AQUÍ ENTRE NOSOTROS/60

6 junio, 2012

ORGULLO

–Adelanté a seis camiones, dos roulottes y veinticuatro turismos (incluso a una moto), lo que me permitió llegar tres minutos antes al atasco de entrada a Madrid.

PABLO GONZ

Anuncios

33 comentarios to “AQUÍ ENTRE NOSOTROS/60”

  1. pablogonz Says:

    Y se les saluda desde un lugar bajo cero llamado Valdivia (Chile).
    Abrazos tipo brrrrr,
    P


  2. Quienes nunca hemos puesto un pie sobre la soñada, culta Europa, pensábamos que situaciones como ésta era cosa de sudacas…

    (Aquí también hace frío!!!)

    Beso argentino

    • pablogonz Says:

      Yo también soñaba con una Europa culta. Hasta que me harté y me vine al sur del mundo. En todos lados cuecen habas.
      Cuidate mucho,
      P

      • Hugo Says:

        Y aquí a calderadas…
        Abrazos, Pablo.

      • pablogonz Says:

        Y, sin embargo, hay que ver la fuerza que tienen ciertas imágenes. ¿Pobres en Estados Unidos? ¿Vegetarianos en Rusia? Hay de todo en todos lados, y cada vez más.
        Abrazos cántabros,
        P

  3. Víctor Says:

    Certero, Pablo. No hace falta decir nada más. Abrazos.

    • pablogonz Says:

      Una pequeña batalla (seguramente perdida) a favor del género de vida slow. A ver si dejamos de confundir “vivir” con “correr”.
      Abrazo fuerte,
      P

  4. David Moreno Says:

    Ese suele ser el premio para los que más corren y van siempre por la vida acelerados. Un orgullo, sí.

    Un saludo indio desde una zona con unos cuántos grados más que los tuyos…
    Mitakuye oyasin


  5. Es lo que tiene el orgullo, que es gratis y no hace falta ser listo para sentirlo.

    Otro abrazo desde la niebla del Finis Terrae.

  6. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, yo con los atascos no puedo, por fortuna donde yo vivo no son habituales y el día en que me he visto en alguno he desvariado imaginándome historias sin fin.

    Cuidado que no recorten también los atascos.

    Un abrazo fuerte.

  7. Carmen Says:

    Me encanta: los micros así, escritos con pericia y gracia, me gustan mucho. Ponen una sonrisa al terminar de leerlos, que te empujan a escribir al autor y darle las gracias.
    Así pues, gracias, Pablo. 😀

    • pablogonz Says:

      Carmen, muchas gracias a ti. Para mí (y creo que para cualquier autor) es una gozada que lo lean. Y si encima logra provocar algo (sea lo que sea) entonces ya viene eso que se llama el éxtasis.
      Mil abrazos, pues, agradecidos,
      P

  8. Petra Acero Says:

    Si así es feliz… No tendrá otras historias de las cuales enorgullecerse. Mientras no represente un peligro para otros en la carretera. Así tendrá algo que contar en el trabajo (si lo tiene), entre los amigos (si los tiene)… Cada uno es cada cual.

    Me parece un relato que muestra una realidad bastante extendida, por desgracia… Pero… Hay que ganar cinco minutos como sea, aunque solo sea para entrar en el atasco.

    Saludosssss

    • pablogonz Says:

      Bueno, existe la posibilidad de dejar escapar el metro. ¿Has probado alguna vez a no correr cuando ves el metro a punto de partir? Es una sensación de dominio bastante maja. Ese tren está a punto de partir, sí, deberé esperar al siguiente, sí, ¿voy a correr para cogerlo?, jamás.
      Insisto: mola.
      Abrazos enormes, Petra.
      P
      PD.: Ya incluí el enlace a tu blog.

  9. Rosa Says:

    Prisas tontas… No se para qué.

    Besos desde el aire calentito… Te cambio un poco de frío por unos grados de insoportable calor ¿Hace?

  10. sandra montelpare Says:

    Ah qué bueno! Si me lo leyeran sin autor, sabría que es suyo.
    Tres minutos antes? Un tema musical más! Que para eso se inventaron los embotellamientos: para escuchar música, cantar Sí, canta o, si se extiende un poco, es “La autopista del sur”. Lástima que después hay que seguir, siempre hacia adelante… Saludos van de este caracol sin apuro con 2ºc.

    • Ana Martínez Says:

      Uy! y algunos se dejan los tres minutos en la gasolinera, que con tanto correr, tanto 4×4 y tanta subida de la gasolina no hay parné que mantenga un coche.
      Abrazos sin atascos que soy de las pocas que trabaja enfrente de casa.
      Ana

    • pablogonz Says:

      Es la manía de vivir por delante del presente. Yo no digo que no haya que planificar ni recordar, pero no vivir jamás en el presente es una verdadera miseria.
      Abrazos enormes, Sandra.
      P

  11. C.D.G Says:

    Es que no hay nada como llegar prontito a ese atasco madrileño…
    Saludos.

  12. nani Says:

    Prefiero eso que dice: “Vísteme despacio que llevo prisa”
    Besicos muchos y calurosos desde la Andalucía de la Sierra Sur.


  13. Pues qué te diré, Pablo, tres minutos son tres minutos en un atasco, que luego al salir se convierten en más o en menos depende de en la fila que te coloques, cada vez que camina una fila no es la tuya y puedes cambiarte de carril las veces que creas para comprobarlo.
    Y bueno, creo que no echaré de menos esos atascos madrileños.
    Abrazos rápidos

    • pablogonz Says:

      Abrazos, abrazos. Recuerdo, con cariño, un atasco de entrada a Madrid (desde la carretera de Burgos). Tardamos doce horas en entrar en la jaula (nevaba). Y al final terminamos compartiendo cervezas con la gente de los otros coches. Entrañable, entrañable.

  14. vittt Says:

    si hay un atasco, quiero provocarlo yo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: