LA SALIVA DEL TIGRE/66

21 octubre, 2011

PACHECO Y RINOCERONTE

Más de mil kilos de carne, corazas y furor baten la ríspida sabana arrojando al cielo una nube de polvo, ramas carcomidas y piedras pequeñas. Es Rinoceronte.

Más de cien kilos de pelo, músculo y obstinación orinan sobre la ríspida sabana perforando la tierra con un chorro del calibre de un espárrago. Es Pacheco.

Rinoceronte acelera.

Pacheco ríe, al confundir el trepidar del suelo con los efectos de su necesario desahogo.

Rinoceronte muge (o lo que sea).

Pacheco se la sacude y mira a un lado, sin ira. ¿Para qué describir la rigidez de su cuello?

Rinoceronte embiste. ¿Para qué describir la rigidez de su cuello?

Pacheco arrisca la nariz (a esto le llama sonreír).

Rinoceronte aplasta a Pacheco y tras dar algunas muestras de aturdimiento, huye hacia el horizonte oscurecido.

Pacheco se levanta del suelo, se sacude los pantalones, guarda su miembro viril y grita hacia nosotros: «¡Pensé que se trataba de una broma!» Acto seguido, muere.

PABLO GONZ

Anuncios

45 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/66”

  1. pablogonz Says:

    Y que tengan un intenso fin de semana (puede ser feliz o triste pero que no sea fofo).
    Abraz@s,
    PABLO GONZ


  2. Alarmante ese final “grita hacia nosotros: «¡Pensé que se trataba de una broma!» Acto seguido, muere.” es espeluznante Pablo, y corresponde al comportamiento de cierto tipo de personas espectadoras de lo ajeno.

    Un abrazo


  3. Sí, en este micro la sombre del tigre nos acecha desde el primer párrafo. Desde la bestial diferencia de poder, subrayada, hasta el modo inocentemente agresivo con el que el protagonista nos increpa un segundo (una palabra) antes de morir.

    Querido amigo, elijo un fin de semana feliz e intentaré procurármelo. También te lo deseo (el tigre de le tristeza es letal)

    Que las horas que siguen sean las mejores de tu vida, hasta ahora.

    Un abrazo.

    • pablogonz Says:

      Bueno, Patricia: muchas gracias por tu lectura. Encuentro que optaste por la interpretación trágica del asunto. Sigo atento a los demás comentarios.
      Abrazos sin miedo a la tristeza,
      PABLO GONZ

  4. Paloma Says:

    Yo sacaré una moraleja, a saber, cuando pisas terreno ajeno, especialmente si se trata de terreno animal, ten siempre presente que eres tan animal como ellos, y por tanto mortal. Ojo, que puede aplicarse a las hormigas, los TIGRES…

    Abrazos de pacífica Paloma

  5. Nélida M. Gonzalez de Tapia Says:

    “Rinoceronte aplasta a Pacheco y tras dar algunas muestras de aturdimiento, huye hacia el horizonte oscurecido”

    Bueno me llama la atención éste parrafo. Tiene poder pero huye, no se queda a disfrutar de lo que hizo. ¿Será que el que tiene poder lo usa y luego se esconde? ¿Qué lo usa y luego se arrepiente? ¿Qué no le importa nada de nada y se abusa? ¿O todas las preguntas juntas o ninguna de ellas?
    Un saludo preguntón. Buen finde.
    Neli 🙂

    • pablogonz Says:

      Interesante reacción, Nélida. Si un texto nos sugiere preguntas, en el fondo nos está cuestionando a nosotros mismos (interesante función del arte, quizás la más interesante).
      Abrazos fuertes,
      PABLO GONZ

  6. Ana Says:

    Surrealista que te despertaste hoy, Pablo. Te deseo un fin de semana surrealista y nada ríspido (tuve que buscarlo, pero alegre de dar forma a esta nueva palabra)
    Abrazos cálidos de la sabana canaria

  7. Rosa Says:

    Lo siento Pablo pero me ha dado la risa al imaginar la situación…Jajaja, sigo riendo. Gracias.

    Besos desde el aire

    • pablogonz Says:

      No lo sientas, Rosa. El micro tenía una intención cómica. Por los comentarios que se pueden leer más arriba, no logré el tono. Tengo que sacarle punta a la pluma.
      Besos desde la sabana,
      PABLO GONZ


  8. “Principio de obediencia motivada por las razones para despido disciplinario”: Jamás mees el despacho del Jefe.

    “Corolario al Principio referido”: Tampoco lo hagas en al jardín del rinoceronte. Aunque seas grande y bruto.

    En lengua himba: PERINAGUA, Pablo.

    • pablogonz Says:

      Joder, Pedro, me dejas alucinado. Tu surrealismo no tiene nombre. ¿De verdad existe una lengua himba? Yo quiero aprenderla de inmediato.
      Abrazos afrikaans,
      PABLO GONZ

  9. Cybrghost Says:

    Alguien dijo alguna vez que para ser chulo hay que poder permitírselo. Eso sí, detalle el de no morir con el falo al aire, un detalle de clase.


  10. He reído desde las 18h00 hasta las 18h12 y he sonreído desde las 18h14 hasta las 18h15. Entre las 18h12 y las 18h14 he contestado una llamada de una madre que me informaba que su hija mañana no cogerá el bus por estar enferma de anginas (he considerado fuera de lugar seguir riéndome mientras me lo contaba). A las 18h16 he telefoneado a mi madre para decirle lo afortunada que debe sentirse por tener un hijo así, aunque el otro –yo- sea asa.
    Genialidad, que lo es y genial, aparte, me queda una duda: ¿sabía el imprudente de Pacheco que la rinoceronta andaba en pleno celo?
    A partir de ahora, mi querido igual, no se me ocurrirá usar el miembro civil sin mirar antes a derecha e izquierda –no te puedes imaginar las arañas que colonizan nuestra humilde morada-
    Un abrazo tembloroso.

    • pablogonz Says:

      Clon de mi coraclón, te contaré que tus risas son el arco de mi triunfo, que ellas me hacen sentir payaso en el mejor sentido de los términos, algo así como poseído por una inteligencia que se disuelve en mi estupidez reestupidizándola y por tanto blanqueándola (¿me entiendes? sí, me entiendes). A la vista de tu comentario, pienso o sospecho o pienso/sospecho que más de uno pensará/sospechará o así que Pablo Gonz no existe, que sólo, ¡¡¡sólo!!!, es una proyección mental de Josep Vilaplana. Por lo mismo te pido una prueba de mi existencia. ¿Sería posible?
      Abrazos de monstruo, hermano e hijo.
      ¿PABLO GONZ?

  11. pablogonz Says:

    Pos a mí me parece un micro muy divertido, tío. Como pa partirse el cuerno de risa, vamos.
    Hala, que te den,
    Alex Questa.


  12. Este si que es un tio echado p’alante!!
    Saludos.

  13. Ximens Says:

    Divierte e interactúa con el lector. Salpica.

  14. Gabriel Says:

    Qué gran suerte hemos tenido los imaginativos al ver cómo la historia, cuasiparalela en lo físico y lo psíquico, adopta cualidad asintótica, desequilibrada en cierto modo, al nombrar el pudendo sur de Pacheco pero ya no el de Rinoceronte, conformando así la embestida un casto empentón, si bien la elipsis pudiera llevar al lector allá do más pecado hay.
    Ahora ya me hago reír yo.
    Abrazos elasmothéricos
    Gabriel

    • pablogonz Says:

      Ahora voy yo y doy la horrible explicación del típico adolescente que se cree muy listo: “Ej que el rinoceronte era hembra.”
      Mis eruditos φιλιά και αγκαλιές,
      PABLO GONZ
      PD.: Gabriel, eres mucho.


  15. Pablo Gonz existe. Prueba de ello es que cuando el dinosaurio despertó, ambos seguíamos allí (y allí seguimos los tres, entre risas, dudas y vinos, en incomprensible y enorme amistad).

    PD.Si alguien prefiere empecinarse en la duda, que sepa que de los tres es el saurio quien presenta las irrefutables pruebas.

    Otro abrazo sin extinguir.

    • pablogonz Says:

      Y, sin ánimo de ofender, Josep y Pablo, como otros gemelos famosos de la mitología, fueron amamantados por el dinosaurio (“Ej que era hembra”) y luego fundaron un blog que conquistó el mundo pero en buena onda, eh.
      Abrazos mitocondriales,
      PABLO GONZ

  16. Nani Says:

    Así es la prepotencia, así es…
    Feliz fiende para tí también.
    Besicos muchos.

  17. Elysa Says:

    “Jarta” de reír que me he dado y encima he aprendido una palabra nueva.
    Gracias

    Buen fin de semana

  18. Kum* Says:

    Sólo un tipo tan inteligente podría escribir semejante majadería, jajajajajajajja…..

    Buenísimo, Pablo. Todo el micro (o lo que sea) es genial, todo el micro (o lo que sea) me hizo troncharme de risa y admiración… pero sobre todo, esta frase:

    “Rinoceronte muge (o lo que sea)”

    Y el último párrafo… antológicos,… antilógicos.

    Mi sombrero

    Besos payasos, maestro.

  19. Elena Casero Says:

    Es un curioso relato. Yo me he reído, sobre todo por lo del muge, o lo que sea.

    Creo que te envié un correo. gracias por tus felicitaciones por mi libro.

    Me gustaría mandártelo.

    Ya me dices algo.

    Un abrazo


  20. Excelente, Pablo. Al verdadero escritor se le reconoce porque sólo le sirve la moneda que él mismo ha acuñado, nada de calderilla de sus antecesores…
    Vaya, vaya con Pacheco – ya me hiciste un adelanto del personaje ¿ recuerdas ? -…
    Malo es querer morir cuando se tiene por delante toda una vida; peor, mucho peor, querer vivir cuando ya sólo queda un adarme de ella…

    Un abrazo fuerte.

    • pablogonz Says:

      Este personaje lleva rondándome la cabeza hace varios años ya. Ahora asomó en este micro. Quizás volveremos a verle por aquí.
      Un fuerte abrazo, C., y gracias por tus palabras.
      PABLO GONZ

  21. vittt Says:

    ahora entiendo el concepto aguantar una broma.


  22. Qué bueno. Qué bien descrito ese Pacheco. Pues no conozco yo pachecos, niná. Pero, cómo se le ocurre ir de safari al Pacheco.

  23. karina Says:

    si las carcajadas iluminan tu dìa…yo, me morì de risa!!!!…(me dàs permiso y lo comparto…bsos!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: