LA SALIVA DEL TIGRE/53

6 julio, 2011

ROCAMBOLESCA,

qué duda cabe, fue la vida del millonario portugués Ricardo Luiz Sequeiros, amigo de locuras tales como morder cacatúas ardientes, sujetar con la nariz copas de ácido sulfúrico y clavarse puñales de oro en los gemelos. Pero si algo elevó su fama de excéntrico a la categoría de mítica extendiéndola por Europa a uña de caballo, fue su innatural capricho de que lo pasaran por la quilla. El riesgoso ejercicio se realizó en el estuario del Tajo, una tibia mañana de octubre de 1821, desde la proa y hasta la popa de un grueso paquebote de su propiedad. Y los solícitos marineros que lo ejecutaron, dispusieron todo con una minuciosidad propia de notarios. Tras supliciar varios bultos de un peso equivalente al de don Ricardo y también a un par de perros y a una cabra (que no sufrieron muchísimo, en apariencia), ataron con la fuerza justa al ricachón, volvieron los ojos al cielo un instante, y, mordiéndose los bigotes, procedieron según lo previsto. Aún hoy se cuenta por las calles de Lisboa que cuando sacaron del agua a don Ricardo, lógicamente embotado por el tormento, el hombre respiró con trabajosidad durante un par de minutos y enseguida rompió a reír, cosa que no dejó de hacer hasta las tres y cuarto de la mañana del dos de septiembre de 1867, momento impostergable de su muerte.

PABLO GONZ

Anuncios

27 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/53”

  1. pablogonz Says:

    Y que tengan un feliz miércoles. Sol y frío en Valdivia. Me siento como en Madrid para la Navidad.
    PABLO GONZ

  2. Agustín Martínez Valderrama Says:

    Hilarante, Pablo. Es como si hubieras condensado en apenas unas líneas todo el Boom del realismo mágico.

    Abrazos admirados.

  3. Rosa M. Says:

    Si es que hay gente pa tó!!! Como no se iba a reir, vivió de prestao.

    Besos desde el aire

    • pablogonz Says:

      Ya sabes que los millonarios, cuando se aburren, no saben lo que inventar. Besos desde debajo del agua (por la exigencia del punto de vista, claro).
      PABLO GONZ

  4. Juan C. Says:

    Una vida muy completa la de este hombre, primero mártir y el resto de su vida loco, una vida como cualquier otra…

  5. Ana Says:

    Pablo, qué loco estás… este micro es de morir de risa, por lo menos!
    Un abrazo riente

    • pablogonz Says:

      Creo, Anita, firmemente que acabaré loco pues es una actitud que me encanta. Espero no ser del tipo peligroso-matemático sino abstracto-pintor.
      6e2o2,
      PABLO GONZ

  6. Esperanza Says:

    ¡Hay que ver! ¡necesitaba ver cerca la muerte para reírse de la vida! quizá no estuviera tan loco.

    Abrazos,

  7. Susana Camps Says:

    Este micro me ha encantado. El tono narrativo, el argumento hilarante y las asociaciones absurdas (“cacaúas ardientes”, “sujetar copas con la nariz”, etc.) despedazan el concepto de biografía al que se sujeta. Realmente fenomenal para mi gusto.
    Abrazos.

    • pablogonz Says:

      Muchísimas gracias, Susana. Me alegro mucho de que te haya gustado y más si es por despedazar conceptos. Eso es siempre un honor.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ


  8. Un microrrelato estupendo Pablo, me ha encantado desde el título hasta el punto final. Aplausos humildes.

  9. vittt Says:

    el día que me muera quiero que lo cuentes tú.
    me descubro.

  10. Cybrghost Says:

    Yo prefiero el ajedrez y la petanca. Aunque igual es porque no tengo un paquebote propio. Muy divertido.

  11. Paloma Says:

    Una vez más quedan patentes las diferencias-reconciliables por fortuna-entre hombres y mujeres: una ricachona equivalente allá por el mismo siglo, habría destinado sus esfuerzos a sus encomiables misiones de caridad.Y algo me dice que tu acaudalado protagonista habría sido mucho más feliz que ella, eso de ver de cerca a la muerte debe impresionar una barbaridad.

    Abrazos decimonónicos.


  12. En el límite de lo que llaman algunos juventud, justo el día en que decidió poner los pies en el suelo, comprendió que aquella era una tarea ilusoria: en el mundo ya sólo había lugar para los hombres cuerdos que vivían una vida ingrávida, estéril, cuadricularmente invernal, que juzgaban más importante lo que entraban en sus bocas que lo que salía de ellas. Y todo esto persuadidos de que la muerte les concedería en el último segundo de sus vidas un breve aplazamiento…

    Un fuerte abrazo, Pablo.


  13. Muestras uno de los aspectos inmaduros del ser humano.
    Ésa necesidad de exponer el cuerpo a cambio de una descarga de adrenalina. Ésto a la vez presionado por un ‘segmento de la cultura de masas a través de la cual el hombre quiere consagrarse como héroe para darse validez.
    Llego a pensar que mucha de la injusta carga que pesa sobre gran parte de la humanidad, deriva de éste afán competitivo a través del cual yace un trasfondo de demostrar una superioridad.
    Si nos llegásemos a librar de éstos tratos y cultivar más la compasión hacia los más desposeídos , llegariamos a mejores finales como especie.
    Tu personaje labra su autodestrucción basándose en todos los antivalores que le infiere su ego.
    Gran retrato.

    • pablogonz Says:

      Pobre don Ricardo, es un inconsciente, uno de esos desposeídos (de razón en este caso) a los que hyay que cuidar con mucho cariño.
      Abrazos cordiales,
      PABLO GONZ

  14. odys 2.0 Says:

    ¿Qué son unos minutos de suplicio comparados con cuarenta y seis años de dicha?

    Excelente microbiografía, muchas gracias.

    Hugs.

    • pablogonz Says:

      Una nimiedad, Odys, aunque su dicha incontrolable le impidió seguir con sus interesantes ejercicios. Sólo pudo ser feliz feliz feliz…
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: