LA SALIVA DEL TIGRE/56

21 julio, 2011

EINSTEIN

En el patio de una vieja hostería alemana, junto al sólido portón del establo, una silla desvencijada y un viejo de hirsuta melena y grueso bigote. Se balancea hacia atrás y hacia adelante apoyándose en sus horribles pies, al tiempo que retuerce las manos contra el estómago y repite mirando al vacío: «e igual a eme ce dos, e igual a eme ce dos…» Poco más allá, desde la protección que le brinda un saliente del edificio principal, contempla la escena un niño de unos nueve años, de pelo rizado y ojos oscuros, que se sobresalta al sentir en el hombro la mano de una mujer:

­—Albert, tu padre te ha dicho que no te alejes del coche.

PABLO GONZ

Anuncios

27 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/56”

  1. pablogonz Says:

    ¡Jueves! Si bebiera, me iría a tomar unas cervezas AHORA.
    Abrazos abstemios,
    PABLO GONZ


  2. Pablo, como siempre, logras un ambiente adecuado al paisaje propuesto. Dicen que su trabajo en la oficina de patentes le sirvió mucho a Einstein en sus descubrimientos, pero esto del anciano recitando… Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Gracias por tu generoso comentario, amigo Luis. Algo he leído de la biografía de Einstein y constato lo que dices: sus primeras publicaciones las realizó cuando trabajaba en la oficina de patentes de Berna.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  3. Rosa Says:

    Sabes que las hacen sin alcohol?…Te pueden servir para engañar a la lengua.

    Me gustó esa mecedora que balancea al hombre mientras recita su salmodia.

    Besos desde el aire

  4. depropio Says:

    Me gustan mucho los relatos que juegan con lo que hubiera podido ser porque nunca nadie podrá convencertede que lo que cuentas es falso.
    Un saludo

    PD He visto tinto de verano sin alcohol

    • pablogonz Says:

      Bueno, esa es una de las ventajas de la ficción. Cuando ingresé en la carrera de Historia nos dijeron “la verdad es esto”. Luego, “hay varias teorías; todas ellas pueden ser verdad”. Por fin: “hay tantas teorías que ninguna puede ser verdad”. Entonces supe que sería escritor: “la verdad es esto por mis huevos y olé, torre del Oro”. Así sigo, aún.
      Abrazos invernales y probaré ese tinto de verano (ya te digo que el vino SIN es la repugnancia misma extendiendo las alas).
      PABLO GONZ

  5. Ana Says:

    Genial, Pablo!!!
    La obsesión del niño por esa fórmula le llevó a demostrar toda una teoría… seguro que por eso no atendía mucho en clase, todo el día con la cantinela en el coco e igual a eme ce dos…
    Ahora no sé si es mejor la teoría de la relatividad o este micro, que al menos lo entiendo 😉
    Abrazos… pues al cubo, no? (al de la playa con pala y rastrillo)


  6. Ja, ja, así que no lo inventó él… Genial. Saludos cordiales.

  7. Cybrghost Says:

    ¿Pero pago los derechos de autor? :-). No te extrañe si en tu casa se forma una especie de hongo de humo si este relato se extiende mucho. Tómate unos refrescos.

  8. Nélida M. Gonzalez de Tapia Says:

    Muy lindo, pensar que a Einstein le decían de niño que tenía un retraso mental. Sin discriminar nadie, tengo un primo que quiero mucho que sufre de una enfermedad así. ¡Qué equivocada estaba la ciencia cuando Albert era pequeño!. No sé si tiene algo que ver con lo que subiste, pero es lo que se me ocurrió comentar.
    Un saludo grande.
    Neli 🙂

  9. Maite Says:

    Una posibilidad, sí, muchas veces las grandes ideas no parten de los grandes cerebros, si no de los más observadores 😉

    • pablogonz Says:

      Claro que una de las características de los grandes cerebros es su gran capacidad de observación. La elaboración de lo observado también consume ciertas energías, supongo.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ


  10. Interesante… y eso que no le quitas mérito porque a mí me repiten la fórmula durante tres meses y me la tatúan en el brazo y me quedo igual 😛
    Muy bueno Pablo, abrazos

    • pablogonz Says:

      Es que ese pequeño Albert era una esponja. Fíjate que paró de darle vueltas al universo hasta que le encontró sentido a lo que decía el viejecito de la hostería.
      Abrazos enormes, Rocío.
      PABLO GONZ

  11. bicefalepena Says:

    Interesante. Me suena la cantinela. Creo que de alguna camiseta que patentó Forrest Gump.

    Un abrao

    • pablogonz Says:

      Sí, este micro se puede dar un aire con la película. Me gustó mucho y la veo siempre que puedo: una crítica muy lúcida, a mi juicio.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

  12. No Comments Says:

    Bonito micro explicativo de otra realidad distinta a la asumida por todos o quizá fuera la única realidad. Cuántos hechos y acontecimientos se habrán distorsionado con el paso de la historia…

    Excelente Pablo.

    Un saludo indio

    • pablogonz Says:

      Sí, supongo que hay una gran distancia entre los hechos y la narración de los mismos, sobre todo si imponemos grandes distancias cronológicas. En este caso, se trata de un juego más que de una crítica, pero el micro acepta esa lectura también.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ

  13. Sara Lew Says:

    Así que el gran mérito de Einstein fue darle sentido a esa fórmula que escuchó cuando tenía 9 años…
    Muy interesante, Pablo. Y muy descriptivo el micro, te posicionas tan bien en el lugar que parece real la historia.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Bueno, Sara, lo primero en la ficción es la verosimilitud: uno cuenta una mentira con elementos reales. El viejo loco es el trasunto de una tía-abuela mía que se sentaba a la puerta de nuestra casa en el pueblo y se ponía a quejarse con una cantinela parecida (mucho menos científica que la que aquí aparece, claro). A partir de ese recuerdo se construyó este micro.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  14. c.Rosio Says:

    Bueno que decir…tu mini es genial…de pronto se poque me enganchas a tu blog…disfruto mucho las micro lecturas que llenan los sentidos como esta.
    Abrazo sin fórmula, y lleno de cariño…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: