LA SALIVA DEL TIGRE/95

31 agosto, 2012

CANTANTES

Cuando José Carreras cantó: «La donna è mobile, qual piuma al vento», Montserrat Caballé empezó a mirarle feo.

PG

Anuncios

17 comentarios to “LA SALIVA DEL TIGRE/95”

  1. pablogonz Says:

    En plena época de cerebros flacos, lo reconozco.
    Feliz fin de semana a todos, yo me voy a llorar.
    PABLO GONZ

  2. vittt Says:

    ridi, pagliaccio…

  3. Enmascarado Says:

    o eso, o directa a buscarle cita con el oculista.

    Saludos

  4. Propilogokis Says:

    Qué sería de todo esto sin tu sentido del humor, hermano.
    Abrazo pantokrátiko, conmoción, abrazo, orīgo, abrazo.
    Gabriel

    • pablogonz Says:

      Espérate un par de semanas, nomás. Mi archivo está en vías de extenuación. Y me temo que no habrá ni siquiera un canto de cisne.
      En fin, paciencia, aún puede suceder un milagrito.
      Αγκαλιές,
      P


  5. Mira que me hace usted reír, Don Pablo.

    Dudo que su cerebro esté flaco, lo dudo de verdad.

    Un abrazo casi otoñal.

  6. Josep Vilaplana Martinez Says:

    El huracán alcanzó a la diva. Él estaba allí para cantarlo.

    Por lo demás, añorado ídem, ando a menudo con la sospecha de que somos hermanos de risa por parte de madre.

    Un abrazo lagrimoso.

    • pablogonz Says:

      Pues es una suerte encontrar a un hermano de risa puesto que todos los humanos lloramos por las mismas cosas pero cada uno ríe por cosas diferentes. Yo lo comparo a una mano: la palma es nuclearmente triste y los dedos radialmente chistosos. Ya lo perfilaremos cuando nos vayamos de copas con tu mula.
      Abrazos mitocondriales,
      P

  7. Susana Camps Says:

    Me gusta que nos hagas sonreír de vez en cuando. Es un aliciente más para pasar por aquí.
    Besos preotoñales

    • pablogonz Says:

      Uno lo intenta. Y a veces lo logra. En general, a los escritores no se les perdona que inventen chiste y menos que los cuenten, pero a mí eso me la trae floja, como se dice. Quiero ser un escritor que cuenta chistes y voy a serlo por encima de Martínez Montañés.
      Besazos, Susana, y gracias por tu risa. Te mando un beso pre-postinvernal,
      P

  8. Rosa Says:

    Jajajajajajjajajajajajajajaj Gracias!!!
    Un enorme beso desde el aire

  9. Cybrghost Says:

    ¡Cuánta susceptibilidad! Canta a la legua.

    • pablogonz Says:

      Máxime cuando el autor se refería a la volubilidad de ánimo. En fin, estoy seguro que Doña Montserrat no tiene reparos en ser como es. Te cuento una anécdota que leí por ahí. En los ensayos de una representación, se le presentó la circunstancia de que debía bajar por una rampa hasta el escenario principal. Y bien, ella se negó. Pidió una escalera. Y claro, no faltó el crítico que la tachó de diva. “Mire, usted –respondió ella–: la ópera es una de las formas más elevadas de la estética. Y ciertamente no queda bonito ver a una mujer de más de cien kilos rodando por una rampa.”
      Vale.
      Un abrazo fuerte,
      P


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: