tendrá esto algo que ver con el equilibrio de los animales entre su sistema simpático y parasimpático?
    El simpático nos lleva a atacar, el parasimpático nos retiene, haciéndonos cautos.
    Es que estoy leyendo un libro de Desmod Morris y habla justamente de este comportamiento, de esta lucha interna, a todos los niveles del reino animal…
    En fin es una chorrada, pero lo voy a mandar.

    Gracias como siempre por tus perlas, Pablo.

    • pablogonz Says:

      No es ninguna chorrada, a mi juicio. Hasta orgánicamente estamos preparados (por lo que dices) para conducirnos de un modo equilibrado. La pregunta que surge es, claro, ¿por qué no lo hacemos? A lo mejor sí lo hacemos, a la larga, sin remedio.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  5. Antonio Says:

    El hombre equilibrado no tiene demasiado miedo ni demasiada confianza… Sentencia TOTAL¡¡ jejeje
    Me encantó, Pablo 😉

  6. Puck Says:

    El equilibrio no existe y si existe creo que sería muy aburrido ¿no? algo así como la perfección, puff,
    Saludillos desequilibrados

    • pablogonz Says:

      El equilibrio es la suma de los desequilibrios. O los desequilibrios mirados de lejos. O en su conjunto. Un corazón es equilibrado pero tanto la sístole como la diástole son verdaderamente desequilibradas.
      Abracillos con perspectiva,
      PABLO GONZ

      • Ulises Says:

        Pablo: no hay cómo ganarte, eh. Y tú que nos ganas a todos.

      • pablogonz Says:

        Bueno, Ulises, creo que aquí no se establecen competencias sino que se vierten opiniones. Nadie acierta y nadie se equivoca. Todos aprendemos.
        Abrazos socráticos,
        PABLO GONZ


  7. Me da que yo tengo un punto fuerte de desequilibrio. Y a estas alturas, hay que tirar con ello.

    Besos de loquita de atar.

    • pablogonz Says:

      Hay que tirar con lo que sea, hasta el final. Si amplías la escala, verás que ese desequilibrio se complementa con otro para dar lugar a un equilibrio mayor, ojo con el término “englobante”.
      Abrazos con camisa de fuerza, sí,
      PABLO GONZ

  8. vittt Says:

    mi preferido es el instinto de conversación.

  9. Nélida M. Gonzalez de Tapia Says:

    Hoy estoy completamente desequilibrada, no puedo opinar jaja.
    Cosas de la vida 😦
    Neli 😦

  10. Ana Says:

    Lo de la innovación y la conservación no lo habíamos tratado ya… mmm… me suena!
    pues si, y como decía Aristóteles, en el equilibrio está la virtud…
    Un abrazo de hoguera de San Juan

  11. Gotzon Says:

    La verdad es que es un tema que hace pensar, un día leí o escuché un artículo de Punset acerca del equilibrio emocional, muy interesante (y no hablo de la revista, jaja). Lástima no tener el enlace. (¿O fue en la tele?)
    Aunque tampoco hace falta ser demasiado vivo para saber que cuando se rompe el equilibrio… todo empieza a ir, o demasiado bien, o demasiado mal, menos mal que llevamos incorporado una especie de “nivel” que nos proteje… (Algunos, muchos, pierden el control de la burbuja…y KATAKRAS! Batakazo que te crio.)

    El tema da para muchos micros… Yo, como soy un narcisista egocéntrico desequilibrado, jajaja te invito a leer dos en mi blog. Bueno, tres… Uno es una simple reflexión sobre el equilibrio necesario para con los demás. Dice así: “La consecución de la libertad propia en pequeñas pero eficientes dosis, requiere altas cuotas de respeto hacia la ajena.”
    (En realidad solo es una forma maquillada de decir que la libertad de uno empieza donde acaba la del otro)

    Y los otros dos para que leas cuando no tengas nada mejor que hacer 🙂 ahí van: Equilibrio (Este lo escribí inmediatamente después de leer (¿o escuchar?) a Punset.)

    Y este otro lo escribí desde la perpetua indignación (yo prefiero llamarle mala hostia, pero digo indignación por equilibrar, además la ‘mala hostia’ suena como más instantaneo y como ya es algo continuo pues uno llega a relajar su indignación, jejeje): Justicia (Aquí me temo que nunca he conocido ni conoceré el equilibrio, que contrariedad.)

    Bueno, perdona la extensión, hay días que me da por dar la chapa… pero tranquilo, ya sabes que lo suelo equilibrar …. con el silencio, jejeje (que bobo)

    Agurrak

    Ah…(Otro día te hablo del equilibrio desde la perspectiva navarra del tema… es cosa aparte… ¡si supieras lo cabezón que es mi viejo!, es majo pero dios! que cabezota, 🙂 creo que ha salido a su hijo) (¿Qué tal unas “instrucciones para mantener una discusión moderada y equilibrada con un navarrico de pro”?) jajaja

    Enviar? no enviar?…. click!

    • pablogonz Says:

      Siempre enviar, Gotzon, que te agradezco mucho tus comentarios y los aportes que conllevan. El equilibrio tiene esa connotación algo denostada en nuestro tiempo que es la quietud. Sin embargo, hay que comprender que es resultado de una apasionante lucha, tan apasionante como silenciosa. De hecho, el equilibrio siempre es vibrátil y por tanto pulsante, lo que pasa que a una escala diminuta. Bueno, que no quiero emularte. Me pasaré a leer lo que propones. Y te mando un abrazo navarro,
      PABLO GONZ

  12. Sara Lew Says:

    Hay épocas en nuestra vida en que hacemos que las cosas sucedan (innovación) y otras épocas en que solo esperamos que las cosas sucedan (cautela, conservación); por eso a veces el equilibrio en la vida se ve a largo plazo.
    Aunque también hay gente que pone riesgo y mesura a partes iguales en cada acto (depende de la personalidad de cada cual).
    Bueno, me alargué demasiado.
    Interesante reflexión, Pablo. Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      El resultado final siempre es una forma de equilibrio. Muy bien visto eso de que según el carácter de cada cual es el camino para llegar.
      Un fuerte abrazo, Sara.
      PABLO GONZ


  13. Que difícil a veces encontrar ese equilibrio.

  14. Pablo González Cuesta Says:

    No te lo vas a creer, pero yo también soy Pablo González Cuesta, tan solo soy un año mayor que tú, me gusta mucho leer, y si, por supuesto, escribir. La búsqueda de microrelatos me han llevado a esta playa de tu blog, y me siento como en casa. Gracias y hasta todos los días.

    • pablogonz Says:

      Mi querido tocayísimo: menuda sorpresa tan borgiana me das. Te rastreé un poco en Google y veo que estás en Sisante (Cuenca). Hay que ver lo pequeño que hace el mundo internet, ¿eh? Y además te gusta leer y escribir microrrelatos. Te garantizo que aquí, a más de uno, le va a dar por pensar que eres un invento mío. Pero también sabemos que la realidad siempre supera a la ficción. ¿Alguna conexión genética con el norte? Mi apellido González proviene de Cantabria y el Cuesta de los Montes de León. Ya me contarás.
      De momento, abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

      • Pablo González Says:

        Tocayisimo pablogonz, ni idea de lo de atrás. Me inspira mucho más la oscuridad – por que la claridad mancha-, de todos los mañanas. Te diré. Me encanta Onetti. Pero como por supuesto que soy una invención tuya, ya lo sabrás. Fin de la primera pista.

      • pablogonz Says:

        Puede que te haya inventado como Onetti inventó a Brausen y Brausen a Díaz-Grey. Quizás el genial Larsen no sea más que un invento del médico de Santa María.
        Abrazos tocayos,
        PABLO GONZ

  15. Gabriel Says:

    Qué bueno, Pablo. Te he visto ahí subido, en el balancín del parque, en el centro de la barra, con un pie hacia el riesgo y con el otro hacia el sosiego; viviendo a pocos con un leve juego de caderas que le da la sal a la vida…
    Abrazos homeostáticos

    • pablogonz Says:

      Ya quisiera yo vivir en equilibrio, Gabriel. Más bien voy dando unos bandazos descomunales de acá para allá. Pero al final siempre le reconozco homeostáticamente a la Naturaleza que termino más o menos en orden.
      Abrazos con un solo brazo (el otro lo empleo para sujetarme).
      PABLO GONZ

  16. Gemma Says:

    Por lo mismo, el hombre equilibrado ansía de corazón desequilibrarse un día de una vez por todas… Muy buen microensayo.
    Abrazos


  17. Auqneu parezca muy sencillo, equilibrados hay pocos, Pablo.
    La mayoria andamos por el alambre, haciendo malabarismos y cualquier día nos vamos al suelo.

    • pablogonz Says:

      Bueno, nos vamos al suelo, nos levantamos, reímos y lloramos; al final, por término medio todos estamos en el centro, por una cuestión estadística.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

  18. Torcuato Says:

    El único hombre equilibrado es el recién nacido, o tampoco.
    Decir que un hombre es equilibrado o no, es aislarlo del todo al que pertenece. Podría decirse entonces que el hombre desequilibrado es el alejado del todo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: