PARÍS MONUMENTAL (1 de 3)

12 marzo, 2012

La primera vez que estuve en París fue de paso. Mi tren llegaba a la estación de Montparnasse y yo debía trasladarme a la de Austerlitz para continuar viaje hacia Estrasburgo. Las opciones para la conexión eran dos: o ratonear por el Metro tirando de mi mochila o irme en taxi, pagando un buen dinero, claro, pero disfrutando de la ciudad, aunque fuese de modo efímero. Me decidí por esto último, de manera que cuando el tren se detuvo bajo la enorme marquesina, salté al andén y corrí a la parada. «A la estación de Austerlitz –fue la frase que preparé–, pero lléveme por los monumentos.» Y al tiempo que arrancaba, el taxista me dirigió un gruñido que me sorprendió por su agudeza.

Anuncios

41 comentarios to “PARÍS MONUMENTAL (1 de 3)”

  1. pablogonz Says:

    Primera parte de las tres que componen este cuento. El miércoles y el viernes publicaré las restantes.
    Desde una Buenos Aires envuelta en lluvia y truenos, les saluda,
    PABLO GONZ

  2. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, buena la aclaración de que forma parte de un conjunto este relato, pues no entendía el gruñido del taxista, a no ser que fuese un león o similar. París es la ciudad, por su historia, de los artistas. Yo tengo pendiente una visita, a ver cuando me decido.

    Estaremos pendientes de la continuación del relato.

    Un fuerte abrazo.


  3. Querida amigo, esta vez me he acercado a tu bitácora sólo para dar gracias.
    Gracias, Pablo, por la lectura y las palabras que me dedicaste en la presentación de la I Antología de TRIPLE C.
    Es muy grato saber que, a la distancia, me recordaban.

    P. D.: He quedado a cargo de la red, de modo que por algún tiempo faltaré a esta cita que para mí ha sido siempre imperdible.

    Un fortísimo abrazo

  4. Ernesto Ortega Garrido Says:

    Microrrelatatos por entregar ¿rizando el rizo?

    Nos dejaste con ganas de más.

  5. Juanlu Says:

    Pues si aumenta el misterio, esperaremos…

    Ya terminé tu libro, encantador, hay unos cuantos micros que dejo señalados.

    Un abrazo enorme!!

    • pablogonz Says:

      Un honor y un placer, Juanlu. Se habló de ti en la presentación de Buenos Aires. Magnífica la ilustración de la portada de la antología de Triple C.
      Abrazos fuertes,
      P


  6. Esto sí que es darle suspense a la cosa… Microrrelatos por fases!


  7. A saber, ese taxista tiene buena pinta, seguro que va a dar mucho de si.

  8. Carmen Says:

    Ay! que me ha dado un escalofrío, así, pequeñito, como con miedo y curiosidad… me gusta, estaré a la espera.
    Besos.

  9. Ana Says:

    Decía, antes que wordpress me echara 😦
    Que aquí estaré a la espera de noticias de París, del taxista gruñón (parisino) y de lo que sea.
    Se te echa de menos por la red, en cuanto tenga un momento (más largo que este) te envío un correo con otro experimento Gonz que se me ha ocurrido, a ver qué te parece.
    De momento, abrazos por entregas

    • pablogonz Says:

      Estoy bastante más activo en Twitter, pero reconozco que no a los niveles del Facebook. En todo caso, yo agradezco un poco este retiro porque era demasiada dedicación. Ahora estoy leyendo más y planificando alguna cosilla por ahí. Ya me contarás de tus audacias.
      Miles de besos,
      P
      PD.: En cuanto tengas las ocasión, viaja a Buenos Aires. Es una ciudad maravillosa.

  10. Elysa Says:

    Bueno, aquí “colgada” me quedo esperando que pasará con ese gruñido…

    Besitos

  11. Daniel Says:

    Además de considerarlo un cuento magnífico (¡Uy! perdón, … ya se irá viendo) me hace una ilusión personal especial (tú yo sabemos por qué) verlo publicado. Espero que lo estéis pasando genial.
    Besos. Daniel.

  12. Nani Says:

    ¿Ahora en Buenos Aires? Disfruta esa lluvia tan escasa por aquí.
    Y seguiremos la continuación de este relato, claro que sí!
    Besicos muchos.


  13. La tandas publicitarias de dos días de duración, ¿están permitidas en el género?

    Quedamos a la epera, Don Pablo.

    Abrazos porteños.

    • pablogonz Says:

      Bueno, como no he leído tratados de la materia, yo me lo permito todo. Por cierto, nuestro siguiente destino esperemos que sea Montevideo. Nos han hablado mieles de esa ciudad y quiero degustarlas. Te pediré información a su debido tiempo.
      Abrazos federales,
      P

  14. Puri Says:

    París merece un paseo, aunque solo sea en taxi para que se te pongan los dientes largos. Mi último vistazo a la ciudad fue desde un puente que se veía Notre Dame, muy, muy leeejos… Esperábamos tren para Barcelona y no me atreví a separarme de la estación, por mis motivos histérico-familiares, pero eso es otra historia…


  15. ¡ Qué presuntuoso resulta el taxista al creerse capaz de reconocer a un dios si lo tuviera delante ! Algunos taxistas presumen de conocer a las personas, mejor que nadie, a fuerza de intentar atraparlos en el instante mismo que les dicen el destino…; acaban como los periodistas ocupándose sólo de sospechas, de su verdad, pues nunca es falso lo que todavía no se ha confirmado o refutado, hasta que alguien paga, si puede, un precio por ello…

    Tus historias siempre dan para mucho, como siempre.

    Un fuerte abrazo, Pablo.

  16. marie-claude Sya Says:

    Lo siento, Pablo, pero fijate que a nosotros, franceses que vivimos en una provincia, nos ocurre lo mismo…..que triste realidad!!!! Vénte en el sur, cerca del Mediterràneo y ya veràs….. Abrazos marinos….

    • pablogonz Says:

      En cuanto tenga una excusa, me marcho al sur de Francia. Una vez dormí en Avignon: me encantó. Sé que podría vivir muy bien en cualquier lugar de por allá. En fin, nunca se sabe. Hoy por hoy pienso que un día me instalaré en Buenos Aires pero…
      Miles de abrazos,
      P


  17. ¡¡Con lo rápido que van los taxis en París!! Yo me acuerdo de uno, que nos llevó a mi mujer y a mí, y cada vez que lo recuerdo me agarro a la manilla encima de la puerta hasta que casi se me corta la circulación y voy pisando instintivamente el freno cada dos por tres… De eso no hablan los poetas, de que los taxis en París van a toda leche 😉

  18. Propílogo Says:

    ¡Qué ganas tenía de leer esta historia! Recordaba perfectamente el título, y espero ansioso poder recorrer París de la mano de tus precisas descripciones. Seguro que no podré elegir entre el formato escrito y el declamatorio treatralizado partidecúlido.
    Abrazo luxado

    • pablogonz Says:

      Bueno, a lo mejor un día lo declamo en la plaza pública. Aún no sé en qué plaza pública pero te informaré con una puntualidad muy british.
      Abrazos tendinosos,
      P

  19. Cybrghost Says:

    A mi el metro, los bares, los buses… me resultan también un interesante sitio que conocer. Es otro mundo propio que permite conocer el pulso de la ciudad.


  20. Vengo del 2 (que no de la2). Pues sí, al leer esta parte queda claro: uno, o que falta algo; o dos, que no lo he pillao. Me alegro que sea lo primero. Vuelvo al 2 (que no a la2).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: