LA SALIVA DEL TIGRE/67

2 noviembre, 2011

TROZOS

Juan se tumba en la vía. El tren pasa y lo destroza. «No estoy más roto que antes.»

PABLO GONZ

Anuncios

69 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/67”

  1. pablogonz Says:

    Retornando a la actividad de “afilador de la realidad.”
    Abrazos desde Estambul hasta Quitaqui,
    PABLO GONZ

  2. Nélida M. Gonzalez de Tapia Says:

    Si se arrojó era porque ya estaba hecho pedazos. ¡Qué miedo los trenes! Saludos
    Neli .

  3. Kum* Says:

    Siempre he pensado que el suicidio es la valentía de los cobardes (salvo en dos casos, claro). Ahora, líbreme el demonio de criticar a ningún suicida. Allá cada uno con su… muerte.

    Una imagen cargada de mecha y malahostia, …como siempre.

    Un saludo, maestro.

    • pablogonz Says:

      Yo creo desde hace algunos años que el suicidio es una forma de muerte natural. Con este micro intento reflejar esa premuerte o muerte interior que sufren todos los suicidas antes de terminar de poner orden en su cuerpo.
      Un fuerte abrazo, Kum*
      P


  4. Extraordinario hiperbreve, Pablo. Corta el aire con su filo, vuelve hielo esta luz de primavera.

    Un abrazo admirado!!!!

  5. Víctor Says:

    Me recordó un microrrelato cuyo autor no recuerdo y cuyo texto tampoco. En cuanto lo encuentre, te lo cuelgo. Le da otra vuelta de tuerca. Abrazos.

  6. No Comments Says:

    Víctor igual te suena este:

    DESPERTAR: Despertó cansado, como todos los días. Se sentía como si un tren le hubiese pasado por encima. Abrió un ojo y no vio nada. Abrió el otro y vio las vías. Norberto Costa

    De cualquier manera Pablo, conseguiste reflejar la paradoja del suicida. Antes de tirarse ya estaba destrozado.

    Un saludo indio

  7. Rosa Says:

    Cuando se decide terminar con su vida, es que ya no la tenía era un hombre muerto ante de morir.

    Besos desde el aire

  8. Gabriel Says:

    Los asuntos de suicidios son siempre duros y extraños; y nunca está de más un análisis o una reflexión como la tuya.
    Me ha gustado la elección de os verbos, precisa y cuidadosa.
    Abrazos ferroviarios leves
    Gabriel

    • pablogonz Says:

      Trato de que todas las palabras de un relato estén en sintonía, que no haya diferencias de nivel (sería algo así como la ecualización). De este texto me gusta sobre todo (más allá de la reflexión que propone) su estructura formal: tres frases de seis palabras. Me he encontrado con varios micros así. Contienen algo, no sé qué.
      Un abrazo de ferroviario (o minero o geólogo),
      P

  9. Ana Says:

    Bueno, además del suicidio, veo el tren como una metáfora de esas cosas que hacen daño y cuando peor se está el imán hacia ellas es más fuerte. No sé si me explico. Y también una metáfora de la violencia de género, cuando llega el tipo y la mata, ya no le quedaba mucho que matar ¿no?
    Bueno, igual se me ha ido la olla…
    Hay que tener un par de cojones bien puestos para tumbarse en las vías del tren. Digo
    Abrazos y a la espera de ese privado, Pablo

    • pablogonz Says:

      Yo creo que todas las imágenes concretas de un texto (como las de un sueño) son susceptibles de ser interpretadas como símbolos. Por eso se puede incidir en los detalles o no (según el gusto de cada autor) y generar con ello un texto más vívido o más abstracto. Decía Nabókov que en los detalles está la vida de un texto, quizás porque él poseía una mente muy simbólica. Yo sé que hay lectores (más directos y prácticos) que perciben el abuso de detalles como una imposición excesiva por parte del autor: prefieren lo vago para poder trabajar más libremente en la compleción del texto.
      Abrazos desde la otra olla,
      P

  10. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, es un hiperbreve de realismo mágico, con tintes trágicos, claro. La vida es así.
    me gustó, un fuerte abrazo.

    • pablogonz Says:

      Bueno, Nicolás, si logré representar la vida (y esa parte de la misma que llamamos muerte), logré hacer algo verdaderamente artístico. Estoy contento.
      Un fuerte abrazo,
      P


  11. Uff, se me han puesto los pelos de punta y me has recordado a alguien que se clavó un cuchillo en el corazón. Un corazón que ya tenía roto.
    La realidad, a veces, es muy cruda y hay quien no quiere vivirla. ¿Para qué si no el libre albedrío?
    Besos

    • pablogonz Says:

      Dicen que a una determinada edad (quizás en torno a los 40), se elige una de estas dos sendas: la de la vida o la de la muerte. La diferencia estriba en que los primeros viven mejor y un poco más. Todos se reúnen al final en el cementerio.
      Abrazos libres,
      P

  12. Paloma Says:

    Antes sólo tenía rota el alma, ahora ya le acompaña el cuerpo, Hay roturas irreparables Pablo, tú lo has explicado divinamente.

    Abrazos!!

  13. Nani Says:

    Deberíamos ser más sabios para saber recomponer nuestra vida y no llegar a estar tan rotos, como para que nos importe tan poco, incluso que nos pase un tren por encima. ¡Ufff que yuyu!!
    Besicos muchos.

    • pablogonz Says:

      Estoy de acuerdo, Nani. Nuestra obligación como animales es conservarnos íntegros pero supongo que alguna vez, de modo involuntario y también indeseado, algo se rompe en nosotros, una vena, un órgano, eso que llaman el alma, no sé. Encuentro una tremebundidad que a los suicidas se los excluya de los cementerios porque no entiendo que tengan culpa en su acto final.
      Abrazos muchos,
      P

  14. Susana Camps Says:

    Hiperbreve + hipérbole = brutal.
    Maravillosa fórmula, un efecto demoledor.
    Abrazos.


  15. A veces el suicida tiene el alma tan destrozada que el suicidio como tal no lo rompe más. Muy bueno.

    Abrazos recosidos.

    • pablogonz Says:

      Siento una profunda pena por los suicidas. Me parece alucinante que la vida pueda conducirlos al exterminio. Hay gente que los aborrece, que los castigaría si pudieran. Atroz (a trozos).
      Abrazos macizos y sanabrios,
      P

  16. Hugo Says:

    Bueno, una lástima que Juan no pensara que una vida rota es el mejor momento para dibujar con ella un collage distinto. A veces, seguro, la nube negra es tan densa que no podemos ni intuir que hay algo detrás. De todas maneras el micro tiene un punto de “optimismo”, porque si piensa es que algo hay después de que pase el tren.
    Y después de este momento Paolo Coelho, tan lejano de mí, un pesimista convencido, sólo queda decir al otro Pablo que me encantó tu micro. Como dice uno que yo me sé, me lo apunto entre mis favoritos.
    Saludos aferrados con uñas y dientes al más acá.


  17. Después de ir ayer al cementerio, me encuentro con este micro. Hala! vuelta a empezar 🙂

    • pablogonz Says:

      A lo mejor no era la fecha más oportuna para publicarlo. O a lo mejor era la única oportuna. Una pequeña puñalada para disfrutar del fresco de la hoja.
      Un abracito,
      P


  18. Siempre he pensado que el suicidio es una forma de no morir en los demás, en el recuerdo de los demás…

    Un abrazo, Pablo.

  19. Juanlu Says:

    Qué duro!…es tremendo suicidarse sabiendo que lo haces porque ya estás muerto…

    Muy bueno…

    • pablogonz Says:

      Pues dicen que uno de las señales que prenuncia el suicidio es una alegría desbordante. Se entiende que esa alegría bebe de la decisión liberadora. Sí, aterrador.
      Abrazos muchos,
      P

  20. vittt Says:

    es como si me hubieras dado un puñetazo, una puñalada un disparo. duele, pero ahí va mi otra mejilla. se suceden puñetazos, puñaladas y disparos. en cuanto suba el comentario lo volveré a leer, de nuevo.
    aunque lo entendí la primera vez 😉


  21. Juan se tumba en la vía, muerta. El tren no pasa y eso lo destroza. «No estoy más roto que antes, aunque tal vez un poco más disperso”.

    Puestos a escoger, me quedo con el tren y sus generosas rutinas.

    Un abrazo abrazo.

  22. Ricardo Álamo Says:

    Buen micro, Pablo. Hay personas que se suicidan ya muertos. Un abrazo.


  23. Sólo que ahora se ve.

    Un saludo


  24. Pero triunfó en el ejercicio de la exageración y de sobrematarse.


  25. Estupendo Pablo… a veces no hay nada que uno pueda hacer… ni siquiera esperar a que pase el tren, uff.
    Besos


  26. Todo depende lo que entendemos por destrozado y roto….
    Claro que personalmente… Abrazos bni rotos ni destrozados, o solo un poco!!!

  27. Explorando Lilliput Says:

    Este comentario que has puesto como respuesta a otro resume lo que he sentido:
    Con este micro intento reflejar esa premuerte o muerte interior que sufren todos los suicidas antes de terminar de poner orden en su cuerpo

    Me h agustado mucho este micro, y en algunos casos hay un suicidio lento, dejándose vivir sin más…

    Abrazo

    • pablogonz Says:

      Eso de dejarse vivir sin más es, en efecto, acercarse al precipicio. Cuando lo siento, recuerdo la frase que me espetó en cierta ocasión un amigo argentino: “Menos mal que nuestro espíritu de supervivencia es más fuerte que nosotros.” Él siempre será feliz.
      Abrazos enormes, Rosana.
      P

  28. Sara Lew Says:

    Uff, Pablo! Pega fuerte este micro. Duele.
    Un abrazo.

  29. Elysa Says:

    ¡Jo! no puedo imaginar como se siente alguien que después de esa experiencia aún se consuela pensando “No estoy más roto que antes.” Qué tormento.

    Besitos

  30. MA Says:

    Efectivamente, así es a veces. Menos mal que existen las pastillitas.


  31. Supongo que piensa que tumbándose en la vía se iban a arreglar las cosas, pero parece que no

  32. Torcuato Says:

    ¿ni más muerto?
    Me encantó este
    Un abrazo, Pablo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: