AQUÍ ENTRE NOSOTROS/62

17 julio, 2012

SOBRE LAS FIDELIDADES

–Lo cuento rápido porque es bien poco lo que pasó. Adela, la mujer de mi mejor amigo, se me insinuaba. «Esta semana Job está de viaje. Podrías pasarte un rato. Vemos una película y la comentamos tranquilos» o «Hey, tú. Compré langostinos en la tienda que me dijiste. ¿No quieres probarlos?» En fin, podría seguir describiendo el color de estas burdas redes pero no tengo toda la mañana, así que cumplo con anotar que un día accedí. Me presenté en su casa con unos bombones baratos (para no desentonar) y le dije cursi pero claramente: «Ve al tálamo y desnúdate. Yo aún necesito elaborar mi traición.» Recuerdo que ella me miraba con soberbia (o algo parecido) mientras salía del salón, y que cuando por fin quedé solo, me fumé un cigarrillo y me serví una copa. Luego fui al vestíbulo, abrí y cerré la puerta de la calle y grité: «Hombre, Job, ¿cómo estás? No te esperábamos hasta el viernes.» El resto es fácil de imaginar. Adela volvió al salón con la cara de color gris (en el interín se había puesto un chandal, no sé por qué) y yo la miré como un pescadero a punto de jubilarse: «Es la última vez que le haces esto a mi amigo», con el dedo estirado. Luego apuré mi copa y me fui.

PABLO GONZ

Anuncios

31 comentarios to “AQUÍ ENTRE NOSOTROS/62”

  1. pablogonz Says:

    Martes con no sé qué clima: cuando la niebla se levante, lo cuento. Se me cuidan, plis, aquende y allende,
    PABLO GONZ


  2. Otro micro de colección, Pablo, y van…
    Le doy otra vuelta a la bufanda y te aplaudo.

    Ah, y soplo un beso en tu dirección

    • pablogonz Says:

      Gracias, Patricia, desde la nube. Pero ¿viste?, los días ya se alargan, los dafnes y los aromos comienzan a florecer. Creo, sinceramente, que hemos sobrevivido al invierno austral. ¡Eureka!
      P

  3. Víctor Says:

    Cada día es más raro encontrar gente así. Como el prota, no como la infiel. Ahora, una cosa te diré: si alguien me dice “ve al tálamo” se me cae la libido al suelo. Fijo. Abrazos veraniegos.

    • pablogonz Says:

      En eso se le veía la falta de práctica. Reconozco, sin embargo, que es un micro bondadoso y bienpensante, un espacio para la celebración de algo que quizás se perdió.
      Gracias por esos abrazos: hacen mucha falta por estos rincones.
      P

  4. Paloma Says:

    Eso es un amigo, lo demás tonterías. Y lo que pienso de ella, pues mejor no te lo escribo, para que no te asustes. Me gustó mucho Pablo.

    Un abrazo con refrán: bien está lo que bien acaba.


  5. Vale, aún estoy dentro del top ten… joder, Pablo, qué bueno tu micro y qué buena la situación. Tiene un aire con algo que he leído por ahí de un tal Pablo Gonz, jaja
    Abrazos


  6. ¡Qué bueno, Pablo! ¡Excelente!

    Me gustan estos protagonistas desafortunados que aún siendo buenos, no pecan de tontos.

    Un abrazo desde una Coruña inusualmente soleada.

    • pablogonz Says:

      En algún sitio leí que la Humanidad se podría dividir en cuatro grupos: los buenos tontos, los buenos listos, los malos listos y los malos tontos. Estos últimos son los que más daño hace pues siempre que actúan joden a todos, incluídos a ellos mismos.
      Aparte te cuento que mi literatura ha sido calificada a veces de naïf porque abundan estos personajes buenos, gente que es generosa con los demás, porque sí. Bueno, a mí me parece bastante realista: este tipo de personas se encuentran en el mundo. Quizás no en la novelas de Dostoievsky pero sí pueden aparecer en las de Tolstoi o Chéjov.
      En fin, un fuerte abrazo y gracias por tu lectura.
      P


  7. En estos tiempos que corren, las redes sociales han devaluado el concepto de amistad. Es bueno que existan los que sí lo tienen claro y que no vacilarían un instante por defendernos a capa y espada.
    Una humilde pregunta, Pablo, debido a que no es una expresión que se utilice por estos lares “Yo la miré como un pescadero a punto de jubilarse” sería cercano a la lástima? Es muy buena y querría saber para incorporarla. Saludos admirados como siempre!

    • pablogonz Says:

      No se trata de una expresión común, Sandra. Pienso que un pescadero siempre mira con los ojos un poco tristes. Y si a eso se le suma el desencanto que producen los muchos años de evisceraciones… el resultado sería comparable a alguna de las últimas miradas de Onetti. Quizás por ahí sí nos entendemos.
      Enorme beso desde acá,
      P


  8. Lo del chándal es genial, es lo que mejor describe el estado de ella, y la cara incluso… Jajaja. Buenísimo, Pablo.

    Un abrazo, o dos.

    • pablogonz Says:

      Gracias, Miguel Angel. El detalle del chándal lo incorporé pensando en que ella, ya desnuda, tenía que vestirse rápido. Además resultaba perfecto para inventar una excusa del tipo “es que íbamos a salir a correr”).
      Mil abrazos o dos mil, sin recortes en esto, por favor.
      P

  9. Propílogo Says:

    Me gustan los micros bondadosos y bienpensantes. Suelen dejar un cierto poso.
    Por otro lado, ¿no aprendieron los Jobs del mundo? ¿por qué insisten en casarse?

    Abrazos deuteronómicos, o así.
    Gabriel

    • pablogonz Says:

      A veces me salen estos micros tolstoianos. Yo, en todo caso, tú sabes, no soy demasiado amigo de las vísceras (ni siquiera de las psicológicas). O sea, que Dostoievsky y yo no podríamos ser buenos amigos.
      Vale, Don Gabriel, se le manda un abrazo talmúdico, por si acaso.
      P


  10. El humor, y la nobleza de la amistad………..sagrada. Gracias Pablo de este sabroso relato. brazos fieles con amistad………..

  11. Juanlu Says:

    plas, plas plas!!! que bueno…igual de bueno que existan amigos así 🙂

    Un abrazo enorme!!

  12. Ximens Says:

    Todo un señor (protagonista y autor). Aparte de que lo cuentas muy clarito, sin sobresaltos lingüísticos, el acierto es ese dirigirse a un oyente que está oculto. Los bombones baratos ya perfilan el sentir del protagonista. Me gusta “el color de estas burdas redes”.
    Venga, un abrazo, Pablo.

  13. Cybrghost Says:

    Fumar es malo, eso por principios. Por el resto, no sé yo si aún así no tendría problemas con el amigo igualmente.


  14. Jajaja ¡Maravilloso! Uno de mis favoritos de acá. Prueba de que aún sobre el amor y la traición “no hay nada escrito”. Un abrazo agradecido por este buen momento.

  15. Kum* Says:

    Bien. Siempre supe que llevaba usted un payaso dentro. O fuera. Me desconojé leyendo su relato, no sólo por lo que cuenta. También por cómo lo cuenta. Es ferpecto. Absurdo a ratos, divertido y con esa pizca de mala hostia que tanto le caracteriza, maestro.

    Por otro lado, yo la fidelidad conyugal no me la creo, ni la necesito. Entiendo que es otro de los venenos que nos meten en vena desde siempre para tenernos cogidos por… ahí. Como la idea de Dios. Como tantas otras cosas.

    Otra cosa es la honestidad, claro. Y de todo ello habla usted, así, como quien se quita los calcetines, en su micro… o lo que sea.

    Besos payasos.

    • pablogonz Says:

      Gracias, Don Kum, por su exhaustiva lectura. A veces pienso que no logro transmitir todo lo que pretendo transmitir. Y a veces que transmito más de lo que quiero transmitir.
      Supongo que al menos tú entiendes lo que acabo de decir.
      Gran abrazo,
      P


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: