LA SALIVA DEL TIGRE/98

27 diciembre, 2013

el-asalto-a-la-bastilla

MUNDOS PARALELOS

Al muchacho de mirada errante lo sientan en un banco de madera entre ujieres con peluca. El juez termina de escribir algo y lo mira por encima de sus gafas. Deja la pluma en el tintero, se respalda en la poltrona y hace una sonrisa amarillenta: «Así que tú eres el chico que visita mundos paralelos.» «Yo –responde el muchacho– sólo visité uno y fue por accidente. No sé si existirán otros.» «¡No sabe si existirán otros!» y el juez ríe, los ujieres se agitan para contener la carcajada. «¿Acaso Su Gracia no me cree?» «Ni yo ni nadie, ¡chusma!» «¡Señor! Yo viví durante dos semanas en una ciudad que era igual que… En realidad, era muy parecida. Aunque también tenía grandes diferencias.» «Bueno, ¿en qué quedamos? ¿Era igual, parecida o diferente?» Y la sucia sonrisa del juez se le congela en el rostro. «¡Creedme, Su Gracia, por el amor de Dios! Yo viví en esa ciudad. Me acogió un sacerdote que iba siempre vestido de negro. Una vez viajé en un coche tirado por caballos y…» «¡Suficiente! El tribunal número manache de la ciudad de Barís te condena a monone meses de reclusión en La Pastilla. Así tendrás tiempo de reflexionar un poco. ¡Llévenselo!»

PABLO GONZ

LA SALIVA DEL TIGRE/97

18 diciembre, 2013

parabola-de-los-ciegos-brueghel2

EN EL PAÍS DE LOS TUERTOS

Cada cincuenta o sesenta años nace, en el país de los tuertos, un niño con ambos ojos. Suele ser un niño odiado y, por tanto, sufre. Pero no falta, antes o después, el alma caritativa que le arranca un ojo. O los dos.

PABLO GONZ

CITA EN LA CUMBRE/82

29 noviembre, 2013

spinoza3

«En la vida es especialmente útil perfeccionar, tanto como podamos, nuestro intelecto o razón: esto supone la más alta felicidad o bendición para el hombre, pues la bendición no es sino el contento de la mente.»

BARUCH SPINOZA

LIBERTAD (pág. 37)

15 noviembre, 2013

A continuación, se puso a contar detalles de la arriesgada captura del pirata, y al terminar, ordenó que se alzase la lona. El terrible pirata Karixpaxpáxtiax apareció entonces ante nuestros ojos, pero la imagen resultó decepcionante. Era un hombre menudo que estaba sentado en un cajón haciendo calceta. Llevaba pantalones de lana blanca, sujetos a los tobillos con ajorcas de plasmón, y un chaleco de cuero gris que dejaba ver sus brazos, aún fuertes. Su cuello era fino, su cara larga, y tenía los ojos encuadrados por un complicado tatuaje que le subía por la frente. En lo alto de la cabeza lucía un crespón de pelo rojo. Pronto comenzaron a oírse las protestas de la gente, y pronto comenzó el presentador a pedir paciencia: «Aún está en fase de adaptación». Pero a la gente aquel pirata no le resultaba nada pirata, así que algunos comenzaron a irse.

Portada Libertad

Estimad@s:

Tengo el gusto de compartir con vosotr@s la versión free e-book de mi novela Libertad, seguramente la más ambiciosa de cuantas he escrito. Cumplo así con darle cauce a esta obra para que continúe llevando sus historias a más y más lectores. Si podéis ayudarme a difundirla, os quedaré muy agradecido.

Un fuerte abrazo,

PABLO GONZ

Libertad se descarga gratuitamente haciendo click aquí.

RESEÑA DE LA NOVELA

Tras una serie de traumáticos episodios, la humanidad enfrenta la peor escisión de su historia: una minoría selecta maneja unos niveles extremos de tecnología, que les permite incluso disfrutar de la inmortalidad. Estos «superiores» viven encerrados tras los infranqueables muros de una serie de ciudades perfectas, protegidos de los «inferiores», seres supuestamente salvajes.

Sobre este ambiente, Libertad dibuja la experiencia de Anto, un funcionario de la Ciudad de Verona que gracias a su único amigo, el irreverente P, emprende un fascinante periplo que le llevará desde su sórdido despacho en el Ministerio de Exterminio hasta enfrentar una cita con la «verdadera y única muerte».

Atrevida alegoría de nuestra sociedad globalizada, Libertad retoma, desde una perspectiva propia, la larga tradición de la socioficción, deudora de la literatura utópica de todos los tiempos. En tal sentido, se puede establecer su parentesco con 1984 de George Orwell, Un mundo feliz de Aldous Huxley y Crónicas Marcianas de Ray Bradbury.

lectores4

ESTIMADOS LECTORES:

Hace poco más de veinte años decidí consagrar mi vida a la literatura. Quería escribir libros hermosos y que muchas personas los leyeran. Ahora, tras muchas alegrías y muchos sinsabores, puedo decir que cumplí mis objetivos. Uno siempre puede (quizás debe) soñar con objetivos más ambiciosos, sobre todo en lo que se refiere a actividades tan humanizantes como la literatura, pero también se puede (quizás se debe) despertar un día, mirar hacia atrás, revisar el camino recorrido, los pequeños logros que uno obtuvo. Tengo nueve libros publicados (tres de ellos sólo en papel; tres en papel y digital; otros tres sólo en digital) que han conseguido llevar mi literatura a más de 30.000 personas en todo el mundo. Está bien, creo yo, para alguien que no contó con padrinos, que no se afilió a ninguna camarilla, que no aceptó convivir con la mentira, que no pisoteó a nadie ni se disfrazó de nada para ganar notoriedad en los medios. Es, seguramente, lo máximo que la literatura desnuda puede dar a quienes la frecuentan con buenas intenciones.

PABLO GONZ

MADRID/LA SANGRE–14

22 octubre, 2013

Jorge Vicálvaro, de treinta y dos años, ha dormido por primera vez en su casa nueva: un pisito precioso del barrio Aeropuerto. Se levanta temprano, pasea por las diversas habitaciones, enseñoreándose de ellas, y enseguida se percata de que el tiempo corre: se ducha, se viste y entra en la cocina. Ahora es él quien tiene que prepararse el desayuno. Pero todo está planificado: en un armario hay una cafetera italiana, una lata de café, un paquete de pastelillos y uno de terrones de azúcar. Abre la cafetera y la colma de agua. Luego coloca el filtro en su sitio, lo llena de café y arma la parte superior. Ninguna dificultad. Se lo ha visto hacer a su madre cien veces. El hornillo eléctrico funciona a la perfección y en menos de tres minutos sale el café. Jorge lo sirve en un tazón, lo edulcora y se lo toma con los pastelillos. Un desayuno perfecto. «Son bonitos los álamos del jardín aunque aún están un poco flacos. Ya engordarán. Uy, las siete y veinte. No importa. Las cosas hay que hacerlas bien desde el primer día». Jorge lava su tazón, su cucharilla; y desmonta la cafetera para echar los posos a la basura. Sin embargo, los posos no están. «Algo he hecho mal». Lee las instrucciones de la cafetera. Llama a su madre. Ella tampoco entiende nada. Por fin, Jorge toma la lata de café y la mira fijamente. Sonríe: es café instantáneo.

VVAAcastingdevoces

Estimad@s:

Después de algunas semanas de demasiado trabajo, puedo retomar el proyecto “Viejos amigos”. El siguiente paso, como ya os anuncié, es seleccionar a las personas que leerán los textos. De nuevo conviene aclarar que no hay dinero para pagar a nadie, de modo que quienes decidan colaborar, sepan que lo hacen por amor al arte y al otro.

¿Cómo participar en este casting?

1) Se utilizará como texto de prueba el microcuento que aparece más abajo, titulado 21 de abril.

2) La locución se realizará en un ambiente insonorizado (estudio de grabación, sala de radio, etc) y sin fondo sonoro alguno (ni siquiera música).

3) El formato podrá ser sólo uno de estos dos:

Formato WAV – 44.1 Khz – 16 bit

Formato MP3 – mínimo 320 Kbps – 16 bit

El primero de ellos es más pesado que el segundo, por lo que puede presentar problemas a la hora de enviar los archivos por correo electrónico.

4) El casting queda abierto desde este momento y se cerrará el día 31 de octubre de 2013.

5) La dirección del envío del archivo de prueba es: pablogonz68@gmail.com

En fin, este es el desafío. A los que puedan y quieran participar en esta fase del proyecto, les doy desde ya la bienvenida. Coordinaré los esfuerzos de todos y aportaré los propios, tal como hice para [inicio del anuncio] Novela 35 lebensráumica [fin del anuncio].

Un beso a tod@s,

Pablo Gonz

 

“21 DE ABRIL por Pablo Gonz

Al viejo marino borracho y blasfemo, al espantajo de barba hirsuta y ojos sanguíneos, al indecente que mea en las esquinas e insulta a todos, a ese energúmeno monstruoso y salaz, hoy lo vi llegando al cementerio con un ramito de flores. Iba muy serio él. Y se había peinado con gomina.”

MADRID/LA SANGRE–13

19 septiembre, 2013

Vladimir Goicoa nació en un caserío de las afueras de Bilbao, en el seno de una familia acaudalada (de izquierdas). Pertenece a la variedad de los vascos finos de cara, y sería guapo si aquel dentista hijo de puta no le hubiera metido mano en la boca. A causa de una inoportuna intervención, le quedaron a Vladimir los incisivos separados por un espacio tan grande que cuando sonríe se le puede ver la lengua. Su pelo es oscuro, lacio, y cuando le da el sol, se le ven brillos metálicos. Por el contrario, tiene la barba rizada. Suele llevarla recortada y mete el fruto de dichos arreglos en un frasco de cristal que preside el salón de su casa. El origen de esta peculiar costumbre se puede rastrear, según el propio Vladimir, en algunos textos de época clásica, pero habría que comprobarlo. Sobra decir que también colecciona sus uñas (en una cajita de naranjo) y sus mocos, pero estos tesoros no se los muestra sino a los muy íntimos. Por lo demás, Valdimir es una persona normal: rosacruz, bestialista y poeta. Gracias a lo primero, ha logrado un puesto de bibliotecario en un colegio de Getafe. Gracias a lo segundo, no necesita «soportar» a ninguna mujer: le basta con Andrea, su perrita bóxer. Gracias a lo tercero, tiene entretenimiento para los fines de semana. Su último libro se titula Carnaval y está ambientado en Río de Janeiro, ciudad que sólo conoce por folletos. He aquí el primer verso del poema inaugural: «Me cago en la puta que parió a mis padres».

Ecuación de la pereza

¡QUÉ FELICIDAD, HERMANOS! He descubierto una nueva magnitud de la física. Partamos de lo siguiente: La potencia (P) es igual a trabajo (W) partido por tiempo (t). Si invertimos los términos, descubrimos ¡la pereza! (p) que equivale a 1 partido por la potencia (P) (muy significativo) y se expresa como tiempo (t) partido por trabajo (W). De modo que la pereza (p) aumenta a medida que invertimos más y más tiempo en hacer un mismo trabajo. Propongo (si no les importa) que a la unidad de pereza le llamemos el gonz (g) y que equivalga (esto se deduce) a segundos (s) partido por julio (J).

SandraMontelpare4

Estimados amigos:

Siguen llegándome comentarios de personas que ya han escuchado mi Novela 35 lebensráumica. En este caso, os acerco las cariñosas palabras de la estupenda escritora argentina Sandra Montelpare.

Un gran abrazo, Sandra.

INTIMACIÓN

Con la sonrisa dibujada en los labios todavía, escribo estas líneas para intimarlos a escuchar y disfrutar la Novela 35 lebensráumica de Pablo Gonz. Y dije bien, intimarlos, que según el DRAE es exigir el cumplimiento de algo. ¡Y es que no se la pueden perder porque es más que buena!

Para quienes ya disfrutamos de Pablo en su blog personal y libros, es una oportunidad de reencontrarnos con su prosa impecable nunca exenta de una fina ironía.

Para los que por primera vez se acercan al autor, qué mejor puerta de ingreso a su obra que este audiolibro.

La he escuchado con papel y lápiz al lado, tomando nota de lo que más me gustó,  como suelo hacer cada vez que no leo en formato tradicional.  Me encantan los audios.

Mi lápiz registró con paréntesis incluidos:

“la radio chicharreando en el pasillo” (nos pone en clima el narrador, bien)

“en la mirilla que llena sus ojos iracundos” (cine)

“sentir los fríos incendios de la alborada” (En tu cara, Acción Poética)

“asomándose al hondo barranco de la pena” (Así no se puede. He decidido no actualizar el blog hasta no escribir mínimamente decente.)

La especulación de la niña en “considerando si sería oportuno empezar a hacer pucheros” (Humor Gonz ®)

Y podría seguir. Lo que más me ha maravillado es la construcción de los personajes: una galería entrañable encabezada por doña Ruth, el reptiliano vejestorio, Jenny y sus ardides, su marido Román que la padece y es portador del sarcasmo, los hijos, los sufridos hijos de Jenny. Me parecía verlos. Pensé “¡qué bueno sería hacer una versión fílmica de esto!” (Teléfono, Sr. Gonz).

Para cerrar, una anécdota.

Mis hijos me preguntaron:   —Ma, ¿qué escuchás que te estás riendo tanto?

Una novela. La Novela 35 lebensráumica de Pablo Gonz. Y les conté (sin spoiler) de qué va la historia. Creo que es inminente su escucha también.

Chapeau, maestro.

Los dejo porque no quiero distraerlos ahora que seguramente deben estar dándole click a la descarga, ¿no?

seleccionvvaa1(p)

Estimad@s:

Más abajo aparece la lista de los microcuentos que formarán la audioantología solidaria VIEJOS AMIGOS. El procedimiento de selección se basó en dos criterios: mi gusto literario y la duración máxima del disco. Por lo mismo, estoy seguro de que han quedado fuera de la antología trabajos de gran valor y se incluyen otros que a algunos les parecerán malos. Es el riesgo que decidí asumir como editor.

Los títulos de los textos aparecen por orden de llegada pero no serán publicados así. Os ruego que reviséis los títulos y los nombres y que me hagáis saber los errores o faltas que veáis.

La siguiente fase del proyecto es la convocatoria de un cásting de voces. Estoy trabajando en este asunto y pronto publicaré una comunicación al respecto.

Muchas gracias a todos por participar.

Un fuerte abrazo de,

Pablo Gonz

 

21 DE ABRIL de Pablo Gonz

ASÍ ES IMPOSIBLE DORMIR por Pablo Garcinuño

JUEGO ABSURDO por Pablo Garcinuño

VENTANA OVAL por Paz Monserrat Revillo

LA SINAPSIS DE TUCO por Cristian Cano

INTERÉS por Cristian Cano

ESA CALLE por Patricia Nasello

TIEMPO por Esteban Dublín

EL CORAZÓN NO ENTIENDE DE MOJONES por Javier Ximens

SOLEDAD por Daniel González Cuesta

EN EL ENTIERRO DEL MAGO por Daniel González Cuesta

VIEJO GENERAL por Raúl Garcés

LA DESPEDIDA DE PAPÁ por Patricia Jiménez (Mariposa)

PERSISTENCIA por Ángel Olgoso

SUBIR ABAJO por Ángel Olgoso

MANOS QUE VEN por Ángel Olgoso

RECONCILIACIÓN por Ángel Olgoso

ALZHEIMER por Alberto Benza

PACTO por Alberto Benza

EL TIEMPO NO PERDONA por Antonio Martín Jiménez

ES EL MAR por Santiago Eximeno

EL SOL por Susana Revuelta

VUELO DE PÁJAROS por Maite García de Vicuña

SOMOS NOVIOS por Miguel Ángel Molina

EN COMPAÑÍA por Miguel Ángel Molina

LA ABUELA por Xavier Blanco

EN EL GERIÁTRICO (CARTA A LOS REYES MAGOS) por Xavier Blanco

EL TIEMPO SIGUE SIENDO UN FLUIDO CIRCULAR por Iván Teruel

MILAGRO por Laura Nicastro

LAS ABUELAS CIEGAS por Ana Blanco

LAS ABUELAS CIEGAS por Mar González Mena

TU REFLEJO EN EL AGUA por Mar González Mena

EL ESTORBO por Petra Acero

TRES VELAS por Petra Acero

TO–TÓ por Ester Nievas Molina (MA)

TRIS, TRAS por Esperanza Temprano

PASA LA VIDA por Susana Pérez

ENGAÑO por Nicolás Jarque

UNA PAREJA MUY JOVEN por Nicolás Jarque

ENCAJAR UNA VIDA por Gema Bocardo

TRASTOS VIEJOS por Ernesto Ortega Garrido

INERCIA por Mónica Brasca

INFANCIA por David Vivancos

EL JARDINERO por José Manuel Ortiz Soto

LA ÚLTIMA MUSA por José Manuel Ortiz Soto

SU NOMBRE por Elena Casero

AMOR por Juan Santiago

BROTAN JAZMINES por Luis Héctor Gerbaldo

DOLOROSA REALIDAD por Claudia Cosenzo

HEROÍNA por María Blanca Zelis

DIGNIDAD Y JUSTICIA por David Moreno

FOTOGRAMAS por David Moreno

RESISTENCIA por Rubén Rojas Yedra

ISLA INFANCIA por Rubén Rojas Yedra

PIDE UN DESEO por Rubén Rojas Yedra

EL PRODUCTO MÁS VENDIDO DE LA SECCIÓN por Rubén Rojas Yedra

ETAPAS por Francisco Manuel Marcos Roldán

EL BAILE por Yolanda Nava

NOCTURNIDAD por Alberto Martín (Niñocactus)

HAMBRE DE GATOS por Purificación Menaya

EL MEJOR PAISAJE DEL MUNDO por Juan Manuel Montes

LOS LIBROS EN DONDE NOS MIRAMOS por Juan Manuel Montes

EL LLAMADO por Juan Manuel Montes

EL LABERINTO DE LOS DÍAS por Juan Manuel Montes

DOS A UNO EN BLANCO Y NEGRO por Elisa de Armas

DESAFORTUNADA EN AMORES por Elisa de Armas

CAMINO DE VUELTA por Ana Vidal

¿QUIÉN ERES? por Ana Vidal

MiguelBaquero4

Estimad@s: Hoy, el escritor y crítico español Miguel Baquero, conductor del blog El mundo es oblongo, comparte con nosotros esta personal crítica de la Novela 35 lebensráumica. Muchas gracias, Miguel.

En primer lugar, te confieso que al principio me costó adaptarme al formato; yo soy un hombre de letras y en verdad cuesta adaptarse a “oír” una novela; a mí al menos me ha requerido mucha atención (en plan de estar tumbado, cerrar los ojos, no entretenerme, por ejemplo, bebiendo una cerveza y comiendo aceitunas, y casi sin fumar). Imagino que es la falta de costumbre: al tercer o cuarto audiolibro podré incluso irlo oyendo mientras monto en bici, pero así ha sido.

Adaptarme, como te cuento, me ha llevado sus cinco o diez minutos, pero luego ya resulta bastante agradable la escucha y me he metido de lleno en la fabulosa historia de la habitación que aparece, desaparece y todos se roban unos a otros. Pero antes, de nuevo, un par de detalles de la locución: aunque en general es agradable, sobre todo para estar narrado por una sola persona (te felicito si eres el locutor —que creo que sí—, porque entiendo que no es nada fácil), he advertido que, a veces, se producen como saltos, como “golpes” en el ritmo, y al final he llegado a la conclusión que es cuando en el texto van dos vocales, que por huir quizás del encadenamiento entre una y otra que podría sonar vulgar, haces (hablo de ti como locutor) un “puente” un poco largo entre a y e, entre o y a… entre vocales, en suma. Pero insisto en que es un detalle que no impide, ni mucho menos, la escucha. En general, me ha parecido un gran trabajo, pues el tono de voz ni aburre ni cansa ni es monótono y tiene gran seguridad.

Sobre la “redacción” en sí, te diré que he captado con agrado frases muy literarias. No es lo mismo que en un libro, en que las puedes subrayar y quizás tendría que haber ido anotándolas, pero así de primeras “silencio gordo del patio”, “zapatos que ya le llevan fuera del ascensor”, las manos del portero tamborileando… En general, y como abundan las imágenes muy “gráficas”, la historia se sigue perfectamente y uno se la pinta muy bien en la imaginación. No sé si primero fue el texto y luego la idea de locutarlo, o al revés, pero está claro que concuerdan perfectamente el contenido (ágil, sin digresiones, directo, y lleno de imágenes muy gráficas) con el continente.

Pese a todo (y mi felicitación sincera) yo, que soy no sé si clásico o chapado a la antigua, quisiera verlo publicado en papel, porque es una historia muy divertida, con un argumento con algo de parábola, entre literatura simbolista y del absurdo, en que se han producido grandes obras. Hay quizás un tono un poco anticuado en el escenario del relato —la casa de vecindad suena a años cincuenta— que no sé si apuntártelo en el debe o en el haber, porque al fin y gracias a ese tono guardas cierta conexión con la literatura de esa época de medio siglo que dio tantas grandes obras en ese plan parabólico-absurdo. Corrías el riesgo, por decirlo de algún modo, de caer en lo apolillado pero la energía de la historia creo (no, afirmo) que te ha librado de ese peligro.

En suma, una muy buena historia, un experimento muy interesante, una locución quizás a afinar en ese espacio entre vocales, pero en general muy bien, y nada, que te deseo toda la suerte del mundo porque, desde luego, estás ofreciendo un “material” bastante, bastante digno, ya lo creo.

MADRID/LA SANGRE–12

19 julio, 2013

Alejandro Carrizo, de cuatro años de edad, está muerto de envidia porque ve a los otros niños jugando en la piscina y él no puede porque no sabe nadar. Con cara de azufre, se acerca al bordillo donde están su padre y su hermano Samuel, de diez años, y dice: «Quiero bañarme». Pero ninguno de los dos le hace caso. «¡Quiero bañarme!», grita. Sólo Samuel le mira y es para negar con la cabeza. A Alejandro no le gusta el gesto. Se acerca al bordillo y mira el agua, celeste y undosa. Los gritos de los niños desaparecen. La mano de su padre rasca la tripa de su padre. Alejandro vuelve a mirar el agua. Salta. El ruido alerta a Samuel: «¿Le saco?», pregunta el niño. «Espera», responde el padre. Alejandro lleva un bañador amarillo. Se ve que conserva el aire en los pulmones. Mueve las piernas y los brazos. Pocos segundos después, emerge e inspira con fuerza. Cierra la boca y se sumerge de nuevo. Patalea. Rema con las manos. Ha aprendido a nadar.

purimenaya3

Estimad@s amig@s:

Otra gran amiga de este blog, Puri Menaya, de El rincón de la bruja de chocolate, comparte con nosotros aquí su comentario sobre Novela 35 lebensráumica.

Muchas gracias, Puri, y a todos los demás lectores (auditores).

Abrazos grandes,

PG

“Yo ya la he escuchado y me ha sabido a poco. Vamos, que hubiera seguido escuchando más. Os animo a que también la escuchéis y la compartáis. No voy a contaros mucho de ella, tenéis que escucharla. Nos presenta una comunidad de vecinos, con sus distintos personajes y sus circunstancias, y plantea el problema de ese pequeño espacio vital en el que se encuentran inmersos, que los ahoga. La solución para ampliar ese espacio, traspasa las barreras de lo cotidiano. Y cuando todo parece estar en su sitio, la familia feliz, ese espacio recién conquistado vuelve a desaparecer. Con su pelín de humor, con una buena caracterización de los personajes (ese toque de los vecinos filipinos por aquí y por allá), al final nos lleva de nuevo al principio.

No sé si es una novela corta o un cuento largo pero se sigue con placer.

Es además un buen regalo para las personas mayores, para aquellos que van perdiendo la visión o para ciegos. Yo espero llevársela a mi madre, que ya no lee, precisamente porque sus ojillos cada vez se cierran más.”

patricianasello

Querid@s amig@s:

Patricia Nasello, docta escritora argentina cuyos fabulosos microrrelatos podéis disfrutar pinchando aquí, me ha mandado el siguiente comentario referente a Novela 35 lebensráumica. Yo, desde luego, pienso pasar un estupendo fin de semana. Y espero que vosotros también. Patricia, el jamón te lo envío por mensajería urgente.

Un grandísimo abrazo,

PG

A través de esa elegancia ligera, desprovista para su bien de todo acartonamiento, que caracteriza a la voz que narra, Pablo Gonz hace suyo un tema delicado: nos recuerda, a través del humor, que somos muchos, demasiados, para el espacio disponible. En esta “Novela Lebensraúmica” —acertado título—, al mejor modo cervantino, el escritor primero provoca una sonrisa para luego descubrir el abismo. Descubre, destapa lo que con tanto cuidado habíamos escondido porque desde el comienzo de los tiempos elegimos ignorar. Somos muchos, demasiados, para no estorbarnos unos a otros, no mentirnos, no perjudicarnos. 

Descubierto, ya, lo escondido, el desarrollo de la trama no se propone calmar angustias u ofrecer soluciones varias, no, su objetivo es más sutil. La meta es confrontar al lector, empujarlo hacia un espejo que indique con claridad —que descubra, en la Lebensraúmica siempre estaremos retornando, de un modo u otro, a esta palabra—, su nivel de tolerancia para con los de su propia especie, su temple para vivir en un mundo que, aparentemente, le queda chico a él y a los suyos.

Me aventuro a ofrecer, con toda humildad, una respuesta a la interpelación con la que el mundo de la novela nos enfrenta. Quizá el sendero a recorrer resulte más amable si lo caminamos con la misma divertida, poética gracia con la que Pablo Gonz nos narra esta historia.

NOVELA 35 EN LA NUBE

3 julio, 2013

N35enlanubeEstimad@s:

Novela 35 lebensráumica ya está en la nube, al alcance de todo el mundo.

La puedes escuchar haciendo click aquí.

Un abrazo grande,

P

Cuadradacontitulo

Estimad@s tod@s:

Ahora pueden escuchar una muestra de mi audiolibro Novela 35 lebensráumica. Sólo tienen que pinchar aquí.

Un abrazo grande,

P

NOVELA 35 LEBENSRÁUMICA

24 junio, 2013

4. Carátula para caja de CD

Querid@s amig@s:

Ya está en el mundo mi nuevo libro. Se titula Novela 35 lebensráumica y es un audiolibro. Elegí este formato porque me interesa acercar mi literatura a algunos colectivos especiales: ciegos, analfabetos, ancianos y otras personas que no pueden disfrutar fácilmente de la lectura. Por lo mismo, he decidido dejar a un lado el dinero. Entregaré mi obra a más de 500 instituciones latinoamericanas especializadas en la atención social y a todas las bibliotecas a las que tenga acceso. Pero mi Novela 35 lebensráumica también estará a disposición de los lectores comunes, de aquellas personas que no tendrían problemas en pagar por ella. A este tipo de personas quisiera pedirles una cooperación muy necesaria. Lo resumo en la fórmula DDD, «dona, distribuye, difunde.»

«¿En qué consiste eso?»

1.– Dona: Copia el audiolibro en un CD y dónalo a una institución social de tu país o a una biblioteca. También puedes regalárselo a un amigo o “soltarlo” en los espacios públicos.

2.– Distribuye: Envía los archivos a tus contactos a través de internet (hay plataformas gratuitas para transferir archivos de gran tamaño como, por ejemplo, wetransfer.com).

3.– Difunde: Enlaza a Novela 35 lebensráumica desde tu web o tu blog y menciónala en las redes sociales y en otros medios de comunicación.

«Vale, ¿cómo consigo mi audiolibro?»

Muy sencillo. Mándame un mail a pablogonz68@gmail.com y yo te enviaré el audiolibro por medio de wetransfer. Recibirás en total 5 archivos: 2 archivos sonoros (en formato MP3) + 2 archivos JPG con la gráfica + 1 archivo PDF con el texto completo.

«OK. Mándame los archivos.»

Van con este abrazo gigantesco,

PABLO GONZ

Vendaval 2013

Estimad@s:

Ayer, domingo, 23 de junio, tuve el gusto de participar en mi quinto vendaval de micros (parece mentira); y lo hice con tres microrrelatos. Se pueden leer haciendo click en el título de cada uno de ellos.

Un grandísimo abrazo a los organizadores (Pablo Garcinuño, Ana Vidal, Fernando Vicente y Acuática) y a los numerosos participantes,

PG

QUERIDOS MAGOS REYES

¿MIS SUEÑOS?

EL POETA