CITA EN LA CUMBRE/57

30 noviembre, 2011

«Una de las principales características de la máquina del movimiento perpetuo capitalista es la velocidad con la que avanza a ciegas hacia los descalabros financieros, las crisis económicas y, a la larga, la catástrofe ambiental. No iría nada mal que redujéramos un poco la velocidad.»

ALEX CALLINICOS

Anuncios

27 comentarios to “CITA EN LA CUMBRE/57”

  1. pablogonz Says:

    Haciendo click en el nombre de nuestro invitado de hoy, el filósofo marxista Alex Callinicos, se va a la página de Wikipedia (por si alguien quiere ampliar conocimientos). Esta cita está tomada de su libro An anti-Capitalist manifesto (2003).
    Un fuerte abrazo a todos,
    P

  2. Ana Says:

    Echa el freno madaleno, que decíamos entonces… otra vez hay que dar la razón a tus citas, Pablo.
    Lo que se hace rápido no puede estar bien hecho, quizá sirva para un ratito pero no a la larga.
    Abrazos

    • pablogonz Says:

      Pasa como con los pinos y los robles. Un pino crece muy rápido (sirve para hacer mueblecillos de diez años de duración). Un roble crece lentamente (los muebles de roble se heredan de padres a hijos). Yo prefiero lo segundo, pero sé que es una cuestión de gusto.
      Besazos con cálculos,
      P

  3. Explorando Lilliput Says:

    Así es…lo malo es la inercia, no sé yo si se va a poder parar a tiempo…

    • pablogonz Says:

      Yo confío en que sí. La clave podría ser tan simple como la elaboración formal del deseo de que suceda. Si no lo has leído (y aunque venga de muy cerca la recomendación), te remito a mi ensayo “El sistema” que puedes descargar (gratis o sea anticapitalísticamente) en la columna de la derecha.
      Besos sociales,
      P


  4. Aunque parezca un contrasentido, los comunistas de hoy, menos que como revolucionarios, se definen como una suerte de “freno de malo” para el capitalismo.

    Lo más curioso es que aunque todos los índices apunten a que nos encaminamos hacia la autodestrucción, los ciudadanos sigan conservando esa mentalidad de “ya lo arreglarán” o “ya inventarán algo”, ese pensamiento del crédito infinito que jamás puede nombrar quiénes ni qué.

    Como ejemplo, le escuché decir a Ramonet que ante la más que contrastada fundición del Polo Norte, las grandes empresas ya estaban tomando cartas en el asunto: estudiaban posibles rutas maritimas por el norte de Europa.

    Aceleremos, amigos: ya queda menos.

    Un abrazo, Pablo.

    • pablogonz Says:

      Es que vivimos, Fernando, en una época de una pobreza espiritual alucinante. El primer signo de esa pobreza (mucho antes que la falta de cultura) es la falta de conciencia personal. Mucha gente no sabe que son personas, no se dan cuenta de que están en el mundo, creen que están viviendo una película o algo así. Se dicen “¡mira cuánta gente!” y no se dan cuenta de que ellos son gente. Otras personas piensan en las calles como objetos de nadie; cuando en realidad son de todos. Las calles son mías, tuyas, igual que las montañas, los ríos, los mares. Por cierto, las calles también son de los gorriones y los mares de las sardinas. Incluso las calles son de las sardinas. Supongo que nos estamos entendiendo.
      Esa necesidad de derivar la responsabilidad es un gesto infantil típico: “mi papá lo arreglará” Pues es tiempo de decir que tenemos derechos y deberes, y que los primeros llevan emparejada la responsabilidad mientras que los segundos traen muchas veces el sufrimiento.
      Y permíteme que termine con este abrazo,
      P

  5. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, hoy escuché que aquí en España volveremos a los años 30 en cuanto a la calidad de vida y que esta crisis durará aún diez años más. Con tales previsiones, ¿qué se puede hacer? Yo haría un kit-kat económico a nivel global.

    Un abrazo fuerte.

    • pablogonz Says:

      ¿Qué hacer? es la eterna pregunta del revolucionario. A lo mejor es hora de pensar en ¿qué no hacer? o, mejor dicho, en ¿qué dejar de hacer? Por ahí creo yo que vendrá la próxima crisis mundial (que aún no llega); me refiero a una crisis (cambio) espiritual, a alcanzar un modo de ver el mundo no basado en el progreso ni en la ambición sino en el pulso, en la sintonía con la Tierra.
      Un fuerte abrazo,
      P
      PD.: También te recomiendo “El sistema” (ver columna de la derecha), un ensayito en el que pretendí un día ordenar mis ideas sobre estos asuntos.

  6. Nani Says:

    Si redujeramos un poquito, el extrés por lo menos menguaría, no crees?
    Besicos muchos.

  7. Susana Camps Says:

    Me parece una petición razonable. No entra en el cuerpo a cuerpo imposible, sino que pide aflojar alguna que otra tuerca a la máquina. El problema es quién va a hacerlo, porque los que queremos no podemos…

    • pablogonz Says:

      Todos podemos aflojar las tuercas que nos corresponden. Lo primero es conocer el funcionamiento de la máquina (sin asomo de humildad te remito a “El sistema”, un ensayo mío que puedes descargar en la columna de la derecha; hay obviamente muchos otros libros mucho mejor informados, aunque quizás no tan sintéticos). Luego hay que hacer efectivamente o dejar de hacer efectivamente lo que consideremos oportuno. El resto es contarlo y tener paciencia.
      Un fuerte abrazo,
      P

  8. Hugo Says:

    Estuve en una conferencia de Taibo y decía que una vez buscó la palabra decrecimiento en google y le ponía: quiso decir de crecimiento, y que pensó, si google me dice que yerro, será que acierto.
    A mí me parece la teoría socio-política más acertada dada la coyuntura actual. La carrera por la productividad ha demostrado no ser válida y ha quebrado en tres ocasiones ya. Y una última observación: creo que mi abuela, que de chica tenía entre poco y nada, recordaba su niñez con mayor emoción que mi madre, mi madre que yo y supongo que mi sobrino la recuerde con menos entusiasmo aún que lo hago yo, todo tan fácil, tan dado, la cabeza todo el día entre una consola…
    En fins, resumiendo, que completamente de acuerdo.
    Abrazos decelerados, Pablo.

    • pablogonz Says:

      En el blog de Pedro da Silva (Microcuentos y otras historias) puedes encontrar vídeos muy interesantes sobre la teoría del decrecimiento. Supongo que se encuentran también en youtube. Sobre esa teoría económica, lo mismo que sobre otras presuntas soluciones absolutas al problema, pienso que servirán de poco sin una transformación moral de las personas, porque comprender que es necesario ir a menos para poder llegar más lejos requiere cierta conciencia difícil de desarrollar.
      Bueno, un abrazo con toda la calma necesaria,
      P


  9. Cuantos nos hemos pasado la vida diciéndo ésto, y nadie nos hace caso.


  10. Ojalá revienten las vielas y se vaya todo al carajo. Así nos miraremos a los ojos. Abrazos

    • pablogonz Says:

      Ojalá que se vayan parando las bielas poco a poco. Iremos a las fábricas para sorprendernos de lo monstruoso, como quien entra en un museo de los horrores.
      Un fuerte abrazo,
      P
      PD.: Mirarnos a los ojos ya podemos hacerlo.

  11. Kum* Says:

    Yo no creo que el sistema avance “a ciegas” hacia los descalabros financieros y las crisis económicas. Los descalabros y las crisis no son más que ciclos necesarios, planeados con anterioridad, por el propio sistema. Son procesos implícitos en la lógica del sistema capitalista de los que el sistema sale reforzado… resurgiendo de nuestras cenizas.

    Esto no es una crisis, amigos. Es una estafa, un atropello. Vienen a por lo público, a por lo que es nuestro. Lo público… la enseñanza, la educación, las pensiones, el agua… necesidades básicas, derechos de todos… grandes negocios.

    ¿Desacelerar?… jajajajajajja… lo que hay que hacer aquí es caminar en dirección contraria. O, si lo prefieren, seguir de compras o muertos frente al televisor.

    Besos payasos, maestro.

    • pablogonz Says:

      Hoy me toca discrepar contigo, Kum. No creo que el sistema esté gobernado conscientemente por unos pocos, padres de una conspiración y capaces de hacer que el animal vaya para acá o para allá, según su antojo. Sucede que el marco legal en el que vivimos permite una proliferación monstruosa en la que necesariamente hay vencedores y vencidos, muchas veces sin que ni unos ni otros sean conscientes de su condición. Las reformas políticas siempre caben pero, para ser efectivas, para tener verdadera repercusión social, deben apoyarse en un poder fáctico (militares, una religión, unos principios morales severos, yacimientos petrolíferos, etc). Sin embargo, cuando los poderes fácticos están a favor del sistema (es decir, en los momentos de esplendor del mismo, léase hoy, a pesar de la crisis) la única fuente de poder alternativo radica en los extremos. Esto se demostró en Islandia y luego en la maravillosa España del 15M. Y se demuestra cada vez que nieva en verano o soplan huracanes que arrasan nuestras ciudades. A un lado el medio ambiente (cada vez más inquieto), al otro lado las personas (despertando). Sólo sobran los que se empeñan en gestionar esa relación en beneficio propio.
      Un fuerte abrazo,
      P

      • Kum* Says:

        Bueno, no siempre íbamos a estar de acuerdo, Pablo. Yo, en lo tocante a lo social, no creo en las casualidades. Está todo atado y bien atado, todo controlado por unos pocos en la sombra. Cada vez, en cualquier caso, se esconden menos. ¿No está cada vez más claro, más obvio, que no gobiernan los gobiernos, sino las grandes corporaciones, los mercados… como quieras llamarlo? No es una teoría conspirativa, a mi entender, es simplemente abrir un poco los ojos. Por eso me parece imprescindible que despertemos, que actuemos, cada una, cada uno a su manera. Que dejemos de ser lacayos a todos los niveles y aprendamos a ejercer nuestra ciudadanía. La de verdad, la de exigir lo que es nuestro. Empezar a ser, cada uno, cada una, el cambio que queremos ver en el mundo sin esperar a que nadie lo haga por nosotros.

        Para mí la lucha está en las plazas, en la calle, en los blogs… en cualquier lugar donde una palabra, una acción, pueda suponer un despertar. Es mi manera de equivocarme. Sabes que llevo meses dejándome tiempo, trabajo, mucho amor y muchas ganas en el movimiento que surgió en Mayo (llámale 15-m, indignados, etc… yo aún no sé cómo llamarlo). Hay gente a la que respeto mucho que me dice que incluso estos moviemintos están manipulados. Yo, en todo caso, prefiero equivocarme por acción antes que por omisión. Es mi espíritu rebelde… o payaso. Es agotador… y apasionante. Yo, por suerte o por desgracia… no tengo opción. Tengo que estar ahí.

        Me bajo “el sistema”, que llevo tiempo pensando en hacerlo y entre pitos y revoluciones no termino de hacerlo. Ya te contaré.

        Besos desde México.

        Pd: sigue equivocándote a tu manera, te voy a querer igual, jajajajajajajajaa….

      • pablogonz Says:

        Suscribo todo lo que dices. Pero me sigue costando creer que haya unos pocos que dominen el mundo y que sean conscientes de ello. Voy a leer por ahí para conocer mejor tu postura. Siempre es un gusto coincidir en opiniones con una persona, pero para mí es un gusto aún mayor poder convivir sin coincidir. Además, proporciona el placer de imaginarnos otros (no puedo explicarlo mejor).
        Pásalo muy bien en México y aprovecha para expandir el movimiento allá.
        Un fuerte abrazo, hermano.
        P


  12. Es verdad, podemos mirarnos a los ojos. Mu guapos que los tienes Pablo. Abrazos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: