HOMENAJES LITERARIOS/43

9 julio, 2012

A los que no recibieron el Nobel

ENTRE LOS MEJORES

París, 1961, recepción anual de la editorial Hachette. En un enorme salón: corros de hombres bulliciosos, en trajes grandes y altivos o pequeños y grises, sonrisas de oro y nicotina, ojos inquietos, entre el humo de los cigarros, las melenas rígidas de las damas… Y allí, haciendo el ángulo de un rincón en penumbra, tres jóvenes escritores que se aferran con tirria a su dolor, a sus recuerdos provincianos, a su muchísima soledad. «¿Se dan cuenta –dice de pronto uno de ellos– que yo no debería estar aquí, con ustedes, sino mezclándome con la flor y nata de la literatura universal?» Y entonces sus dos compañeros se miran sorprendidos y señalan a la vez hacia el jolgorio. Es tal la autoridad y la sincronía del gesto que al otro no le queda más remedio que cumplir. Y así, cuando ambos quedan solos, uno, el más espigado y señorial, le dice al otro, más bajito y plebeyo: «¿No es cierto, Gabo, que éste está cada día más impertinente?» «Déjalo ser, Mario, que ya la historia lo pondrá en su lugar.»

PABLO GONZ

Anuncios

25 comentarios to “HOMENAJES LITERARIOS/43”

  1. pablogonz Says:

    …lunes, lunes, psicomotricidad bajo mínimos, lunes, lunes…


  2. Bello homenaje a dos de nuestros Nobel latinoamericanos. Según dicen los medios, al más bajito y plebeyo lo atacó uno de los grandes males macondianos, la enfermedad del olvido. No les creo.

    Con una sensación térmica de dos grados bajo cero me las compongo para enviarte un cálido abrazo, Pablo

    • pablogonz Says:

      Se agradece, querida Patricia. Raro: sol en Valdivia.
      Sobre lo anterior, dicen que toda la buena literatura es premonitoria, de modo que no me extrañaría.
      Abracérrimos,
      P


  3. Qué bueno esto, Pablo!!
    Y es cierto, Patri, ayer cuando me enteraba el mal que aqueja a Gabo no pude dejar de pensar en la peste de insomnio y el olvido del nombre de las cosas que llega junto con él, José Arcadio intentando inventar la máquina de la memoria para acordarse de las maravillas de los gitanos.
    También pensaba en la última página de Marina…
    Abrazos.

  4. Esperanza Says:

    Siempre tuve la sospecha de que la demencia senil aqueja a aquellos que tienen mucho que olvidar, pero Gabo no me encaja en esa lista. Hay gente que tiene tanto que aportar que no se les debería olvidar nunca la falta que nos hacen sus palabras y su memoria.

    Un abrazo,

  5. Paloma Says:

    Me encanta tu homenaje. No había leído ni escuchado nada al respecto del mal que le aqueja al enorme bajito; ha sido un golpe bajo, a la gente como él, esos problemas deberían indultarles.
    un abrazo de casi casi vacaciones.

    • pablogonz Says:

      Yo tampoco sabía nada. Varias veces ya me ha pasado que publico cosas que coinciden inexplicablemente con la actualidad. Debo de ser un magnífico periodista oculto.
      Besos, Paloma.
      P

  6. Maite Says:

    Enhorabuena por este sentido homenaje a un grande. Tal vez algún día, recuerdos como este, aviven su memoria. Abrazos!

    • pablogonz Says:

      Espero que nunca se nos olvide que hubo enormes literatos. Más en general espero que nunca se olvide que hubo literatura magnífica, literatura, letras…
      Un abrazo enorme, Maite.
      P

  7. pablodelarua Says:

    Bonito homenaje. Un saludo

  8. Nicolás Jarque Says:

    Pablo, fabuloso homenaje a esos dos grandes de las letras castellanas, que según dicen tuvieron buenas migas y luego estropearon sus relaciones.

    Si yo fuese Mario, no tardaría ni un segundo en ir a visitar a Gabo, antes que este olvide quien es y lo que fue.

    Mucho dolor y rabia proporciona la pérdida de memoria, y más en uno escritor tan grande.

    Un fuerte abrazo.


  9. Me descubro, Don Pablo. ¡Fantástico! Poco más he de decir.

    Con el permiso de Ud. me lo llevo para compartirlo en mi FB.

    Abrazos desde el verano que no llega.

  10. Puck Says:

    Felicidades por este homenaje, por ese cruce de miradas que se deja ver entre las palabras, por ese cariño con el que se nota que está escrito.
    saludillos

  11. Rosa Says:

    Un hermoso homenaje para los que no tuvieron Nobel, bajo la mirada de dos gigantes.
    Gabo seguro que pasea su mirada por el eterno Macondo…

    Besos desde el aire

    • pablogonz Says:

      Besos fuertes, Rosa. Don Gabriel nos ha entregado un maravilloso mundo (y la posibilidad de otros muchos). Observaremos con cariño cómo se resuelve su vida.
      Cuidate mucho,
      P


  12. Homenaje a dos que lo recibieron con dedicatoria a los que no. Eso es saber nadar y guardar la ropa.
    Un abrazo, Pablo.

  13. Cybrghost Says:

    Luego desgraciadamente D. Gabo y D. Mario salieron cada uno por su lado también. Pero tu texto me encanta.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: