puck

Estimad@s:

Desde hace ya unos meses, Mar González Mena publica en su blog Los jardines de Puck una serie de audiomicros extraídos del libro De antología: la logia del microrrelato (Editorial Talentura).

Hoy me toca la suerte de compartir cartel con Ricardo Álamo. Para leer mi micro Lo terrible, un texto nada fácil de leer por cierto, hagan click aquí.

Un gran abrazo a tod@s y muchas gracias a Mar,

P

SandraMontelpare4

Estimados amigos:

Siguen llegándome comentarios de personas que ya han escuchado mi Novela 35 lebensráumica. En este caso, os acerco las cariñosas palabras de la estupenda escritora argentina Sandra Montelpare.

Un gran abrazo, Sandra.

INTIMACIÓN

Con la sonrisa dibujada en los labios todavía, escribo estas líneas para intimarlos a escuchar y disfrutar la Novela 35 lebensráumica de Pablo Gonz. Y dije bien, intimarlos, que según el DRAE es exigir el cumplimiento de algo. ¡Y es que no se la pueden perder porque es más que buena!

Para quienes ya disfrutamos de Pablo en su blog personal y libros, es una oportunidad de reencontrarnos con su prosa impecable nunca exenta de una fina ironía.

Para los que por primera vez se acercan al autor, qué mejor puerta de ingreso a su obra que este audiolibro.

La he escuchado con papel y lápiz al lado, tomando nota de lo que más me gustó,  como suelo hacer cada vez que no leo en formato tradicional.  Me encantan los audios.

Mi lápiz registró con paréntesis incluidos:

“la radio chicharreando en el pasillo” (nos pone en clima el narrador, bien)

“en la mirilla que llena sus ojos iracundos” (cine)

“sentir los fríos incendios de la alborada” (En tu cara, Acción Poética)

“asomándose al hondo barranco de la pena” (Así no se puede. He decidido no actualizar el blog hasta no escribir mínimamente decente.)

La especulación de la niña en “considerando si sería oportuno empezar a hacer pucheros” (Humor Gonz ®)

Y podría seguir. Lo que más me ha maravillado es la construcción de los personajes: una galería entrañable encabezada por doña Ruth, el reptiliano vejestorio, Jenny y sus ardides, su marido Román que la padece y es portador del sarcasmo, los hijos, los sufridos hijos de Jenny. Me parecía verlos. Pensé “¡qué bueno sería hacer una versión fílmica de esto!” (Teléfono, Sr. Gonz).

Para cerrar, una anécdota.

Mis hijos me preguntaron:   —Ma, ¿qué escuchás que te estás riendo tanto?

Una novela. La Novela 35 lebensráumica de Pablo Gonz. Y les conté (sin spoiler) de qué va la historia. Creo que es inminente su escucha también.

Chapeau, maestro.

Los dejo porque no quiero distraerlos ahora que seguramente deben estar dándole click a la descarga, ¿no?

MiguelBaquero4

Estimad@s: Hoy, el escritor y crítico español Miguel Baquero, conductor del blog El mundo es oblongo, comparte con nosotros esta personal crítica de la Novela 35 lebensráumica. Muchas gracias, Miguel.

En primer lugar, te confieso que al principio me costó adaptarme al formato; yo soy un hombre de letras y en verdad cuesta adaptarse a “oír” una novela; a mí al menos me ha requerido mucha atención (en plan de estar tumbado, cerrar los ojos, no entretenerme, por ejemplo, bebiendo una cerveza y comiendo aceitunas, y casi sin fumar). Imagino que es la falta de costumbre: al tercer o cuarto audiolibro podré incluso irlo oyendo mientras monto en bici, pero así ha sido.

Adaptarme, como te cuento, me ha llevado sus cinco o diez minutos, pero luego ya resulta bastante agradable la escucha y me he metido de lleno en la fabulosa historia de la habitación que aparece, desaparece y todos se roban unos a otros. Pero antes, de nuevo, un par de detalles de la locución: aunque en general es agradable, sobre todo para estar narrado por una sola persona (te felicito si eres el locutor —que creo que sí—, porque entiendo que no es nada fácil), he advertido que, a veces, se producen como saltos, como “golpes” en el ritmo, y al final he llegado a la conclusión que es cuando en el texto van dos vocales, que por huir quizás del encadenamiento entre una y otra que podría sonar vulgar, haces (hablo de ti como locutor) un “puente” un poco largo entre a y e, entre o y a… entre vocales, en suma. Pero insisto en que es un detalle que no impide, ni mucho menos, la escucha. En general, me ha parecido un gran trabajo, pues el tono de voz ni aburre ni cansa ni es monótono y tiene gran seguridad.

Sobre la “redacción” en sí, te diré que he captado con agrado frases muy literarias. No es lo mismo que en un libro, en que las puedes subrayar y quizás tendría que haber ido anotándolas, pero así de primeras “silencio gordo del patio”, “zapatos que ya le llevan fuera del ascensor”, las manos del portero tamborileando… En general, y como abundan las imágenes muy “gráficas”, la historia se sigue perfectamente y uno se la pinta muy bien en la imaginación. No sé si primero fue el texto y luego la idea de locutarlo, o al revés, pero está claro que concuerdan perfectamente el contenido (ágil, sin digresiones, directo, y lleno de imágenes muy gráficas) con el continente.

Pese a todo (y mi felicitación sincera) yo, que soy no sé si clásico o chapado a la antigua, quisiera verlo publicado en papel, porque es una historia muy divertida, con un argumento con algo de parábola, entre literatura simbolista y del absurdo, en que se han producido grandes obras. Hay quizás un tono un poco anticuado en el escenario del relato —la casa de vecindad suena a años cincuenta— que no sé si apuntártelo en el debe o en el haber, porque al fin y gracias a ese tono guardas cierta conexión con la literatura de esa época de medio siglo que dio tantas grandes obras en ese plan parabólico-absurdo. Corrías el riesgo, por decirlo de algún modo, de caer en lo apolillado pero la energía de la historia creo (no, afirmo) que te ha librado de ese peligro.

En suma, una muy buena historia, un experimento muy interesante, una locución quizás a afinar en ese espacio entre vocales, pero en general muy bien, y nada, que te deseo toda la suerte del mundo porque, desde luego, estás ofreciendo un “material” bastante, bastante digno, ya lo creo.

purimenaya3

Estimad@s amig@s:

Otra gran amiga de este blog, Puri Menaya, de El rincón de la bruja de chocolate, comparte con nosotros aquí su comentario sobre Novela 35 lebensráumica.

Muchas gracias, Puri, y a todos los demás lectores (auditores).

Abrazos grandes,

PG

“Yo ya la he escuchado y me ha sabido a poco. Vamos, que hubiera seguido escuchando más. Os animo a que también la escuchéis y la compartáis. No voy a contaros mucho de ella, tenéis que escucharla. Nos presenta una comunidad de vecinos, con sus distintos personajes y sus circunstancias, y plantea el problema de ese pequeño espacio vital en el que se encuentran inmersos, que los ahoga. La solución para ampliar ese espacio, traspasa las barreras de lo cotidiano. Y cuando todo parece estar en su sitio, la familia feliz, ese espacio recién conquistado vuelve a desaparecer. Con su pelín de humor, con una buena caracterización de los personajes (ese toque de los vecinos filipinos por aquí y por allá), al final nos lleva de nuevo al principio.

No sé si es una novela corta o un cuento largo pero se sigue con placer.

Es además un buen regalo para las personas mayores, para aquellos que van perdiendo la visión o para ciegos. Yo espero llevársela a mi madre, que ya no lee, precisamente porque sus ojillos cada vez se cierran más.”

patricianasello

Querid@s amig@s:

Patricia Nasello, docta escritora argentina cuyos fabulosos microrrelatos podéis disfrutar pinchando aquí, me ha mandado el siguiente comentario referente a Novela 35 lebensráumica. Yo, desde luego, pienso pasar un estupendo fin de semana. Y espero que vosotros también. Patricia, el jamón te lo envío por mensajería urgente.

Un grandísimo abrazo,

PG

A través de esa elegancia ligera, desprovista para su bien de todo acartonamiento, que caracteriza a la voz que narra, Pablo Gonz hace suyo un tema delicado: nos recuerda, a través del humor, que somos muchos, demasiados, para el espacio disponible. En esta “Novela Lebensraúmica” —acertado título—, al mejor modo cervantino, el escritor primero provoca una sonrisa para luego descubrir el abismo. Descubre, destapa lo que con tanto cuidado habíamos escondido porque desde el comienzo de los tiempos elegimos ignorar. Somos muchos, demasiados, para no estorbarnos unos a otros, no mentirnos, no perjudicarnos. 

Descubierto, ya, lo escondido, el desarrollo de la trama no se propone calmar angustias u ofrecer soluciones varias, no, su objetivo es más sutil. La meta es confrontar al lector, empujarlo hacia un espejo que indique con claridad —que descubra, en la Lebensraúmica siempre estaremos retornando, de un modo u otro, a esta palabra—, su nivel de tolerancia para con los de su propia especie, su temple para vivir en un mundo que, aparentemente, le queda chico a él y a los suyos.

Me aventuro a ofrecer, con toda humildad, una respuesta a la interpelación con la que el mundo de la novela nos enfrenta. Quizá el sendero a recorrer resulte más amable si lo caminamos con la misma divertida, poética gracia con la que Pablo Gonz nos narra esta historia.

NOVELA 35 LEBENSRÁUMICA

18 junio, 2013

morgan y gonz6 (cp)

Estimad@s:

Quería compartir con vosotr@s esta fotografía que me hicieron bailando con el músico renacentista Álvaro Morgan en la fiesta que hicimos al terminar del grabar mi audiolibro “Novela 35, lebensráumica.”

Abrazos con harto swing,

PABLO GONZ

MIS INVITADOS/40

19 octubre, 2012

RESIGNACIÓN

–¿Dónde está mi pie? ¡Bah!

JUANA CUESTA

MIS INVITADOS/37

25 julio, 2012

Al autor de La Disparition

Puede que sea difícil escribir una novela en francés sin la letra “e”, pero ¿a ver cómo la firmas si te llamas Georges Perec?

PABLO GONZ

MIS INVITADOS/35

11 junio, 2012

INFORME por Juan Romagnoli

La nave de reconocimiento descendió, de noche y cerca de una gran ciudad, en aquél tercer planeta de un remoto sistema solar de la galaxia.

Desplegó sus sondas, puso a funcionar sus sistemas de detección y procedió a efectuar sus estudios de rutina. Tras breves instantes, sus evolucionados seres enviaron el informe:

«Último planeta investigado del sistema. Tamaño medio. Rocoso, con tres cuartas partes líquidas. Único con vida y de las más diversas (animales y vegetales tanto en ambiente gaseoso como líquido). Meteorología estable (inmejorable clima, condiciones atmosféricas y temperatura). Proliferación de construcciones artificiales (con fuentes de luz propia). Desarrollo incipiente de medios de comunicación.

Evolución hacia formas de vida inteligente: Negativo».

Fin del Informe.

MIS INVITADOS/33

4 mayo, 2012

MOMENTOS por Caro Fernández

El problema de soñar despierto es que después uno no sabe qué hacer mientras duerme.

MIS INVITADOS/32

2 abril, 2012

De la I Antología Triple C, Macedonia Ediciones (Buenos Aires, 2012).

LOS DE ARRIBA por Alberto Flecha

Hijo, la ropa sí, las botas, el capazo, el sombrero pero junto a la lumbre no pongas la escopeta. La madre ansiosa y él que asilencia la cocina. Un gesto sólo de barba y en los ojos lo de las alimañas; eso que dicen los de abajo que tiene el monte. Ahora va y se ahorma sobre el arma y la limpia. Ahora selecciona por números los cartuchos y los pone en hilera sobre el suelo. La madre sufriendo las sombras que reptan afilándose, temblorosas, hacia sus pies calzados de madera y que un día me matas, desgraciado. Él, silencio. Aquí, en la casa de arriba, nunca abundaron las palabras y ella que insiste que no lo aguanta, que deje eso. Y él por detrás de los ojos. El fuego crece, crecen las sombras. Los músculos se le tensan, pero ella que insiste y que insiste que no, que se aparte del fuego. Los ojos de él, la cocina, la casa, la noche. Después, ahí, cascando el silencio del monte van seguidas y muy juntas dos explosiones; una, otra. Y con eso pasa como siempre, que no lo oye nadie, ni siquiera los de ahí abajo, los que viven en el pueblo.

MIS INVITADOS/31

2 marzo, 2012

Extracto de Vida y destino de Vasili Grossman

«Entre millones de isbas rusas no hay ni habrá nunca dos exactamente iguales. Todo lo que vive es irrepetible. Es inconcebible que dos seres humanos, dos arbustos de rosas silvestres sean idénticos… La vida se extingue allí donde existe el empeño de borrar las diferencias y las particularidades por la vía de la violencia.»

MIS INVITADOS/30

8 febrero, 2012

Extracto de Acceso no autorizado por Belén Gopegui

«–¿Qué te parece más desolador: mirar a un crío y ver en sus rasgos y gestos al adulto vencido que será, o mirar a un adulto y ver en sus rasgos y gestos al niño que sigue siendo, desvalido, imprudente, fascinado?»

MIS INVITADOS/29

20 enero, 2012

«–¡Qué miran, ociosos! Yo no soy ni el primero ni el último que salta de un séptimo piso.»

NICANOR PARRA

MIS INVITADOS/26

16 noviembre, 2011

Robert Walser, citado por Enrique Vila-Matas en Bartleby y compañía

«Y si alguna vez una ola me levantase y me llevase hacia lo alto, allí donde impera la fuerza y el prestigio, haría pedazos las circunstancias que me han favorecido y me arrojaría yo mismo abajo, a las ínfimas e insignificantes tinieblas. Sólo en las regiones inferiores consigo respirar.»

MIS INVITADOS/23

14 septiembre, 2011

EL EL BESO BESO (ilustrado por Eeken Kusje)

MIS INVITADOS/22

26 agosto, 2011

CERDITO DE PORCELANA por Raúl Garcés

Con voraz apetito, observaba la sucursal bancaria.

MIS INVITADOS/21

5 agosto, 2011

DESAMORES por Miguel Ángel Molina (tomado de En 99 palabras)

Cualquier día explotará y cortará con esta mierda de vida. Ya no soporta más babas por la cara, no quiere seguir haciéndolo sin preservativo, y cada vez odia más ese nauseabundo olor a sudor, orines y perfume barato.

Tumbada en la cama, recibe las embestidas deseando terminar cuanto antes. En eso él también está de acuerdo así que en dos minutos todo ha acabado. Tras derramarse sobre ella, le dice con desprecio: «Puedes largarte, he tenido suficiente.»

Deseosa de perderle de vista cuanto antes, se malviste corriendo, pero antes de salir se vuelve y dice: «En diez minutos cenamos.»

MIS INVITADOS/20

22 julio, 2011

LA PATRIA por Manu Espada (tomado de Zoom)

El país está alborotado. Llega la gran final. García, que encabeza el equipo nacional, entra en el estadio mirando al cielo. En la grada, el público agita miles de banderas. Animaban como energúmenos cuando el capitán amputó las manos de su padre en esa misma línea de penalti. «¡García, no amas a tu patria! ¡Canta el himno, vamos!», le gritaba el militar. El capitán de la selección coloca el balón en la línea de pena máxima y se concentra. El público grita su nombre: «¡García, García…!». El militar le dio una patada en los testículos y sacó el revólver. Apuntó a la cabeza. El capitán dispara y el balón sale hacia la portería. Silencio. El disparo rebota y entra por la escuadra. El eco retumbó en el estadio. La grada, histérica, jalea al nuevo héroe nacional.

MIS INVITADOS/19

12 julio, 2011

MIGRACIÓN por Acuática

Lo inauguraron en verano y aunque el arquitecto, un apasionado ornitólogo, lo llamó «Aviario» todos en la ciudad lo conocían como el «Barrio Chino.» Sin embargo, ni su población era mayoritariamente asiática ni podían encontrarse productos orientales en sus calles. Su apodo se debía a los enormes techos de cuatro aguas y perfil curvo que coronaban las casas de la zona. Sus residentes, en un principio encantados con la majestuosidad y exotismo de las viviendas, comenzaron a preocuparse al percibir leves crujidos que ganaban en intensidad según se acercaba el frío. Muchos achacaron el problema a los fenómenos que provocaban los cambios de temperatura sobre la base de madera de los tejados, lo que explicaba también que sus esquinas se arqueasen cada vez más hacia el cielo.

Un día de noviembre, cuando nadie lo esperaba, las techumbres iniciaron un brusco aleteo con el que levantaron el vuelo en pocos segundos, perdiéndose rápidamente en el horizonte ante la atónita mirada de sus moradores. Los venidos esperan que regresen con la llegada de la primavera.