CITA EN LA CUMBRE/55

14 noviembre, 2011

«Hoy en día [1984], el escritor que intenta crear algo diferente de lo que la industria de consumo produce para alimentar a los lectores es como el cojo que anda con prótesis, pero de todas formas intenta presentarse a una carrera de cien metros.»

SÁNDOR MÁRAI

Anuncios

31 comentarios to “CITA EN LA CUMBRE/55”

  1. pablogonz Says:

    Lo cual yo encuentro deliciosamente heroico.
    Abrazos fuertes a tod@s,
    P

  2. Ana Says:

    Menos mal que hay cojos con prótesis en el mundo literario, qué sería de los lectores si no!!!
    Abrazos esposados, Pablo (o maridados)

    • pablogonz Says:

      Para comprender el panorama literario actual hay que trabajar muchísimo. Lo primero que hay que hacer es renunciar a mirar las listas de los más vendidos. Leamos a los cojos para salvar la literatura.
      Abrazos oficiales,
      P

  3. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, si uno se encasilla en las modas o en los gustos generalizados, es uno más… en el que seguramente acabe harto. Escribir es dar tu punto de vista particular sobre lo que te inquieta, no reescribir lo ya escrito.
    Me gustó la reflexión que nos traes hoy.
    Un fuerte abrazo.

    • pablogonz Says:

      Sin embargo, hay muchos artistas que optan por tomar la autopista, a pesar de que allí todos parecen iguales. ¿Cómo compaginar la variedad de las escrituras con la miopía típica de la industria y del mercado? Quizás el e-book supondrá una plataforma a través de la cual florecerá toda esa literatura que suele quedarse a dormir el sueño de los justos.
      Un fuerte abrazo, Nicolás.
      P


  4. La industria de consumo carece del poder para evitar lo válido y auténtico que pudiése surgir, el oro es oro, en la forma que lo presentes, y a quienes leemos y poseemos un gusto adquirido por las letras nos gustarán muchas cosas que rebasen el criterio consumista.
    Es más ya es hora de que promuévamos entre todos cualquier pequeña edición valiosa que surja, con esfuerzo especial de demostrarles a los comercialistas que no son absolutos e indispensables para el merecido triunfo.

  5. odys 2.0 Says:

    Nunca se sabe, Pistorius corre con prótesis y es una bala de los 100, los 200 y los 400 metros.

    Lisos, claro.

  6. Paloma Says:

    Un buen punto de partida para una acalorada discusión! seguro. De la misma forma que come lentejas el que no las deja, el que quiere escribir tiene que hace a veces muchos más esfuerzos si pretende ser fiel a sí mismo que si se deja llevar por la corriente.Abramos ventanas, puertas, ebooks a todos aquellos que tienen algo–diferente-que decir,

    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Sea, para que los mercados no medien necesariamente entre los que escribimos obras auténticas y los que queremos leerlas (que muchas veces somos los mismos).
      Un fuerte abrazo, Paloma.
      P


  7. Joé, pues parece que no pase el tiempo…

    • pablogonz Says:

      Por lo menos en aquella época los escritores no tenían que desnudarse para las revistas ni ser necesariamente gilipollas.
      Vamos a peor, según parece.
      Abrazos fuertes,
      P

  8. Maite Says:

    Una vez más, la sabiduría ha entrado en tu casa. Nunca algo ha podido ser más cierto, igual que el corredor sabe que no va a ganar, el reto, el esfuerzo, la satisfacción…valen más que cualquier otra cosa 🙂


  9. El meollo de la cuestión es cuánto le importa al cojo el resultado final de la carrera. ¿NO?

    Un abrazo meditado.

  10. Nani Says:

    Siempre hay que seguir palante, con prótesis o sin ella y ¡sé lo que me digo! (Aunque moleste en los días de lluvia y nublado, jajajaj).
    Besicos muchos.

  11. Jesus Says:

    Aunque la industria sea el diablo que nos tienta creo que el error está en querer convertir en profesión lo que debe ser vocación.

    ¿No conocías a Pistorius, Pablo? Hay que ponerse al día.

    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Y fíjate que leo a diario varios periódicos. Claro que Pistorius no sale en la sección de cultura.
      Sobre lo otro, no creo que sean términos incompatibles. La vocación sería algo así como un compromiso interno e ineludible, o sea íntimo. El profesionalismo resulta de una actitud más social, de una entrega completa a los demás (de ahí la necesidad de una retribución). Lo malo es, claro, el profesionalismo sin vocación, o sea, sin sustento o sin núcleo. Obtenemos así un tipo de escritor hueco o vacío, dominador de un par de técnicas sencillas, que naturalmente brilla un rato pero luego es triturado por la memoria.
      Un fuerte abrazo,
      P


  12. . Si de verdad es cojo, si su cojera es irrefutable, irreversible e irreverente, sin duda que gana la carrera (puede tomarse todo el tiempo que necesite, dado que los innumerables otros han tomado la salida vueltos al revés –es decir, con el culo mirando la meta-).

    Un abrazo de larga distancia pero de mucha proximidad, Pablo.

    • pablogonz Says:

      Esa es una de la cosas que no dice Sándor Márai (y su propio ejemplo –incognoscible por él– lo demuestra): la principal ventaja del cojo es que es inmortal, lo que es asunto clave en carreras que duran toda la vida. Tú lo ilustraste con la postura de los otros (es lo mismo).
      Un abrazo de gemelo a gemelo, en recuerdo de nuestros agradables meses intrauterinos,
      P


  13. Así es pablo: la oferta y la demanda.
    Lo cierto es que sí hay un corredor que con dos modernas prótesis en sus piernas ha competido con corredores sin limitaciones.

    Saludos y felicitaciones por la boda.

    • pablogonz Says:

      Con la ley de la oferta y la demanda me pasa lo mismo que con todas las leyes: veo que nacen como un intento de reducir la compleja realidad (en este caso, del mercado) y que acaban por constituirse en un imperativo o un intento de imperativo (también en una justificación habitual de muchos desmanes). Con todos los respetos del mundo, mi querido amigo, me cago en la ley de la oferta y la demanda. Y espero que mi aporte sirva de abono para nuevas actitudes que demuestren de una vez por todas que sí sabemos ser libres.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias,
      P

  14. Kum* Says:

    cierto. Hay libros que parecen libros hasta que uno los lee. Pero, a la sazón, pasa lo mismo en cualquier ámbito de la vida.

    La elección es siempre de uno: Ser o venderse.

    Besos payasos… siendo.

    • pablogonz Says:

      Yo ya no leo ningún libro (salvo los clásicos) si no he catado por lo menos diez páginas. ¿La razón? Prefiero leer libros que me son útiles en un modo u otro.
      Abrazos payasos también desde el ser,
      P

  15. octopouno Says:

    Probablemente ningún cojo crea que su tarA es mejor que el generalizado bipedismo equilibrado. Así, el origen y la intención de ambas sanas locuras son diferentes. Sin embargo, los dos conforman hilos de agua bien dulce que escapan de la poderosa corriente, y éstos también sacian y horadan.

  16. Cybrghost Says:

    Bueno, y algunos ganan la carrera incluso. Me viene a la cabeza Eloy Moreno con su Bolígrafo de Gel Verde, que a base de guerra de guerrillas se ha colado en el olimpo editorial desde la autopublicación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: