EL TIEMPO ES MÁRMOL

10 septiembre, 2012

Estimad@s amig@s:

Para sobrevivir, este blog debe cambiar de estrategia. Durante los últimos dos años y medio (desde el 29 de marzo de 2010) he publicado, con ésta, 523 entradas, principalmente de dos tipos: microcuentos escritos por mí y citas de autores que de un modo u otro me impresionaron. Estos posts han sido conocidos, en su conjunto, por casi 95.000 visitantes que dejaron en torno a 9.000 comentarios. También organicé desde aquí El Vendaval de Microrrelatos que cuenta con honrosas réplicas en Europa y América, la Lista de Microblogs Imprescindibles y un sistema para descargar o saber dónde comprar todas mis obras. En fin, me parece que ha sido un trabajo hermoso; pero la inspiración persiste en su silencio y ya rasqué el fondo del archivo donde guardaba mis microtextos. Podría, naturalmente, emprender una búsqueda (seguramente extenuante) de nuevos materiales para publicar aquí, pero eso iría en contra de mi filosofía de vida. Prefiero esperar a que se me ocurran nuevas ideas, a que me asalten nuevos pensamientos durante las horas de lectura, y cuando esto suceda, los compartiré con vosotros. También trataré de recuperar mi afición por la novela, otro género literario en el que me encuentro muy a gusto.

En fin, todo este prolegómeno simplemente para advertir que a partir de hoy, mis publicaciones no tendrán un carácter tan regular como hasta ahora. Si alguien no quiere perderse ninguna, puede suscribirse (columna de la derecha; justo encima de mi foto) y así recibirá una comunicación automática cada vez que se publique algo.

Un enorme abrazo y muchas gracias a tod@s por leer (es de las mejores cosas que pueden hacerse),

PABLO GONZ

Anuncios

LA SALIVA DEL TIGRE/96

5 septiembre, 2012

GUILLERMO TELL ENSEÑA EL ARTE DE LA BALLESTA A LOS ALEMANES

–Tense la cuerda hasta engancharla en la nuez. Ahora levante la ballesta e introduzca el virote en el canal. Ya puede apoyar la cureña en uno de sus hombros y disparar al ojo cerrando la manzana… Perdón, quise decir…

–…

–A ver, que traigan a otro niño. Y usted trate de no ser tan alemán, ¿de acuerdo?

PABLO GONZ

AQUÍ ENTRE NOSOTROS/65

3 septiembre, 2012

COSAS DE MI PUEBLO

–…y, bueno, cuando ya nos dimos cuenta de que si seguíamos así, más de uno iba a acabar en el hospital, cogimos al nene de La Gorda y lo encerramos en una cuadra con el carnero, y a la mañana siguiente soltamos al bicho, y al primero al que embistió fue al Julianín, «de modo que tú eres el padre», y La Gorda se puso roja como un tomate y él dijo «¿a qué negarlo?», pero yo, que nunca abuso del vino, recuerdo perfectamente que El Julianín no estuvo en la fiesta, así que aquella noche no debió de andar en nada muy limpio.

PABLO GONZ