MIS INVITADOS/30

8 febrero, 2012

Extracto de Acceso no autorizado por Belén Gopegui

«–¿Qué te parece más desolador: mirar a un crío y ver en sus rasgos y gestos al adulto vencido que será, o mirar a un adulto y ver en sus rasgos y gestos al niño que sigue siendo, desvalido, imprudente, fascinado?»

Anuncios

27 comentarios to “MIS INVITADOS/30”

  1. pablogonz Says:

    Hoy me siento como el niño vencido que jamás dejaré de ser.
    Abrazos más o menos,
    PABLO GONZ


  2. Ver en un crío al adulto que será, para mi, es demoledor, triste. Como si no tuviese opción a elegir sus días.
    Ver un niño en un adulto, eso es genial, aún guarda frescura, es imprudente, no sigue los consejos, sorprende, hace travesuras.
    Me alegro que te sientas niño, aunque sea vencido, porque como niño que eres cualquier cosa te pondrá la pilas: un pájaro que vuela, el ruido de los coches, la mirada de una niña, los mocos que se caen,… mil cosas, pequeñas y grandes todas ellas.
    Un beso, Luisa.

    • pablogonz Says:

      Pues verás, Luisa, acabo de hacer una travesura y me encuentro mucho mejor. Escribí una carta de rey (que no es lo mismo que una carta a los Reyes). Es una carta en tono mayestático (desde la razón y hacia la razón a través de la razón). Estas cartas, lo sé por experiencia propia, le caen muy mal a la gente. Bueno, por eso es una travesura.
      Besitos de nuevo desde la parte baja de la tabla,
      P

  3. Akaki Says:

    Como dice Luisa, la primera idea es la más desoladora, aunque ver en un adulto la niñez inocente e inmadura puede ser también triste…

    • pablogonz Says:

      En los niños hay sentimientos muy extremos, también transiciones alucinantes entre ellos. Si un niño tiene cara de adulto es porque las circunstancias le han obligado a reducir su ámbito sentimental prematuramente. En el adulto la amplitud sentimental le sirve sólo a los artistas. A quienes no lo son le puede causar más perjuicio que beneficio (me refiero naturalmente a una persona interactuando en el mundo actual).
      Un fuerte abrazo, Akaki, y gracias por venir.
      P


  4. Dandole una vueltita y en palabras de Jairo Aníbal Niño:
    -Usted que es una persona adulta-y por tanto- sensata, madura, razonable, con una gran experiencia y que sabe muchas cosas. ¿Qué quiere ser cuando sea niño?

    Besitos infantiles y frescos.

  5. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, sin duda alguna al crío que será un adulto vencido, aunque tendrá tiempo para revelarse contra ese destino. Los humanos debemos ser un compendios de edades o de forma de ser, nos sirven todas y las debemos aplicar. Da igual la edad, lo importe es el espíritu y la salud.

    Un fuerte abrazo.

    • pablogonz Says:

      Crecemos por capas: el niño resulta rodeado por el joven, el joven por el hombre maduro, éste por el viejo. Síntoma de salud, digo yo, si conservamos vivas todas nuestras capas. Aunque se sufre, se sufre.
      Un fuerte abrazo,
      P


  6. El niño hay que conservarlo en nuestra persona para defendernos del embate del sistema.
    La frase de la autora me pareció sofista y derrotista.
    Ambos extremos pueden recibir ayuda.

    • pablogonz Says:

      No sé cuál será la mejor actitud para resistir los golpes del Sistema, pero seguramente será una actitud radical: o lograr un grado de inconsciencia que impida la instalación de Sus mensajes o una actitud de alerta vivísima que nos permita ser libres en un mundo que no está diseñado para ello.
      Abrazos fuertes,
      P

  7. Ana Says:

    Bueno, es una cita un tanto pesimista… yo adoro encontrar a gente que conserva intacto su niño interior. Se les ve en los ojos, en la curiosidad, en la alegría. Y también me gusta imaginar en los niños los adultos que serán, pero no los imagino vencidos, supongo que todos somos vencedores y vencidos en algún momento.
    Cuando me encuentre más pesimista igual sí puedo ver esto.
    Un abrazo desde mi niña interior.

    • pablogonz Says:

      Es la actitud, en efecto, lo que nos permite ver las distintas caras del mundo. Por eso aborrezco de las recomendaciones de mantener siempre una actitud positiva: perdemos perspectiva.
      Un abrazo que se va sanando poco a poco,
      P

  8. eva Says:

    Hombre, sin ninguna duda, mirar al crío y ver en sus rasgos y gestos a un adulto vencido. ¡Me niego a ver tal cosa cuando miro a mis chilindrines, qué espanto!

    • pablogonz Says:

      Seguramente no verás eso nunca, Eva. Se irán haciendo mayores, sufrirán sus pequeños disgustos, luego experimentarán por primera vez el fracaso, lo asimilarán, se convertirán en adultos. Que se lleguen a sentir vencidos o no, dependerá mucho de la vida que les toque vivir pero dentro de sus pechos siempre latirá el amor que tú alimentaste. Ese será su escudo, lo mejor que puedes dejarles en herencia.


  9. El niño nos permite atisbar al adulto que será algún día, pero sólo a modo de espejismo. Lo que vemos puede variar y, sea lo que sea, seguramente lo hará.
    Los adultos llevamos nuestro niño con nosotros. Ese niño ‘desvalido, imprudente, fascinado’ es el que nos lleva adelante, el que nos obliga a dejar la comodidad de lo conocido y aventurarnos a crecer todos los días.

    Todos estamos tan vencidos como creemos estarlo. Y todos lo creemos en algún momento del día. No es nada, sólo otro espejismo.

    Abrazo esperanzado, Pablo

  10. Carmen H. G. Says:

    Ninguna de las dos cosas me parece desoladora porque, cuando miro a un niño, veo en él las grandes aventuras que le quedan por recorrer y, cuando miro a un adulto, veo el esfuerzo por ser lo mejor que puede ser.

  11. Rosìo Says:

    Que bello…!!!
    Abrazo.

    • pablogonz Says:

      En “Acceso no autorizado” encuentro destellos de fulgurante poética. También mucha reflexión filosófica y abundante conocimiento político.
      Un abrazo fuerte, Rosio.
      P

  12. Nani Says:

    Siento no estar de acuerdo.Cuando miro un niño, nunca veo en él alguién negativo, me resulta imposible, será después lo que consiga hacer de su vida, pero no puedo verle vencido si es niño. Igual que tampoco veo en tí un nño vencido, puede que hoy estés algo desanimado, pero ¿vencido?, lo siento, pero no.
    Besicos muchos.

    • pablogonz Says:

      Contundente Nani. Me sirves de apoyo y te lo agradezco. Ayer por la mañana me sentía aproximadamente derrotado. Hoy vuelve a arder el niño interior. Opto, claro, sin decidirlo yo, por ser el eterno desvalido, imprudente y fascinado.
      Besos reconstruidos,
      P


  13. La primera parte de la reflexión produce escalofríos. Pocas veces he logrado ver el adulto en el niño. Puede deberse a que -aunque cascarrabias- sigo siendo niño aunque cada día más viejo.

    Abrazos, Don Pablo.

    • pablogonz Says:

      Es una característica típica de los artistas. Para sondear las fronteras de nuestra cultura, debemos poseer la fuerza o el arrojo de un adulto, también la curiosidad e ingenuidad de un niño. Esto también les pasa a los científicos de vocación.
      Un fuerte abrazo,
      P

  14. Susana Camps Says:

    Me ha llamado la atención tu cita porque yo sí he visto a adultos en niños, y al revés también (aunque eso es más frecuente, por lo que veo). Un vez tenía que presentarme a una entrevista comprometida y me propuse defenderme a mí misma y mi proyecto como si fuese dos, yo adulta defendiendo a mi yo niña. El desdoblamiento fue un éxito, me salió un lado autoprotector desconocido… bueno, espero que ningún psicólogo lea esto porque igual me encierran.
    Besos, Pablo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: