VEROSÍMILES/48

24 octubre, 2011

Un tipo inteligente jamás dice «soy inteligente», incluso aunque pretenda pasar por tonto.

PG

Anuncios

35 comentarios to “VEROSÍMILES/48”

  1. pablogonz Says:

    ¿Por qué?
    Una feliz semana a tod@s,
    PABLO GONZ

  2. Ana Says:

    Mi padre dice que en nuestra familia la inteligencia viene en los genes, y sostiene que todos, sin excepción somos inteligentes (supongo que se incluye a sí mismo)… yo creo que es inteligente darse cuenta de la propia inteligencia, aunque también lo es saber que aún así, podríamos serlo más.
    ¿Me estoy liando? A mi igual me adoptaron

    • pablogonz Says:

      Supongo que todos somos inteligentes en un grado u otro, de una u otra manera. Dicen que hay muchos tipos de inteligencia, así que difícil sería que no nos tocara un poco de alguna de ellas, ¿no?
      Eso que apuntas es muy interesante. Hay cierto tipo de listos que creen que están en lo más alto de la escala (por eso los llamo listos). Y ya no doy más pistas.
      Abrazos legítimos,
      PABLO GONZ

  3. Nélida M. Gonzalez de Tapia Says:

    Mi humilde opinión es que la inteligencia, como la sabiduría es de la humildad de los grandes. Hay que ser demasiado inteligente para no creérsela y vociferar de su propia sapiencia.
    Un buen inicio de semana.
    Neli

    • pablogonz Says:

      Es probable que la inteligencia y la humildad funcionen en escalas diferentes. Hay personas inteligentes que se sienten muy orgullosas de su inteligencia (como si ellas hubieran hecho algo para recibirla; o incluso como si la hubieran producido). Otras personas acatan el don con humildad: son las que generalmente lo ponen al servicio de los otros.
      Un feliz lunes,
      PABLO GONZ

  4. Daniel Says:

    ¡Lo sabía, lo sabía! Soy inteligente ya que algunas veces intento pasar por tonto. Significa eso ¿verdad? … ¿O no? …
    ¡Glub! ¿Me lo explicas que es que no sé si lo entendí? …

    Genial, Pablo, como siempre.
    Abrazos fraternales.Daniel.

    • pablogonz Says:

      Pasar por tonto no está mal, mi querido hermano, pero debe hacerse de una manera inteligente. Por ejemplo mirando fijamente una nube con la boca más o menos abierta. Si se hace con la boca cerrada, entonces uno pasa por poeta y se yerra en la intención. ¿Por qué no se debe decir “soy inteligente”?
      Abrazos fraternales,
      P


  5. Tenés razón. Tan inteligente como soy y nunca me leerías anunciándolo.
    Inteligente pero humilde para así agradar a Dios, ja ja.

    Excelente semana para vos también, amigo.

    Un abrazo

  6. Paloma Says:

    Un tema delicado, en todo caso en mi humilde opinión, y la del refranero popular “Dime de que presumes y te diré de qué careces” Para la segunda parte, la cosa está igual de clara” La mona, aunque se vista de seda, mona se queda” Bueno, tras este comportamiento digno de mi abuela, castellana de pura cepa, me despido.

    Abrazos pasados por agua.


  7. Ésta aseveración cae el el,: Nunca digas nunca.
    De inmediato se percibe la posibildad de múltiples excepciones, por ejemplo: Un actor muy inteligente que tuviése que decir en uno de sus parlamentos : Soy inteligente,

  8. Maite Says:

    Aquí podríamos echar mano del saber popular, y argumentar aquello de “dime de qué presumes y te diré de qué careces” Aunque también es cierto que el que no cree en sí mismo, jamás llegará muy lejos. Por tanto, deduzco de todo esto que no es mejor ser inteligente, sino ser creyente -en uno mismo, claro-

    • pablogonz Says:

      Es que a lo mejor el hombre que dice “soy inteligente” no está presumiendo de ello sino quejándose. Esa posibilidad también hay que considerarla.
      Abrazos agnósticos, Maite.
      PABLO GONZ

  9. Alfonssss Says:

    Amigo Pablosss, sabes, tan bien como yo, que la inteligencia goza de un prestigio que es necesario poner en duda. Charles Manson, Stalin y el gran Jerjes puede que fueran inteligentes pero tenían muy mala leche. Es curioso como la inteligencia se mantiene en su pedestal y, en cambio, la bondad es aburrida y decadente como un hachón a medio consumir en una catedral castellana (¿pleonasmo, tautología?, lo de la catedral castellana digo). Bueno, en realidad, yo sólo llamaba para decirte que te quiero. Nuestras respectivas parientas ya lo saben, tan bien como nosotros. Abrazos en el esófago, co…

    • pablogonz Says:

      Es verdad (supongo): la inteligencia en sí misma no puede considerarse una virtus (en el sentido más pedante del término). Sería algo así como la sal: realza la bondad del bueno y la maldad del malo. Sigo suponiendo que es como un compañero de viaje loco, alguien que te puede ayudar mucho y perjudicar otro tanto.
      Recibo con una sonrisa intermitente tus abrazos en el esófago y te envío back unos cabezazos en el puente nasal con extensión a los arcos superciriales (caso de que tengas).
      Tu adorado,
      P

  10. vittt Says:

    inteligente es un concepto vago. intelipersona concreta más.
    abrazo tonto.


  11. He oído por ahí que aquella dama de hierro que fue Primera Ministra de la Gran Bretaña en los ochenta dijo algo así:

    “Lo de tener poder es como lo de ser una dama. Si hay que recordarlo a los demás, mal asunto”

    Sustituye poder por inteligencia, que tanto monta, y tienes respuesta a tu pregunta.

    Un abrazo rebuznado.

  12. AGUS Says:

    Yo creo que la inteligencia se mide en yardas. Cuantas más yardas sea uno capaz de arrojarse, más inteligente es. Un tonto nunca intentaría arrojarse a sí mismo.

    Abrazos, en vuelo vertiginoso y audaz antes de despegar.


  13. La inteligencia, tal y como algunos la conciben, es esa clase de saber que de alcanzar su propósito permitiría hacer la tortilla sin romper antes los huevos. Se diría que hemos llegado a un punto en el que el requisito principal para alcanzar – y repartir – inteligencia en el mundo es – como diría Pacheco – una suerte de tumefacción paroxística, de genital acromegalia, de gallardo, ditirámbico y muy doloroso priapismo…

    Un abrazo, Pablo.

  14. Elysa Says:

    Me temo que no puedo comentar sobre este verosimíl, estoy decidiendo si soy o no capaz ,

    Te deseo una buena semana, Pablo.


  15. Claro que la tonteria para uno es…enseñar lo que ese uno llama su inteligencia!!!! Abrazos “inspirados”!!!!!!!!

  16. Lamicé Says:

    Hola Pablo,

    Muy interesante esa anotación que haces. Creo, igual que muchos, quien es inteligente y lo sabe, no requerirá pregonarlo a los demás, simplemente se dedicará a sus asuntos con total dedicación y maestría, buscando aportar, desde su saber, la permanencia en un espacio cada vez más caótico y desvirtuado en sus valores . Salir tocando bombos y platillos ha de ser de gente muy común, de personas que dudan de su propia inteligencia, quien lo es, seguro actuará con discreción y generosidad hacia quienes no han explorado y ampliado las neuronas de su cerebro cultivando su aprendizaje constante.
    Finalmente, te dejo esta frase sobre la inteligencia que escribió un anónimo que seguro era muy inteligente: “Las mentes brillantes manejan ideas; las mentes corrientes hablan de actualidades; las mentes mediocres hablan de los demás.” Tú estás en la primera parte, antes del punto y coma, ya sabemos que muchos están repartidos entre la segunda y la tercera de la misma.

    Un abrazo cordial, Pablo. Exitos.
    Lamicé

  17. Cybrghost Says:

    Lo cual no implica que todos los que somos tontos nos pavoneemos de inteligentes.
    Abrazos.

  18. Hugo Says:

    Es posible que nadie inteligente lo diga, pero todo aquel que es inteligente es consciente de su inteligencia, como el bello de su belleza o el rápido de su velocidad. ¿Es eso falsa modestia?
    Y otra cosa más, la inteligencia está absolutamente sobrevalorada. Quizá ahorre esfuerzo o acelere la evolución personal, pero la inteligencia sin desarrollo es algo absolutamente inútil, un quiste que sería mejor extirpar. Como en la fábula de la tortuga y la liebre, la perseverancia puede ser una cualidad de mayor recorrido.
    Abrazos, obvios como mi comentario.

    • pablogonz Says:

      Supongo que la inteligencia permite esa autocomprensión de la que hablas. La falsa modestia estaría relacionada con la supuesta sobrevaloración de la inteligencia. A ese respecto, yo creo que la inteligencia humana es un don que hay que cultivar hasta sus propios extremos (junto con la bondad y la verdad, por ejemplo). Otra cosa es que ese don se considere algo que merece todos los sacrificios, algo así como un dios. Ahí nos equivocaríamos. Por cierto, un día tengo que escribir la fábula de la liebre que tiene la velocidad de la liebre y la constancia de la tortuga. A su lado estaría la tortuga vaga, que también tiene que haberlas.
      Abrazos enormes,
      PABLO GONZ


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: