LA SALIVA DEL TIGRE/71

12 diciembre, 2011

CAMBIO CLIMÁTICO

Bajo al piso tercero y monto en la barca. Remo con fuerza hasta la avenida y me sumo a los otros. En la plaza del obelisco extendemos la red y entonamos nuestros alegres cánticos. Ante nosotros hierve el agua de capturas. Pero en el cielo surge de nuevo esa horrible mancha azul.

PABLO GONZ

Anuncios

42 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/71”

  1. pablogonz Says:

    Pues nada, que he estado y estaré un poco pachucho de la vesícula pero hoy me encuentro más fuerte que un monte. Y quería compartirlo con ustedes.
    Bes@s,
    P

  2. No Comments Says:

    Pues ánimo, combate y cuida, cuida y combate a esa vesícula Pablo.

    Un saludo indio


  3. Aumentando a tu crítica al cambio climático solo puedo decir que hace un frío del carajo.

  4. Ana Says:

    Vaya, qué será esa temible mancha azul… me ha venido a la mente el Buenos Aires de la película “El viaje” (Argentina, 1992), muy recomendable para reposar una vesícula y pasar un buen rato.
    Te acompaño en el sentimiento… ya lo sabes.
    Abrazos ENTEROS

    • Ana Says:

      Ay, que es el mismísimo cielo!!! lo entendí al leer sobre la contaminación en China… pfff qué horror, a lo que estamos llegando, no en la ficción.

      • pablogonz Says:

        Me la apunto para verla cuando esté de postoperatorio.
        Abrazos todo lo enteros que se puede (tampoco es cosa de exigirse demasiado),
        P


  5. Estando enfernito que remen los otros, haya cambio climático o no.
    Cuidate y que te cuiden.

    • pablogonz Says:

      Eso digo yo. Por suerte tengo personas que me ayudan y me apoyan pero la vida sigue y tampoco es cuestión de echarse a morir. Todo en su justo equilibrio (o lo más cerca posible).
      Besos,
      P


  6. Un día será la crónica de una muerte anunciada.
    La Boca del Ello

    • pablogonz Says:

      Bueno, yo confío mucho en la sabiduría de la Naturaleza, y ello incluye su capacidad de previsión (a pesar de ser ciega)
      Bienvenido por aquí y muchas gracias por tu comentario.
      Un cordial saludo,
      Pablo Gonz
      PD.: Incluí un enlace a la “La boca del Ello” para poder llegar a leerte más cómodamente.


  7. Espero que no sea tan grave como lo de la Tierra.

    Blogsaludos

    • pablogonz Says:

      Gracias, Adivín. Sé que conoces bien la Enfermedad (con mayúsculas) así que valoro mucho más tus buenos deseos. De momento no he sufrido demasiado. Se trataría de algo bastante sencillo: extraer la vesícula por medio de laparoscopia con la idea de que no llegue a derivar hacia otras patologías de peor pronóstico.
      Un blogabrazo,
      P


  8. Dos o tres vueltas, por lo menos, al traído y llevado cambio climático.

    Abrazos suavecitos por aquello de no irritar más a la vesícula. ¡Cuídate!

  9. Pablo Says:

    Ana, también venía para mi mente la peli El Viaje, muy surrealista ella, pero con un transfondo bien realito.
    Gracias Pablo por tu mirada diferente que nos hace ver mejor a todos.


  10. Me espanta pensar que este terrible micro tuyo un día se lea como hiperrealimo.
    Si ponemos más atención en los niños que en nuestra serie favorita de la televisión, quizá, sólo quizá, estemos a tiempo.

    Cuidate mucho y aprovechá para hacerte mimar.

    Un beso grandote

  11. Puck Says:

    Cuídate y que te cuiden, que dicen que es mucho mejor 🙂
    Y mientras a seguir pescando palabras entre el cielo y el mar, justo a la altura del tercero jeje.
    Saludillos

    • pablogonz Says:

      Gracias, Puck. Pues aunque es una enfermedad de síntomas leves (en mi caso), ya me jorobó la inspiración. A ver si más adelante la encuentro. Y si no, me dedico a vender pipas.
      Besos muchos,
      P

  12. Susana Camps Says:

    Un texto muy potente, y arriesgado por sus rupturas lógicas. A mí me gusta mucho. Admiro la apuesta, aunque no lo vinculo necesariamente al cambio climático. Me atrae más por lo que tiene de ambiguo y de inquietante; para qué más.
    Ánimo en lo personal. Y lo dicho: salud y mimos.

    • pablogonz Says:

      Tienes razón, Susana. Podría haber optado por un título menos definitorio y quizás el micro hubiera ganado en profundidad de sentidos. Buena lectura y buena crítica. Te las agradezco, también tus ánimos.
      Una abraçada,
      P


  13. Bueno, al menos tienen ganas de cantar y pescado para comer. Ahora, llegando al final, que el azul de arriba les parezca horrible, hace que me imagine toda historia en tonos gris ceniza.

    Cudiate, que decía una tía mía.

    • pablogonz Says:

      Sí, es un micro en distintos tonos de gris: el de la lluvia, el de los mármoles envejecidos, el de las pieles cuarteadas. Y de pronto ese azul, que quizás no conocieran los pocos supervivientes.
      Un fuerte abrazo y muchas gracias por venir,
      P

  14. Cybrghost Says:

    Cuida esa dieta. No es por tocar las narices pero eso va a ser que te vas haciendo mayor. El micro a ver si lo lee alguien de estos que siguen dejando para mañana comprometerse con cuidar las cosas.
    Abrazos sanitarios.

    • pablogonz Says:

      Sí, sí, la dieta la llevo bien (casi) siempre. Me pasó que me despeloté un poco con las visitas y la boda, pero el tema no viene sólo de ahí. Estoy convencido de que la enfermedad estaba ad portas y se me desencadenó por ciertos disgustos de los que ya no necesito hablar. Dice mi médico que el estrés no influye en la vesícula pero yo sé que sí influye (lo siento en forma de dolor cada vez que sucede algo malo a mi alrededor).
      Vale, abrazos pacientes y fin del rollo,
      P


  15. No sé cuanto te toca remar, Pablo, que eres un pescador de historias excelente.

    Da miedo pensar cuán cerca podemos estar de vernos así. Yo vivo en un octavo frente al Atlantico, a la vuelta de la esquina de la costa de la muerte.

    En cuanto a la vasícula, deshazte de ella antes de que ella se deshaga de ti. Y aprovecha para recaudar mimos, que – a pesar de las particularidades- estás recién casado.

    Un abrazo ;curativo.

    • pablogonz Says:

      Gracias por lo de “pescador de historias”. Como yo soy de secano suelo decir que soy un “cazador de historias” (típico tópico, aunque sea). La vesícula, no sabes la pena que me da que tengamos que separarnos. Parece que mis hábitos alimenticios del pasado le hicieron mal y ella ahora refleja ese pasado de sufrimiento sobre mí. Pasa que yo somos varios órganos y ella sólo una. Todo parece que tendrá que sacrificarse en beneficio del conjunto. No sabes cómo lo lamento porque a mí me gusta estar entero. Bueno, un paso previo hacia la desintegración total.
      Abrazos pacíficos,
      P

  16. Elysa Says:

    ¡Vaya micro tan real! es que yo ya me veo remando, mal futuro, se me da muy mal.
    Ánimo, hooy día es una operación sencillita, nada que ver con la “pedazo” de cicatriz que me dejaron y ni siquiera se molestaron es hacer algún bonito bordado.

    Cuidate y que te cuiden.

    Besitos

    • pablogonz Says:

      Bueno, no me alegro por la cicatriz sino porque hayas superado ese trauma. Dicen que la colelitiasis es una enfermedad más propia de las mujeres que de los hombres, y más de las amerindias que de otras mujeres. Voy comprendiendo mi lugar en el mundo.
      Un fuerte abrazo,
      P

  17. Kum* Says:

    Genial, maestro. Me limitaré a dejarle aquí mi sombrero.

    Besos payasos.

  18. Rosa Says:

    La tierra terminará por sacudirse las pulgas a base de terremotos e inundaciones…
    Cuídate mucho Pablo y recibe mis besos y mimos desde el aire

    • pablogonz Says:

      Si es que somos demasiados, que yo creo que sí, terminará por ir ajustando el número. No creo que desaparezcamos todos los hombres pero sí muchos muchos muchos.
      Un abrazo mimoso,
      P


  19. Lo primero: cuídate mucho, Pablo,
    aparte de eso el micro de hoy me ha parecido aterrador, con el agua a la altura de la tercera planta, y la gente cantando alegremente, felices en su inconsciencia… a pesar de que el cielo muestra el peligro sin pudor. Uff, enhorabuena y besos sanadores

    • pablogonz Says:

      Show must go on, pero a mí me apetecía hablar de mis dolencias, como a todo enfermo. Dicen que así uno se cura un poquito, porque sintoniza con las emociones de los demás. Gracias por prestarme tu atención, Rocío.
      Te mando este enorme abrazo,
      P

  20. Nani Says:

    Me alegro que estés mejor, ¡cuídate mucho! El micro, impresieonante!!
    Besicos muchos.

  21. Iván Teruel Says:

    Tan breve, tan preciso, tan inquietante. Sobre todo eso, tan inquietante por percibirlo tan poco descabellado como probabilidad futura más o menos cercana. Este micro (va me atrevo con un símil) funciona como un chupito ardiente de zozobra.

    Por cierto, don Pablo, si pasa por mi blog, tiene usted el intento de resolución de la duda gramatical que me planteó: “mirar al/el techo”. En la entrada del Efecto Bernoulli.

    Abrazos ligeramente atribulados.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: