CITA EN LA CUMBRE/56

21 noviembre, 2011

«Hay que tener, además, en cuenta que los errores educativos pueden ser extremadamente graves en la más temprana infancia y que tan perjudicial es una educación rígida y dura, que sofoque el placer de vivir y la agradable convivencia de los niños, como la que separa del camino de éste toda menudencia que le pueda perturbar, envolviéndole en un calor tropical que puede tener como consecuencia el que el niño sea incapaz de soportar el áspero clima de la vida que reina fuera de la familia.»

ALFRED ADLER

Anuncios

29 comentarios to “CITA EN LA CUMBRE/56”

  1. pablogonz Says:

    Don Alfred Adler, el tercero en discordia del psicoanálisis clásico (junto con Freud y Jung). Ideas meridianas y prosa ad hoc. Su lectura constituye un raro placer.
    Abrazos mojados (otra vez, Scheiße!)
    P


  2. Con esa cita yo no puedo estar más de acuerdo. Lo malo es que, por lo menos aquí, nunca encontramos el justo equilibrio. Por lo que veo hay que leer más a este señor, que yo sólo me he quedado en los otros dos. Y poco. Y mal.
    Abrazos supinos, Pablo.

    • pablogonz Says:

      Parece como si los tres pilares del psicoanálisis también hubieran ido afinando el tino. Freud era muy materialista; Jung se pasaba de esotérico; Adler habitó los terrenos intermedios. Seguramente resulta el más centrado de los tres.
      Abrazos con rabiosa alegría,
      P

  3. Rosa Says:

    No puedo estar más de acuerdo con tu cita de hoy Pablo. Gracias.

    Besos desde el aire


  4. Sin duda, la cita es excelente… pero dónde consigo el apunte que indique el modo de encontrar tan sutil equilibrio?
    Pregunta y firma: Madre al borde de un ataque de nervios (sólo al borde y no en caída libre ahora, cuando mi bella niña y mi bebito ya se han casado!)

    Menudo tema para abrir la semana, Pablo.

    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Mi padre decía que nos educó estando con nosotros. Supongo que los propios niños saben hasta dónde quieren ir solitos y dónde hay que dirigirlos. En todo caso yo creo que no se trata de decirle a los niños por dónde deben ir sino por dónde no deben ir. Ellos encuentran uno de los múltiples caminos sanos que ofrece la vida (el suyo).
      Abrazos con fuerza,
      P

  5. silvia Says:

    Como encontrar el equilibrio, con los cambios de códigos en el ámbito de las instituciones, uno puede establecer una línea de conducta en la más cristalina y pura infancia, lo que pueda ser armonioso en el núcleo de la familia, luego está la brecha que los separa de la sociedad cambiante y allí se produce el sisma. Un problema. Buen lunes Pablo!

    • pablogonz Says:

      La mayor parte de la educación de los niños la reciben en su casa, con su familia, en contacto con los abuelos, los padres, los hermanos… Una base firme en ese sentido, creo yo (no soy especialista en esto ni en nada) es suficiente para soportar todos los cambios institucionales que vengan.
      Un fuerte abrazo,
      P

  6. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, totalmente de acuerdo. Ni “el todo vale” ni el uso del cinturón, algo intermedio. Aunque no hay manual para educar a los niños… depende de tantas cosas.
    Un fuerte abrazo.

    • pablogonz Says:

      Algo que enseñe a los niños, con cuidado, la importancia de los derechos y de los deberes. Los niños son ellos, claro, pero también son los demás. De hecho no podrán ser ellos si no son los demás. Y no podrán ser los demás si no son ellos.
      Un abrazo con la lengua trabada,
      P

  7. Ana Says:

    Qué acertado, yo también quiero un manual de instrucciones, porque el método de ensayo-error puede dejar más de un trauma… el equilibrio en mitad del proceso de educar a tus hijos es difícil verlo, pero seguiré intentando.
    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Yo supongo, Ana, que el equilibrio es lo natural. Por ejemplo, un niño coge una flauta y rompe una copa de champán. ¿Piensa uno “pobrecito, no le voy a decir nada para que no se traume”? ¿O piensa “este niño está gilipollas”? Creo que el niño nos agradecerá que le hagamos ver que no se puede ir por el mundo haciendo gilipolleces.
      Abrazos muchos,
      P

  8. Pedro Says:

    Como concepto es excelente. Ahora bien, ¿Dónde encontramos el fiel de la balanza?

    Abrazos con marejadas de componente noroeste.

    • pablogonz Says:

      Ya digo: supongo que el equilibrio es algo que surge de uno en forma natural. Esto está bien, esto no tiene importancia, esto está mal. Los valores personales siempre son únicos. Lo natural es educar al hijo en los valores personales pero siempre dejando puertas abiertas (o al menos una escotilla) porque ellos también tienen derecho a elegir.
      Un abrazo austral, siempre austral.
      P

  9. Paloma Says:

    Buena cita. Mi experiencia como madre de tres así lo corrobora, por si acaso me equivoco, prefiero pecar de blanda que de dura, y no puedo quejarme de los resultados que estoy consiguiendo.

    Un abrazo justo antes de decirle a la pequeña que NO puede salir a comprar un regalo para una compañera, que eso lo podrá hacer el sábado. Hijos!!

  10. Maite Says:

    Me ha picado la curiosidad de Adler, voy a ver si lo investigo bien, porque como tú muy bien avanzas, además de fino pensamiento, su prosa es cómoda y bien sustentada. Voy a ver si con él encuentro ese equilibrio que mí, tanto me falta.

    • pablogonz Says:

      Esa es una de las virtudes de los grandes artistas: en sus obras nos muestran ejemplos de equilibrio. Quizás de ahí se deriva el placer de leerlos. No recuerdo ahora mismo qué leí de Adler pero la sensación que conservo es de una rica horizontalidad. El otro que era un gran prosista era Freud. Jung tenía un verbo más disparatado y magmático, barroco y borracho, no sé.
      Abrazos fuertes,
      P


  11. ¡Cuánta razón tiene este hombre! Y añado que una de las tareas más difíciles que hay en esta vida es la de ejercer como padres. Siempre cometes fallos.

    Abrazos ni poco ni muy hechos.

    • pablogonz Says:

      Los padres son los principales educadores de los niños. Su labor, realizada muchas veces inconscientemente, se basa, según mi humilde opinión, en el amor y nada más que en el amor. A partir de ahí, todo lo demás. Y sin eso, nada.
      Abrazos recién salidos del horno,
      P


  12. Si alguna vez he leído algo saturado de relatividad, ésto destaca.
    Nos propone algo tan complejo como la formación ideal de un individuo.
    Creo que sin extremos desde luego, no se puede predecir lo casual que puede enfrentar cualquiera en la vida.
    Y quien resulta ser cada quién.
    Existe tanto tan personal y particular.

    • pablogonz Says:

      Supongo que Adler propone este modelo como punto de partida, como modo, “ideal” sí, de no equivocarse demasiado. Todos son casos particulares, naturalmente, y cada niño necesitará algo muy concreto. La distancia que queda desde el centro hasta cada uno de los extremos siempre es la menor posible.
      Un abrazo,
      P


  13. Creo que el equilibrio lo da el sentido común, (afortunado el que lo tenga a puñados),olvidarse de la palabra “trauma” y leer pocos libros de Bucay.
    Abrazos tiernos,
    Ana

    • pablogonz Says:

      Bueno, olvidarse de la palabra trauma es tan extremo como creer que todo es traumático. Te propongo darle a los traumas un lugar adecuado. Primero conocer qué son, luego estudiar si se están produciendo o no, etc. Como caso curioso, te cuento que Velázquez tenía la espalda completamente traumatizada porque su padre le pegaba para que pintase mejor. No creo que su vocación proviniese de esos castigos. Más bien me sorprende cómo pudo seguir siendo pintor habiendo tenido semejantes experiencias juveniles.
      Un fuerte abrazo,
      P

  14. Elysa Says:

    No puedo estar más de acuerdo, pero eso es teoría, la practica ya es más difícil, ahí no hay libro de instruciones que nos oriente. Me consuela pensar que si alguna vez he sido dura pensaba en que era lo mejor para mi hija no en seguir unas normas o reglas sobre como educarla.

    Besitos

    • pablogonz Says:

      Esa es la base de todo: hacer lo mejor para ellos, ahora y en el futuro (digo yo). En cuanto a tu reflexión, la suscribo: cualquier teoría es un burdo mapa de una realidad infinitamente más compleja. También es cierto, sin embargo, que los mapas ayudan a no perderse.
      Un fuerte abrazo,
      P

  15. Elena Casero Says:

    Pura lógica, sensatez y sensibilidad.

    gracias.

    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: