LA SALIVA DEL TIGRE/79

19 marzo, 2012

PRIMER Y ÚNICO AMOR

La sigo por la calle, a una distancia de unos quince metros. Lleva una gabardina gris y el pelo recogido en un moño. Siempre me gustaron sus orejitas, sobresaliendo lo justo del cráneo, y cierta rigidez de su cuello que los taconazos acentúan. Gira sin pensárselo ante la puerta de un bar y entra. Cuando llego, la hoja de cristal aún se mueve. Reflejos que no me molestan. Ella, de pie entre los ruidos, junto a la barra, ante un gordo que la mira con asco. Recuerdo entonces (no sé por qué) nuestros paseos por la ronda de la muralla, las películas románticas que veíamos, los libros hermosos que intercambiamos. Y por eso me duele como una puñalada el beso desproporcionado que se dan. Él eructa después (lo oigo) y ella se ríe como una hiena. Enseguida los lentes de sol y los tacones que la sacan a la calle. Media manzana más allá ralentiza el paso, entra en el tanatorio y se asimila con timidez a uno de los corrillos que me velan.

PABLO GONZ

Anuncios

33 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/79”

  1. pablogonz Says:

    Y que sea un feliz lunes para todos.
    Bes@s much@s,
    PABLO GONZ

  2. eva Says:

    ¡Vaya!, este me produjo tristeza. No tanto por la muerte, inevitable, como por el olvido…pero se me ha quedado enganchado y eso lo hará perdurar.
    Un millón de besos tristes, tan necesarios como los demás.


  3. Este micro, su ritmo particular, su modo de decir, me gusta particularmente. El giro final, de lujo.
    La ilusión pero la desilusión, la vida pero la muerte, la amistad (o algo más) pero la traición (o así lo siente el personaje, o así nos lo hace sentir). Coincido con Eva, queda un aroma a tristeza…

    Besos, mil.

  4. anitadinamita Says:

    Se me queda la sensación de un engaño, una trama urdida en la que ese beso en ese bar es el triunfo. Y por supuesto, el cadáver.
    Me ha gustado mucho, mucho.
    Abrazos

  5. Margarita Says:

    Pues a mí más que triste, me ha resultado desasosegante… Que el tipo la mire con asco, además de ser gordo y de eructar, que ella se ría como una hiena… Parecen tan falsos e hipócritas, sobre todo ella que “se asimila con timidez” a uno de los corrillos… En fin, que me ha dado de lleno ese final pero el regusto es amargo…

  6. Enmascarado Says:

    Me encanta tu visión despectiva del nuevo churri, Pablo, de todas maneras, los muertos que os quedáis un tanto descorazonados, siempre tenéis la posibilidad de aguantar un poquito antes de marcharos. Y así jalarle de las patas para que se enteren.
    Saludos.

    • pablogonz Says:

      Este era, sin duda, un fantasma nostálgico. Quizás se mató por amor y, miserablemente, encontró algo que no quería encontrar. Hay muchas lecturas posibles para este texto: me está gustando cada vez más.
      Saludos,
      P


  7. Este micro es espléndido, Don Pablo.

    Me gusta el fondo de la historia (de hecho, escribí un relato muy similar a este micro hace unos dos años) con ese muerto vigilando los avatares de los vivos, pero lo destacable de esta pieza es su lúcidez crítica, marcada a través de un ritmo curioso, que deja que la acción imperante distraiga lo suficiente al lector como para sorprenderle más al final.

    Lo dicho, muy, muy bueno.

    Un abrazo

    • pablogonz Says:

      Muchas gracias, Pedro. Valoro mucho tus comentarios. Ves el ritmo también, como Patricia Nasello. Seguramente es un elemento importante. Yo no había pensado en él pero cuando lo releo buscándolo me doy cuenta de que sí está y que es casi un personaje.
      Abrazos fuertes, pues,
      P

  8. Nani Says:

    Pablo,siempre he pensado que cuando me llegue la hora final, veré todo y quizá entienda lo que ahora no comprendo, por eso no me extraña que la viera y recordara su tiempo con ella. Me ha gustado mucho.
    Besicos muchos.

    • pablogonz Says:

      Yo también tengo esa sensación o esperanza. La de poder comprender todo de un vistazo, despejar las dudas, matar las paranoias. Quizás sea sólo eso: una esperanza que habla de nuestras carencias.
      Un abrazo muy gordo,
      P

  9. egolastra Says:

    Ante la escena descrita, es como para morirse… de verguenza. :S

    Un placer volver siempre por aquí. Un abrazo.


  10. El eructo ese tras el beso es para despertar a un tío sensible de la tumbra, desde luego. ¡Vaya gañán!

  11. Arrimados a la sombra Says:

    Este micro es una oda a la impostura, ¡ah! y el “reflejos que no me molestan” da la pista para no tropezarse por sorpresa con el difunto.
    (Sigues en la linea de “expertos”, me encanta)
    Abrazos,
    Ana

    • pablogonz Says:

      Supiste verlo, Ana. Esa frase es un escalón que nos presenta la inmaterialidad del personaje. Muy perspicaz tu lectura.
      Besos,
      P
      PD.: El otro comentario que dejaste lo borré. Espero que ya se acaben los problemas con WordPress.

  12. sergiocossa Says:

    Como los buenos micros, dice mucho y deja mucho sin decir, para que trabajemos nuestra imaginación.
    Qué mal gusto la mina esa.
    ¡Muy bueno, Pablo!

    • pablogonz Says:

      Una de las gracias de la microliteratura (creo que también de la literaruta en general) es insinuar el texto, favorecer la costumbre de que el lector se convierta en coconstructor de las narraciones. Creo que lo que no me gusta de los llamados bestsellers es ese modo tan explícito (o digerido) de presentar los contenidos. Leyéndolos me siento tonto e inútil. En fin, aún nos quedan muchos clásicos.
      Abrazos fuertes,
      P

  13. Rosa Says:

    Plas, plas, plas…Un giro final buenísimo.
    Gracias Pablo.

    Besos desde el aire

  14. Susana Camps Says:

    Me gustan mucho las asociaciones, la rigidez del cuello y los tacones, el beso y el eructo, la risa de hiena… y el contraste de actitudes y escenarios. Un micro muy sugerente y lleno de sensaciones que hablan por sí mismas. De los que más me ha gustado.
    Abrazos

  15. SAG Says:

    Esos amores nunca se van…

  16. Cybrghost Says:

    Hay amores que matan.

  17. vittt Says:

    gótico y desgarrador. es posible revolverse incluso antes de llegar a la tumba.

    • pablogonz Says:

      Pues lo desgarrador sí era intencional pero lo de gótico. No lo había pensado pero es verdad: es un relato gótico, tiene algo de cómic negro o cosa parecida. Se lee bien a esa luz.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: