LA SALIVA DEL TIGRE/61

2 septiembre, 2011

ARTE SALVAJE

Paula y Andrea recorren con creciente estupor los amplios salones de la Bienal de Venecia y por fin llegan junto a lo que les parece un sillón destripado por un gato. Ahí están, inconfundibles, las huellas de las uñas en el respaldo y en las patas, a la altura correspondiente; también los típicos exabruptos de relleno como rosas nevadas. Se miran las dos mujeres, rígidas, alzan las cejas y consultan el catálogo. Procedencia: Nagasaki. Título: Fantasma sillón IV. Autor: Kaka (gato de tres años).

PABLO GONZ

Anuncios

29 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/61”

  1. pablogonz Says:

    Y abrazos con mucho miau para el fin de semana,
    PABLO GONZ


  2. Muy bueno, a veces la realidad es lo que parece.

  3. Rosa Says:

    Muy bueno Pablo!!!
    Buen fin de semana y besos desde el aire


  4. Por qué será que leer “a veces la realidad es lo que parece” me pone triste? Quizá porque siento que, al igual que Paula y Andrea, quedo rígida, como soportando estoicamente (pero por qué???) una llovizna helada. Como sentándome, por obligación, sobre el fantasma de un sillón arañado.

    Desde una ventosa tarde cordobesa te envío mis cariños, Pablo.

  5. vittt Says:

    exabruptos de relleno como rosas nevadas
    qué arte!

    • pablogonz Says:

      Una metáfora arriesgada, lo reconozco. Si le reconociste algo de arte, mereció la pena. Por estas épocas estoy tratando cada vez más la profundización de dos facetas de este arte del escribir: su cualidad plástica y su cualidad poética. A lo mejor doy con algo bueno. Y a lo mejor me estrello. En todo caso, habré investigado, eso tan divertido.
      Abrazos víttticos,
      PABLO GONZ


  6. Aunque la intención del cuento pueda parecer con contenido de asombro ante similares expresiones de arte(¿?),
    Desde que en la post guerra alguien decidió dar cabida a que cualquier mamagallada se considere como un grito artístico, hemos llegado a ver cosas peores que las detalladas en éste festivo relato.
    Tal como un pantalón colgando de un gancho, o unos costales en el piso,
    Parece que al surgir ésto había ciertas presiones de quienes no pintaban bien y deseaban destacar a pesar de tan mínima fallita, y los comerciantes vieron la forma de devaluar más a los verdaderos artistas.
    Uno de mis maestros de guión cinemátográfico, el legendario director Chano Urueta, me decía: “El problema en el arte es que todos quieren ser, aún los que carecen de talento alguno quieren ser, y además van a competir contigo, y te quitarán trabajo.”
    Ésto resultó una verdad contundente, y hoy más vigente que nunca.
    Los mercaderes del arte confían en el mal gusto de los consumidores’.
    El arte ha sido deformado.

    • pablogonz Says:

      Un tremendo tema el que planteas, Carlos. Para mí sólo vale una cosa en lo referente al arte: la libertad. Si un señor es capaz de exponer un pantalón en una galería, muy bien por él. Naturalmente no voy a aplaudirlo ni a comprarlo. De hecho, como tú, lo criticaré con todas mis fuerzas. En eso también me reservo el derecho a la expresión libre.
      Un fuerte abrazo,
      PABLO GONZ


  7. Este micro describe casi de forma literal mi incomprensión del arte moderno, por eso me atrevo a decir -parafraseando a mi amigo Ximens- que mi falta de sensibilidad artística también es lo que parece.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Todos poseemos una cierta sensibilidad artística. Existe, como en todo, una tendencia conservadora que nos lleva a disfrutar sólo de lo que ya hemos disfrutado. El arte contemporáneo ha caído, seguramente, en el otro extremo: un exceso de riesgo, una apuesta por el intelecto o la sensualidad extremos, y claro, se ha producido la brecha con el público general. Por lo mismo, puede decirse que el arte contemporáneo es elitista, pues sólo satisface (por diversas razones) a unos pocos. Sin embargo, el arte contemporáneo también incluye a una gran cantidad de artistas que no van tan lejos en sus propuestas y que, por tanto, quedan más cerca de la gente común. Pienso, por ejemplo, en el hiperrealista Antonio López, de fama tanto o más extensa que la de un Miquel Barceló, por ejemplo.
      Abrazos enormes y gracias por la excusa para este discurso,
      PABLO GONZ


  8. Cuidado con lo que se compra. A veces es peligroso.
    Excelente el desarrollo y la imagen que describe el micro.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Yo no compro arte contemporáneo principalmente porque no tengo dinero. Pero si lo tuviera, lo compraría (muy muy muy seleccionado, sólo cosas que me gustaran; jamás este sillón destripado por un gato, ni una ducha retorcida, ni un bloque de cemento azul).
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ


  9. A ese gato lo conocí en una “vernissage” de mucha envergadura (opcionalmente puede separarse la palabra por donde crea conveniente el lector) en la que mi Mula expuso sus “collage” escatológicos levemente barrocos aunque tiznados de post-modernidad. No es necesario añadir, pero añado, que fue un éxito de ventas absoluto (una de las obras, con moscas incluidas, esta expuesta permanentemente en el “hall” del Ministerio de Sanidad de Andorra).

    Sólo un puñado de ignorntes insiste en que es una cagarada de mula.

    Un abrazo desde el Olimpo.

    • pablogonz Says:

      Joder, Josep, cómo te envidio: te pertenece un animal que ha sabido secuestrar el sentido artístico de toda la Humanidad. Vale tanto como decir que nos tienes agarrados por los cojones (que nadie separe esta palabra). Y todo sin salir del paisito. ¡Qué tío!


  10. A veces las cosas simplemente lo que parecen. No hay que buscarle tres pies al gato.
    Saludos,

  11. Cybrghost Says:

    Tiene mucho mérito, lo normal es que algún humano s elo hubiera atribuido.
    Abrazos findesemaneros.

  12. Elysa Says:

    Este “Arte salvaje” es como mi retrato con cara de “lela” ante ciertas exposiciones y artistas que dicen que son grandiosas, el no va más y yo soy incapaz de encontrarles alma.

    Besitos de fin de semana

    • pablogonz Says:

      Es una cuestión de postura y de actitud: hay mucho arte falso, no lo dudo, pero también habrá arte incomprendido, quizás explicable o quizás no. En todo caso, hay mucha indignación y eso perjudica el prestigio del arte.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ

  13. Stewart Says:

    Hi Pablo!!! De nuevo ando por aquí… y he visto que de nuevo no embarcamos en la ardua tarea de describir lo que es el arte…

    Con respecto a eso tengo la opinión (que ya conoces) de mi amigo el psiquiatra… y bueno, tu relato me trae a la mente un documental (no me pidas más señas) que hablaba del pastizal que se había pagado en una subasta por una lata de conservas que contenía, perfectamente etiquetada, una porción de 30 grs netos de Caca de Artista.

    En fin… en este caso, como en el de tu sillón… el arte es una M.

    Saludos!!!

    PD: Espero que, como en la ocasión en la que descubriste el autor de los sonetos del apocalipsis, (Nicanor Parra), me puedas recordar quién fue el artista al que se le ocurrió la genial idea de enlatar sus heces.

    Abrazos cuánticos.

    • pablogonz Says:

      Es genial esto de la Wikipedia. Busqué “mierda de artista” y di enseguida con la respuesta: Piero Manzoni. Jamás había oído hablar de él y es probable que ya lo haya olvidado porque, como dice Nicholas Carr, para qué hacer el esfuerzo de recordar algo que está siempre ahí, en internet.
      Millones de abrazos, Stewart, un gustazo verte por aquí.
      PABLO GONZ


  14. Menudo temita el planteado, supongo que será el lógico final de la decadencia del arte o el camino hacia otro tipo de arte. De todos modos te dejo un micro que se me ocurrió hace unos meses, en la misma tónica pero un poco más ácido.

    Arte Contemporáneo
    Todos apretujados en aquel enorme congelador, según había dispuesto el artista. Muchos pensaron que les darían ropas nuevas y vino en botella de cristal pero el patrón era devoto del revolucionario movimiento hiperrealista. Aguantaron la tiritona, ilusionados por los bocadillos que repartirían después. Menos Tomás, el meticuloso, que andaba preocupado porque algún visitante de pensamiento esquivo acabase gritando:
    -¡Pero qué coño es esta mierda!

  15. Maite Says:

    Rígida me he quedado yo más de una vez ante alguna que otra obra de arte. Me gustó mucho, Pablo y también la crítica ácida de Ana con su relato que he aprovechado para leer aquí. Besos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: