HOMENAJES LITERARIOS/29

19 agosto, 2011

A Silvio Rodríguez

EL TROVADOR Y EL BICHO

–¡Pues menudo caradura el comunista ése! ¡Ponerse a revolver los ánimos con su cancioncita cortavenas! A mí me dejó atado a un árbol, junto a un matadero ilegal, mientras pactaba mi muerte con otros revolucionarios tan obsesivos como él. De eso se deduce que no me trató ni con amor ni con verdad; y que si hubiese tenido dos, tan sólo habría intentado un crimen doble. Por otro lado, es una mentira (y gorda) eso de que yo le pescaba canciones con el cuerno. Nos conocimos anteanoche, cuando me capturó en mis pacederos gracias a la ayuda de otros dos furtivos, amiguetes suyos. De modo que no le recomiendo a nadie que se fie de sus volubles recompensas (que si cien mil pesos, que si un millón). Los unicornios valemos mucho más, precisamente porque no nos vendemos. Por cierto y para que conste: no soy azul sino gris marengo.

PABLO GONZ

Anuncios

37 comentarios to “HOMENAJES LITERARIOS/29”

  1. pablogonz Says:

    Y ojalá que tengan un feliz fin de semana.
    Abrazuelos,
    PABLO GONZ

  2. carlos Says:

    Me sacaste una sonrisa. Está bien quitarle drama y darle comedia a las cosas serias (o cortavenas) por antonomasia.

    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Es como reescribir los grandes temas de nuestra juventud. Salen mejor de drama a comedia que de comedia a drama, lo que demuestra que en el fondo somos bichos sonrientes.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

  3. Puri Says:

    Pobre Silvio, no creo que fuera capaz de tratar así a los unicornios, jajaja


  4. Pues menuda alegría me has dado hoy, Pablo, con este micro maravilloso que hace referencia a una de las canciones mas lindas de todos los tiempos.

    Feliz fin de semana para vos también, Señor Unicornio Don Gris Marengo


  5. Me hiciste reír con el final, Pablo. Y eso que soy Silviófilo.

  6. Rosa Says:

    De Tres hermanos, ojala, alguno se ligue a la mujer con sombrero y viajen en el unicornio azul. Quien fuera sueño con serpientes en el reino de también, donde el breve espacio, reparador de sueños te molesta mi amor.,Pues, debo partirme en dos…

    No me gusta Silvio. Se nota, no?

    Besazos desde el aire

    • pablogonz Says:

      Entiendo que sí. Yo lo escuché muchísimo. Ahora lo escucho simplemente mucho. Para mí este señor es un ejemplo de la inmensidad que se puede descubrir con una guitarra y una voz poética.
      Abrazos pariendo un corazón,
      PABLO GONZ

  7. Cybrghost Says:

    ¿Y Luego vino eso de “Ojalá” por que sintió cargo de conciencia?. Muy divertido.
    Abrazos.

  8. Yun Says:

    Entre trovadores te veas.

  9. Puri Says:

    Por supuesto, se presupone… por eso me reía.


  10. Bichos sonrientes; la alegría como vocación: mi querido Pablo, si sigues por ese camino acabarás en mi mesita de noche, algo que conlleva naturales y no pequeños peligros (espero y confío en tu absoluta discreción).

    La alegría como revolución sin desfile: acuerdo absoluto.

    Un abrazo fidelizado.

    • pablogonz Says:

      Es que estoy muy cansado de los trágicos sin objetivo. O que viven con el único fin de verse rodeados de seres más tristes que ellos. Para la Humanidad hoy por hoy es una obligación vivir con responsabilidad. Eso incluye hacer por los demás, comprender el conjunto, reírse a pleno pulmón, etc…
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

  11. Ana Says:

    Ja ja ja, pobre Silvio, en qué lugar le dejas, por cierto, te paso su blog por si quieres dejarle el enlace, igual le gusta y todo 😉
    http://segundacita.blogspot.com/

    Abrazos azules como el mar

  12. un autor Says:

    Con todo respeto por el que así se expresa, permitidme cuestionar las amargas palabras este ser gris marengo, color que jamás confundiría con el azul vitral de mi unicornio. No pongo en duda que la brutalidad que cuenta haya ocurrido. La veo a diario, la he combatido con canciones y actos. Pero no fue en mis manos que unicornio alguno estuvo prisionero, y mucho menos en mi canto. El mío (y digo mío no porque me perteneciera sino porque era único), fue un ser gregario y generoso, como sólo los buenos saben ser. Sólo a él le canté, no a otros que no menoscabo, aunque no me interesen. El mío no podría decirme esas palabras. El sabe que cuando proponía cien mil o un millón, no aludía algo material, mucho menos dinero (¿cómo ofenderle así?). El sabe bien las veces que hay que pasar por la existencia para merecer la atención de algo maravilloso. El sabe. Y yo también lo sé.

    • pablogonz Says:

      Y yo también lo sé, Silvio. Ahora te comparto uno de mis múltiples defectos: revestir con la risa todo aquello que más me emociona; en este caso una de las canciones que más me hizo llorar en mi juventud. ¿Una defensa tonta? Puede ser.
      Abrazos,
      PABLO GONZ

  13. Gabriel Says:

    Pobre unicornio. Aunque peor sería ser unicornio perdido de alguien que no fuera Silvio.
    Le canto a mi hija La Maza, y no le gusta. Pero ¡ay! cuando le canto Te doy una Canción

    Abrazos con las mismas de matar
    (no es el caso)

  14. Puck Says:

    Me encanta jeje ese final.. ese unicornio que no era azul… jeje cosas de la lírica
    Saludillos


  15. Yo no soy gris marengo sino azul, el mismo azul de los vitrales habaneros. Y no me fui por haber sido maltratado sino porque mi raza ha de crecer a solas. No dije adiós porque no era un adiós. Y siempre he sabido que no era dinero sino canciones lo que amigo hubiera dado por una noticia. Aquí está la noticia. Vaya a buscar su canción en mi nombre.

    • pablogonz Says:

      Gracias, unicornio:
      Eres (hasta donde yo sé) el primer animal mitológico que comenta en mi blog, así que bienvenido. Pasta por ahí un rato, si te apetece. También hay sombras frescas y un par de escarpes con buenas vistas.
      Abrazos de bicho a bicho,
      PABLO GONZ

  16. Ernesto Ortega Garrido Says:

    Qué grande ese unicornio. Ya sabía yo que Silvio era, además de un caradura, daltónico.

    Abrazos,


  17. Qué debilidad tengo por Silvio. Con Mi unicornio azul, Una mujer con sombrero, La silla y Te doy una canción puedo llorar como una descosida.
    Hermoso homenaje, Pablo

    • pablogonz Says:

      Estamos en las mismas. A mí el corazón se me ensanchó escuchando a Silvio. Creo que somos una generación internacional, marcada por su sencillez, su poesía y su carisma.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

  18. MA Says:

    ¡Malvados cantautores y trovadores de la verdad!

  19. Rosìo Says:

    Permiso…saludos Acàmbareños


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: