AQUÍ ENTRE NOSOTROS/48

31 agosto, 2011

CON SUEÑO

–Papá, cuéntame otra vez el de Caperrojita y el oboroz. Pero más despacio, ¿vale?

PG

Anuncios

48 comentarios to “AQUÍ ENTRE NOSOTROS/48”

  1. pablogonz Says:

    …y fueron perdices.
    Abrazormes,
    PONZ

  2. Puck Says:

    Me he imaginado hasta el bostezo de la niña al terminar la frase… no se pueden contar los cuentos tan rápido jeje
    saludillos

  3. Cybrghost Says:

    ¡Ay la falta de tiempo!. Luego nos quejaremos de como nos salen las criaturitas.
    Abzs.

  4. depropio Says:

    No sé si tienes hijos, pero lo has clavado 🙂

  5. Nani Says:

    Pues si fueron perdices, ¡haremos una buena escachebe!!, jajaja.
    Besicos muchos y felices.

  6. Lucía Says:

    Seguramente la niña será buena minificcionista. Saludos


  7. Y mañana compra más vacaciones, papá, que no quiero que te vayas a trabajar …

    Yo si tengo hijos y son una fuente inagotable de micros, que más que microrrelatos parecen chistes.

    Si tu no los tienes aún, la sensibilidad ya la has desarrollado.

    Un abrazo,

    • pablogonz Says:

      Se lo diré al destino, que estoy preparado para tener hijos, aunque me consuelo pensando que hay trillones de genes maravillosos rulando por ahí.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

  8. Ernesto Ortega Garrido Says:

    Tiene toda la razón esa niña: ser padre requiere su tiempo. Tomo nota en enero seré padre y espero no cometer estos errores.

    Abrazos,

  9. Rosa Says:

    Jajaja, en mi caso era Que pillas estas ardillas y qué disparate un gran huevo de chocolate repetido una y otra y otra vez….

    Besos desde el aire

    • pablogonz Says:

      Los niños necesitan la repetición casi más que el cuento. Es posible que lo primero que aprendan a través de la lectura es a sentir seguridad. Si uno se queda en eso, será un lector mediocre.
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ


  10. Hay que cuidarse de que nos ocurra lo que a Carriles, que fue hace poco al cortijo para realizar unas mediciones para un pozo y volvió diciendo que había descubierto el caudaloso Guardiacivil. Él, hombre de mundo, que solía creer que la espuma que producía su meada al chocar contra el suelo era el ancho y proceloso océano…

    Un fuerte abrazo, Pablo.


  11. A Violeta nunca he podido explicarle cuentos precipitados y mucho menos versionados.Si le añadía un cuarto cerdito por aquello de la creatividad me corregía de inmediato con una severidad escolapia; si a la abuelita de caperucita le daba por cartearse con Peter Pan, se dormía inmediatamente y me dejaba sin beso.

    He consultado el tema con dos o tres especialistas y todos coinciden en que lo mejor es que no abandone mi blog.

    Un abrazo de un padre sin rumbo.

  12. Elysa Says:

    Jajaja, Pablo, tú sabes aquel del “Ceniciento” creo que todavía lo tengo, mi hija sigue recordandome que le leyera ese cuento mejor que los otros, sin comas, sin puntos y casi sin respirar.

    Besitos


  13. Basta que se lo cuente estando sobrio.

  14. Rosìo Says:

    Solo si te duermes pronto,..
    Jajajajaj es muy bueno…abrazo

  15. No Comments Says:

    Fabuloso hiperbreve. Fulminante. Y el título le va muy bien, es perfecto.

    Un saludo indio


  16. Divertido. Me recuerda a mi hijo que no nos dejaba explicarle la película de Superman, mandándonos callar, y cuando terminó dijo: “Ahora contamelo”

  17. Maite Says:

    Ya no nos tomamos nuestro tiempo ni para leer cuentos, ayssssss, mundeste, oigusté.


  18. y el mío que siempre me pedía que le contase el de Pedro y el Lobo, y yo eufórica le ponía la banda sonora de Prokofiev y luego los sábados de lluvia, por las tardes la versión de 1946 de Disney. Hoy dia ve un lobo en la tele y le sale urticaria. Ya ves tú.
    (Vuelvo a la cibercaberna, tras el período de desintoxicación)


  19. Perdón, se me escurrió el dedo a la b 😛

  20. Sara Lew Says:

    Muy bueno, Pablo. Y yo que le compré a mi hijo una colección de cuentos cortitos (de cuatro líneas) para leérselos antes de dormir (pensando en uno cada noche), pero hasta que no le leo cuatro o cinco de esos micros infantiles no se queda satisfecho.

    Un abrazo.


  21. JEJEJE, muy bueno… éste es de los que cuentan el cuento de los tres cerditos con uno para ahorrar saliva y materiales de constucción

  22. vittt Says:

    quétiernoyquebuenopablofin


  23. Sensación de encontrarme ante un escritor inteligente. Micro fabricado con detalles explosivos. Me ha encantado, sí.

    Abrazos.

  24. Ana Says:

    Carl Honoré escribió “Ensayo de la lentitud” cuando se descubrió comprando un libro de cuentos en 1 minuto para contar a su hijo y pensó que algo iba mal. Así vamos ahora… sin tiempo ni para el cuento (y como dice tu título, con sueño). Probemos la lentitud a ver si nos va mejor…
    Abrazos lentos

    • pablogonz Says:

      Buena idea. Yo, de jovenzuelo, me decía “a lo mejor un día alcanzo la tranquilidad” pero me pasó que la tranquilidad me alcanzó a mí. Estamos condenados a la calma, mejor no resistirse.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

      • Ana Says:

        Donde dije Ensayo quería decir Elogio. Y sí, la tranquilidad nos alcanza, a mi parecía imposible pero ya me alcanzó hace tiempo… Otro abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: